Skip to content
 

¿Sabes qué hacer con la casa que heredaste?

Los pasos para asegurar que el regalo sea un beneficio, no un pozo sin fondo.

Ilustración de una casa de dos pisos.

Getty Images

Vender rápidamente la casa de tu familia puede ser una decisión difícil pero sensata, según expertos.

In English | Si heredar una casa es un regalo que recibes con gusto o cierta aprehensión, se puede decir que este tipo de herencia es bastante diferente de recibir unos cuantos ceros más en tu cuenta bancaria o un juego completo de porcelana fina. Estas son las medidas que recomiendan los expertos para que tu experiencia sea positiva.

No apagues la luz

Una de las primeras cosas que hay que hacer es actualizar la póliza de seguro para propietarios, que puede caducar si la casa está desocupada. Comunícate con la compañía de seguros para garantizar que la cobertura continúe, o haz los cambios necesarios.

Luego, busca todas las cuentas de servicios públicos. Cancela los que no necesites, y asegúrate de pagar las facturas todos los meses para los que sí hacen falta. No importa lo que estés planeando hacer con la casa —o hasta que lo decidas— probablemente no quieras cortar la luz o quedarte sin calefacción o agua corriente. Es posible que también tengas que hacer arreglos para que alguien se encargue del jardín.

También debes asegurarte de estar al día con los pagos del impuesto a la propiedad y la hipoteca.

Encárgate de las tareas domésticas

Uno de los mayores obstáculos a los que se enfrentan muchos herederos —ya sea que se inclinen por vender, alquilar o vivir en la casa— es qué hacer con todas las cosas que hay allí.  

Si son hermanos los herederos, Pat Simasko, un abogado de planificación patrimonial de Simasko Law en Mount Clemens, Michigan, recomienda reunirse en la casa y usar un enfoque de cadena, para que cada hermano o hermana se turne y elijan los artículos que quieran. (Y recomienda también que no se involucre la familia política). Luego es el turno de los nietos y cualquier otro pariente que se quiera incluir. El resto se puede vender en una venta de inmuebles o donarse a una organización de beneficencia.

Aplazar lo que puede ser la dolorosa tarea de revisar las pertenencias de los padres hace que muchas casas heredadas queden suspendidas en el tiempo, a veces durante años. Pero no tomar los pasos necesarios puede costarte, tanto financiera (mantener una casa nunca es barato) como emocionalmente. "Ocúpate", aconseja Simasko. "No te tomes demasiado tiempo".

Haz un plan para quedarte con ella o ponerla a la venta

De la misma manera, no aplaces la decisión de mudarte a la casa, alquilarla o venderla. Si no estás seguro de qué hacer, debes considerar todos los puntos para cada opción.

Mudarte: 

  • Espera que los impuestos sobre la propiedad aumenten, tal vez significativamente. La casa se revaluará al valor de mercado actual. 
  • Haz una inspección para saber qué mantenimiento se necesita y si hay problemas de seguridad que debas abordar, y averigua cuánto costarían las reparaciones.
  • Otra cosa que debes tener en cuenta: Si los herederos son hermanos y copropietarios —por ejemplo, a través de una escritura de renuncia que los convierta en copropietarios instantáneos al fallecer el propietario original— tendrán que ponerse de acuerdo sobre qué hacer con la casa. Si uno de los nuevos propietarios no quiere venderla, los demás no tienen otro recurso que el judicial.
  • Si heredaste la casa con tus hermanos y quieres vivir en ella solo, debes compensarlos. Una opción es que les pagues alquiler. O puede comprarles su parte, tal vez hipotecando o refinanciando la propiedad, o haciendo que la casa sea parte de su parte de un patrimonio total más grande.

Alquilarla:

  • Dependiendo de la ubicación y condición de la casa, alquilarla puede ser una fuente de ingresos. Pero ten cuidado, advierte Simasko. "Muchas veces, las familias dicen ¡vamos a alquilarla!, pero nunca habían estado involucrados en eso y se convierte en una pesadilla", reconoce. "Si metes a la persona equivocada, estarás lidiando con un daño o desalojo, y puede que no sea la mejor decisión de negocios".

  • Para reducir las molestias y los errores potencialmente costosos, considera la posibilidad de contratar a un profesional en gestión de propiedades para que se encargue del mercadeo, el alquiler y la administración.

  • Asegúrate de que se haga una inspección, se corrijan los problemas de seguridad y se contrate una póliza de seguros para arrendadores. "Cuando se alquila, hay mucha responsabilidad de la que mucha gente no se da cuenta", explica Lukas Krause, director ejecutivo de Real Property Management, en Salt Lake City.

  • También querrás investigar las ordenanzas de la ciudad o las reglas de la asociación de propietarios sobre el alquiler.

  • ¿Estás pensando en que la propiedad sea un alquiler de vacaciones? "Te conviertes en una especie de gerente de hotel, lo que se puede volver un trabajo a tiempo completo", advierte Krause, y añade que los costos de administración y mantenimiento también pueden subir mucho en este escenario.

Venderla:

  • No pagarás impuesto de plusvalía por cualquier aumento en el valor de la casa durante la vida del propietario fallecido, solo por cualquier aumento en el valor entre el momento de la herencia y el momento de la venta.
  • Si no vives en el área donde se encuentra la casa, sería mejor que más de un agente de bienes raíces venga para una consulta sobre un posible precio de venta y plan de mercadeo.
  • Asegúrate de preguntarle su opinión al agente de bienes raíces sobre invertir en renovaciones o venderla tal cual esté. "Por supuesto, las mejoras pueden ser beneficiosas —al fin y al cabo, la mayoría de los compradores no quieren mudarse y tener que renovar—, pero es costoso y no siempre imperativo", opina Erika Barrett, agente de bienes raíces de Keller Williams Domain en Birmingham, Michigan.
  • Como con cualquier venta, pero especialmente para una casa que no se ha mantenido en los últimos años, las mejoras pequeñas pueden llegar lejos. Y no tienes que hacerlo todo tú. Contrata a un pintor para dar una mano en tonos neutrales o a un paisajista profesional para mejorar el atractivo del jardín y la entrada. Y no olvides, recuerda Barrett, que la simple "organización y limpieza hasta que todo brille son las dos cosas más importantes que puedes hacer para vender una casa sin gastar mucho dinero".

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.