Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Los incendios forestales y la calidad del aire interior: lo que debes saber

El humo y otras impurezas pueden contaminar el aire dentro de tu hogar.


spinner image Aire amarillo ahumado en la ciudad de Nueva York debido a los incendios forestales de Canadá
El humo de los incendios forestales canadienses ha cubierto a Manhattan y también está llegando a espacios interiores.
BanksPhotos/Getty Images

 

A medida que el humo de los incendios forestales canadienses envuelve las áreas en el exterior, el aire que respiras dentro de tu hogar también puede verse afectado.

Pero hay muchas maneras de evitar que el humo se acumule y mejorar la calidad general del aire interior. 

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Construye un purificador de aire tú mismo

Hay varias maneras de hacer tu propio purificador de aire. Para estos diseños, necesitarás uno o más filtros de aire en coordinación con un ventilador de caja, y normalmente funcionan mejor en una habitación pequeña, como un dormitorio. La Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. tiene instrucciones y enlaces a tutoriales en video (en inglés) para ayudarte a construir tu propio purificador. Si haces un purificador tú mismo, la EPA recomienda estos consejos de seguridad:

  • Usa un modelo nuevo de ventilador de caja con funciones de seguridad.
  • No dejes el ventilador desatendido mientras esté encendido y vigila a los niños que se encuentren cerca.
  • No uses un cable de extensión y asegúrate de que los detectores de humo de tu hogar funcionen.
  • Ten filtros adicionales a mano para cambiarlos cuando se ensucien.

Para evitar que el humo de los incendios forestales ingrese en espacios interiores, la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. sugiere tomar estas medidas:

  • Mantén las puertas y ventanas cerradas. La Asociación Americana del Pulmón dice que colocar toallas húmedas en la parte inferior de las ventanas y las puertas puede ayudar a evitar que ingrese el humo.
  • Activa el modo de recirculación en el sistema de climatización o cierra el regulador de admisión de aire exterior.
  • Evita usar un enfriador por evaporación o un ventilador para toda la casa que extraigan aire de afuera.
  • Usa un purificador de aire portátil con un filtro de aire de alta eficiencia para partículas (HEPA) o con un alto valor de reporte de eficiencia mínima (MERV), que mide la capacidad de un filtro para absorber partículas más grandes. Un filtro con el valor más alto de MERV compatible con tu sistema de climatización resultará en aire más limpio.
  • Si no tienes acceso a un purificador de aire portátil, puedes hacer uno tú mismo (ver el recuadro a continuación).

Este evento de incendios forestales debería hacer que las personas piensen si la calidad del aire interior en su hogar se ha visto afectada, en particular si son mayores o tienen problemas de salud, dice Delphine Farmer, profesora de Química en la Universidad Estatal de Colorado en Fort Collins. Ella recomienda usar un purificador de aire portátil en la habitación en la que pasas más tiempo y usar una mascarilla estilo N95 si planeas hacer ejercicio en el interior.

“Cuando el aire exterior es realmente malo, el aire interior suele ser mejor”, dice. “Pero cuando se trata de un evento de contaminación tan extrema... el aire interior se verá muy afectado por el exterior”.

Los incendios forestales y otros contaminantes son un problema

El humo de los incendios forestales no es lo único que puede afectar la calidad del aire interior. Fumar, freír o asar alimentos, quemar velas o incienso y usar una aspiradora que no tenga un filtro HEPA puede tener un impacto negativo. Los contaminantes comunes del hogar, como el asbesto, el radón, el moho y los productos químicos domésticos, también pueden contaminar el aire interior.

A decir verdad, la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) calcula que la contaminación del aire de los espacios cerrados podría ser de dos a cinco veces (en inglés) superior que la del aire exterior.

En general, estrategias como una buena ventilación y ciertas soluciones económicas como los purificadores de aire y los filtros pueden ser de gran utilidad. Si bien las plantas verdes pueden lucir bien, los expertos señalan que no afectan demasiado la calidad del aire del hogar.

