Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

11 razones por las que se han puesto de moda las máquinas de escribir

Se han vuelto a usar porque estimulan la creatividad y atraen a nuevos aficionados.

El coleccionista de máquinas de escribir Vinny Minchillo sostiene una de sus máquinas de colección

Cortesía de Vinny Minchillo

Vinny Minchillo a menudo presta sus máquinas para compartir su entusiasmo.

In English | Antes de que hubiera computadoras portátiles, tabletas, mensajes de texto y correo electrónico, las cartas se escribían en máquinas de escribir. No había corrector de ortografía ni tecla para borrar, tampoco se podía copiar y pegar.

Aunque casi todo el mundo adopta los últimos adelantos tecnológicos, todavía quedan algunos devotos a las antiguas máquinas de escribir. Otros, especialmente en la generación más joven, apenas están descubriendo su atractivo. El mercado para coleccionistas prospera y ya hay quienes han abandonado los aparatos digitales para hacer su trabajo creativo en una máquina de escribir.

Estas son 11 maneras en que las máquinas de escribir están de moda otra vez.

El actor Tom Hanks, visita una tienda de máquinas de escribir

Cortesía de Kirk Jackson

El actor Tom Hanks, coleccionista de máquinas de escribir, visitó a Kirk Jackson, dueño de la tienda Nashville Typewriter.

1. Tom Hanks es un gran aficionado

Hanks tiene una gran pasión por las máquinas de escribir. En un momento dado, confesó que su colección personal era de más de 250, el 90% de las cuales aún funcionaban. Hanks usa una máquina de escribir en vez de una computadora para casi toda su correspondencia: “Escribo a máquina casi todos los días. Generalmente se trata de recordatorios para alguien, de una pregunta, una nota de agradecimiento o de una verdadera respuesta”, dice. Comenta en broma que odia recibir notas de agradecimiento por correo electrónico y que las cartas mecanografiadas son mucho más significativas.

El actor, ganador en dos ocasiones del Óscar, escribió un libro de cuentos en el que había una máquina de escribir en cada cuento. Recientemente visitó Nashville Typewriter (en inglés) donde pasó tres horas con el dueño, Kirk Jackson. “Casi todo el tiempo estuvimos hablando intensamente sobre máquinas de escribir”, dice Jackson. “Tom compró dos: una Smith Corona Enterprise y una Underwood Four Bank, verdes las dos”.

Hanks le dijo a Jackson que en años recientes ha estado donando algunas de sus máquinas de escribir a tiendas familiares como ayuda para que empiecen su negocio. Y que siempre trata de inspirar a las personas que lo rodean a que prueben una máquina de escribir. “Si alguien dice: ‘Vaya, me gustaría tener una máquina de escribir para escribir cartas’, ahí estoy para ayudar. La máquina está en su escritorio antes de 48 horas, con una explicación mía de la máquina”, comentó Hanks durante su presentación en el documental del 2016, California Typewriter.

2. Otras personas creativas las usan

La exitosa escritora A.J. Banner declara: “Siempre escribo mi primer borrador en una máquina de escribir”. Esto incluye su próximo libro, In Another Light, que saldrá a la venta el 5 de octubre. Ella y su esposo tienen más de 100 máquinas completamente restauradas y utilizables, y hasta tienen su propio técnico de reparaciones.

Al cantautor John Mayer le gusta mecanografiar la letra de sus canciones al igual que a Eddie Vedder, líder de Pearl Jam. “Estás como a una distancia prudente donde puedes expresarte libremente sin tener que editarte al mismo tiempo”, dice Mayer en el documental California Typewriter. El escritor David McCullough, dos veces ganador del Premio Pulitzer, usa sus máquinas de escribir de la década de 1960 para sus originales.