Estas son algunas maneras de mejorar el aire en tu hogar durante un evento de incendios forestales y durante todo el año.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Aumentar la ventilación

La mayoría de las personas no piensan en la calidad del aire interior a menos que tengan síntomas, como por ejemplo dolor de cabeza, alergias acentuadas, aumento del asma, fatiga, tos, sequedad de ojos y erupciones cutáneas.

“Sabemos que las partículas (aerosoles o pequeños sólidos o líquidos suspendidos en el aire, como polvo, humo, esmog o aceite de cocina) tienen efectos perjudiciales para la salud que oscilan entre enfermedades respiratorias pulmonares y problemas cardiovasculares”, indica Farmer.

Si bien un buen monitor de aire interior puede indicar el nivel de partículas que hay en tu casa (aunque debes desconfiar de los que afirman poder detectar todo), también puedes usar la nariz, sugiere Farmer.

“Si hay humo en el área o si vives cerca de una carretera con mucho tráfico, por lo general puedes oler o ver que la calidad del aire no es buena”, explica.

Hay soluciones económicas que pueden lograr grandes cambios, según Jamie Gold, consultora de diseño para el bienestar en San Diego y autora de Wellness by Design. Puedes comenzar por abrir una ventana (a menos que haya humo de incendios forestales en la zona), una estrategia recomendada por la EPA para aumentar la circulación del aire.

“Lo ideal es tener el espacio lo mejor ventilado posible y que entre mucho aire exterior”, dice Gold.

Utiliza también los ventiladores de baño o de cocina que estén bien instalados. Sin una ventilación adecuada de la cocina al exterior, la casa se puede llenar de grasa, olores de comida y humo, agrega.

“La falta de ventilación en el baño puede producir a formación de moho y hongos”, explica Gold. “Usa ventiladores que funcionen bien y cámbialos si ya no funcionan”.

See more Salud y bienestar offers >
spinner image Una mujer sentada en un escritorio junto a un filtro de aire
Los purificadores mejoraron la calidad del aire del hogar de Kathy Przywara, que tiene asma.
Cortesía de Kathy Przywara

Usa filtros y purificadores de aire

Usa filtros de aire eficientes en el sistema de climatización de tu hogar y cámbialos cada seis a doce meses para mejorar la calidad del aire. Trata de encontrar filtros (HEPA), pero evita los que usan luz ultravioleta porque pueden producir ozono, un peligroso contaminante del aire, advierte Farmer. Lo mismo sucede con los filtros con ionizadores o productores de radicales hidroxilo.

“No cumplen ninguna función que no cumpla el filtro HEPA común y además pueden introducir moléculas tóxicas en los ambientes interiores”, explica.

Los purificadores de aire portátiles (en inglés) pueden filtrar los contaminantes de una sala y, cuando se usan con los mejores métodos que recomiendan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, pueden ser parte de un plan general de protección contra los gérmenes, las bacterias y el virus que causa la COVID-19, según la EPA. Farmer explica que los purificadores extraen el aire a través de un filtro HEPA, e incluso los modelos más económicos eliminan eficazmente los aerosoles.

Kathy Przywara tiene 58 años y toma medicamentos a diario para el asma, y vivir en Mountain View, California, que es una zona de incendios forestales, presenta dificultades. Ella usa purificadores de aire con frecuencia.

“Cuando hay incendios activos y el humo sopla hacia el valle, aumentan los síntomas de asma”, señala Przywara, presidenta comunitaria de la Asthma and Allergy Foundation of America.