3. Las máquinas de escribir fomentan la atención plena y la creatividad

Doug Nicol, director de California Typewriter, afirma que usar una máquina de escribir es una excelente manera de que la gente se concentre en la tarea de escribir sin distracciones innecesarias. “Cuando usamos una computadora, podemos empezar a escuchar música o ver qué hay en Twitter o en Facebook, todas esas distracciones que te llaman”, dice. “Lo bueno de las máquinas de escribir es que no hay nada más que tú, la máquina y lo que escribes”.

Paulette Perhach, cofundadora del grupo de escritura y atención plena A Very Important Meeting (en inglés), llama a las máquinas de escribir “máquinas antidistracciones”.

“Una máquina de escribir es una manera de dedicarse a un sonido, una opción, al simple sonido de teclear”, dice. “No hay timbres, ni ventanas emergentes, por eso no hay nada que interrumpa la sensación de flujo que a menudo acompaña la creatividad con atención plena”.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


4. Los coleccionistas de máquinas de escribir son una inspiración

Cuando uno tiene una sesión de Zoom con Vinny Minchillo, de 59 años, puede ver su colección personal de máquinas de escribir en el fondo. Ha suscitado mucha conversación y le ha dado al director creativo de Plano (Texas) la oportunidad de compartir su entusiasmo con los demás. “Tengo un par de máquinas muy raras aquí atrás”, dice. “Tengo una que llamamos ala de murciélago, es una Oliver 5. Parece un órgano en miniatura”.

Minchillo presta con gusto sus máquinas de escribir para que la gente las pruebe.

5. Están en Hollywood

En muchas películas y programas de televisión de hace años, las máquinas de escribir tienen un importante papel (Misery, Citizen Kane y The Shining vienen a la mente), pero también se pueden ver en producciones más recientes.

El documental California Typewriter presenta un taller de reparaciones de máquinas de escribir de Berkeley (California) y cómo las máquinas de escribir se están volviendo relevantes hoy en día.

La película del 2015 Trumbo, nominada para el Óscar, sobre un guionista de Hollywood en la década de 1940 al que ponen en la lista negra por ser comunista, no sería la misma sin las escenas de la estrella Bryan Cranston tecleando en su Underwood 5.

Y en Good Girls Revolt de Amazon Prime, serie en la que un grupo de mujeres de una sala de prensa de 1969 intentan que se les dé el mismo tratamiento que reciben sus colegas masculinos, las máquinas de escribir tienen un lugar destacado. “Es una excelente serie en la que hay máquinas de escribir en cada escena”, dice Banner.

6. Tienen fanáticos incondicionales

Máquina de escribir sobre una mesa

Cortesía de Kirk Jackson

Algunas personas dicen que son más creativas cuando usan una máquina de escribir.

Rock Harris, de 55 años, es dueño de la tienda de máquinas de escribir de Misuri Saint Louis Typers Union (en inglés) y organiza “tecleadas” locales. Aunque estas reuniones se suspendieron por la pandemia, hace poco Harris reunió a unos cuantos socios nuevos y se prepara para reiniciarlas. “La idea era que la gente viniera con sus propias máquinas o yo traía algunas. Y luego se ponían a teclear lo que querían”, explica Harris. “Por lo general, saco uno de los modelos más interesantes de mi colección y hablo un poquito sobre él”.

Richard Polt, autor de The Typewriter Revolution, libro en el que describe el resurgimiento de las máquinas de escribir en el siglo XXI, asistió recientemente a un evento en Athens (Ohio) donde las personas llevaron máquinas de escribir e intercambiaron anécdotas sobre sus colecciones. El grupo incluso encontró una manera de desahogarse de las tensiones de la pandemia cuando se juntaron para destruir una barata máquina de escribir de la nueva era.

“Simplemente le pegamos con bates de béisbol”, dice y afirma que los eventos habitualmente son pacíficos.

7. Pueden convertirse en accesorios vanguardistas

Lego fabrica una máquina de escribir de 2,079 piezas que cuesta $199.99 y que es difícil de mantener en existencias. Las máquinas de escribir también se han convertido en accesorios decorativos que adornan los estantes de los hogares de quienes buscan un toque de nostalgia.