“También puedes simplemente comprar un ventilador de caja y pegarle un filtro con cinta adhesiva, lo que ofrece muy buenos resultados”, agrega Farmer.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

spinner image David y Daniela
David y Daniela Naidu hicieron una prueba de detección de radón y el resultado indicó la presencia de un alto nivel del gas en su apartamento.
Cortesía de la familia Naidu

6 hábitos que mejoran la calidad del aire interior

  1. Limpia las rejillas de ventilación de la cocina con frecuencia para que funcionen bien.
  2. Enciende los ventiladores de techo.
  3. Usa filtros HEPA en el sistema de climatización (HVAC) y cámbialos cada seis a doce meses.
  4. Limpia las superficies del baño después de la ducha.
  5. Quítate los zapatos y las botas al llegar para reducir la cantidad de sustancias químicas y partículas que ingresan a la casa.
  6. Limpia la humedad de las ventanas y los alféizares.

Si vives en una zona donde el aire exterior está muy contaminado, por ejemplo, por el humo de incendios forestales, Farmer recomienda que intentes conseguir un mejor filtro para el sistema de climatización. Compra un filtro con el valor de MERV más alto que pueda usar tu sistema de climatización.

Prevención de moho y hongos

Reducir la humedad relativa del hogar es fundamental para prevenir el crecimiento de moho, bacterias y virus, afirma Doug Hoffman, de 74 años, director ejecutivo de la National Organization of Remediators and Mold Inspectors (NORMI), una organización sin fines de lucro de Abita Springs, Luisiana. NORMI ofrece información al público y capacita a los profesionales sobre la identificación y eliminación del moho tóxico.

“Por lo general, el moho, las bacterias y los virus proliferan en ambientes en los que la humedad relativa es superior al 60% o inferior al 40%, así que debes mantenerte dentro de ese margen”, explica Hoffman, quien recomienda usar ventiladores, pasar la aspiradora con frecuencia y asegurar que entre aire del exterior a la casa.

Para hacer un análisis exhaustivo de la humedad de tu hogar, un profesional puede realizar pruebas con hisopos o aerosoles, recuentos de partículas y mediciones de humedad relativa y temperatura para crear un perfil de la calidad del aire interior (IAQ).

Según Hoffman, si se encuentran problemas se puede utilizar este resultado para adaptar una solución específica para el hogar. Para una casa o un condominio de 1,500 a 1,700 pies cuadrados, un análisis completo probablemente cueste entre $600 y $1,200.

Para solucionar problemas de moho, en general los expertos desinfectan a fin de reducir la cantidad de microbios. Para eso puede ser necesario vaporizar y limpiar el área o usar tecnología de purificación del aire. En los casos graves puede ser necesario descontaminar, es decir, eliminar los materiales afectados.

Control del nivel de radón

El radón representa otro riesgo para la calidad del aire interior. Este gas natural radioactivo se encuentra en casi todos los tipos de suelo y puede ascender a través del piso hasta el hogar por los cimientos. La presencia de altas cantidades de radón constituye la segunda causa principal de cáncer de pulmón (en español), advierte Gold.

“Es invisible, no tiene olor y está presente en el nivel inferior de muchos hogares”, indica. “Tal vez haya más personas en el hogar en este momento, estudiantes universitarios que regresaron de la facultad o un familiar mayor, o tal vez estés utilizando el sótano para trabajar desde casa”.

Los detectores de radón son económicos y se pueden comprar en internet o en la ferretería local. Las empresas de servicios profesionales de mitigación de radón, que suelen ser más exactos, también pueden examinar si hay radón en el hogar.

En Boulder, Colorado, David Naidu, de 57 años, y su esposa Daniela, de 54, aprovecharon el kit gratuito de prueba de detección de radón de que proporciona la ciudad y registraron los valores durante varios días.

“Descubrimos que el nivel de radón de nuestro apartamento era alto, por lo que el arrendador accedió a contratar una empresa de reducción de este gas”, señala Naidu.

Para disminuir el nivel de radón, la empresa aumentó la ventilación de gas debajo del piso de concreto del hogar de Naidu y lo extrajo del apartamento a través de un agujero que perforaron en la pared. La pareja se siente aliviada de que se haya resuelto el problema, en particular porque también se encuentran en una zona de incendios forestales.

Nota del editor: esta historia publicada originalmente el 10 de noviembre de 2020, ha sido actualizada con información reciente.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.