Las teclas de máquinas de escribir antiguas han ganado popularidad en joyería. Se pueden comprar collares con la inicial del nombre. Tiendas como EvaGiftedHands en Etsy tienen a la venta estos collares, a partir de unos $35. En otras tiendas se venden artículos como gemelos o mancuernillas, anillos y brazaletes con teclas de máquina de escribir.

8. Las máquinas de escribir se usan para crear arte

Melanie Pappadis Faranello fundó un movimiento llamado Poetry on the Streets (en inglés): puso una máquina de escribir en Hartford (Connecticut) y animaba a los transeúntes a detenerse y escribir un poema. En el 2020, presentó los poemas en una galería.

El grupo Typewriter Rodeo de Austin es un colectivo de poetas por encargo que recorren el país. Los contratan en festivales de música, bodas y fiestas donde usan unas máquinas de escribir “muy geniales” para “escribir poemas ahí mismo sobre cualquier tema que nos den” según su sitio web. El artista del Reino Unido James Cook usa su colección de máquinas de escribir antiguas para crear ilustraciones que él llama “typictions” (en inglés). Recibe comisiones para crear desde portadas de álbumes hasta retratos de mascotas con una serie de teclas pulsadas. Y la Boston Typewriter Orchestra usa el golpeteo rítmico de las teclas de una máquina de escribir para hacer música.

9. Las máquinas de escribir tienen su propio día

El Día Nacional de la Máquina de Escribir es el 23 de junio y los aficionados encuentran formas creativas de difundir su admiración por las máquinas de escribir. Instagram se desborda con mensajes sobre #NationalTypewriterDay en los que dan detalles sobre sus máquinas favoritas. Este año, la ECL Society of Letter Writers publicó este tributo para celebrar: “Por generaciones, las máquinas de escribir han sido el soporte principal de poetas y han tenido un papel crucial en facilitar un gran cambio social. El antiguo aparato para escribir sigue siendo atemporal y llegó para quedarse no obstante las oleadas de tecnologías avanzadas. ¡Feliz Día Nacional de la Máquina de Escribir!”

10. Con ellas se pueden crear símbolos de amor

Keith Willard, dueño de Keith Willard Events, de Fort Lauderdale (Florida) ha contratado artistas en el local para que creen recuerdos de boda en máquinas de escribir. “Los invitados le dan al artista las tres palabras que mejor los describen. El artista entonces crea un poema de tres oraciones que contienen esas tres palabras, mecanografiadas en una antigua máquina de escribir en papel que lleva el logotipo de la pareja”, describe Willard.

En ocasión de su 20.º aniversario, Colleen Lanin, de 47 años, recibió de su esposo una máquina de escribir rosa. “Está a la vista en mi oficina en la casa, ahí puedo verla todos los días mientras escribo los artículos para mi blog TravelMamas.com en el teclado”, revela.

11. Las redes sociales las están redescubriendo

“Según mi experiencia, algo que definitivamente fomenta el interés son las redes sociales”, dice Kirk Jackson. “Puedo decir que de cinco años a la fecha, el interés en las máquinas de escribir se ha duplicado, si no es que triplicado, y hasta el número de personas interesadas en aprender a arreglarlas y limpiarlas ha aumentado en gran medida”.

En grupos de Facebook como Antique Typewriters Collection, los integrantes comparten fotos de sus colecciones e intercambian información sobre las máquinas de escribir. Además, en Instagram existen cuentas centradas en singularidades de máquinas de escribir, como @typewrittenrecipes, que publica recetas de la década de los 50 mecanografiadas en su máquina de escribir.

Nicole Pajer es una colaboradora que cubre temas de salud, cultura y entretenimiento. También ha escrito para The New York Times, Parade, Woman's Day y Wired.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.