Skip to content

AARP reafirma su compromiso de ayudar a aquellos con demencia al hacer importante inversión. Entérate.

 

 

Consejos para mudarse a un hogar más pequeño

Conoce qué llevar contigo y qué desechar.

Papelera de reciclaje en una bicicleta

Foto: Ocean/Corbis

Reciclar y organizar — Qué mantener y de qué deshacerse. Reciclar y organizar — Qué mantener y de qué deshacerse.

A medida que uno se va haciendo mayor, cambian el estilo de vida y las prioridades. Una mudanza es el momento ideal para evaluar las necesidades actuales, especialmente si te mudas a un hogar más pequeño. A la mayoría, sin embargo, le resulta difícil deshacerse de muchas de las cosas que le han acompañado durante años y que con frecuencia están cargadas de recuerdos. Pero recuerda que las cosas son solamente "cosas" y si ya no te resultan útiles o funcionales, estarán simplemente contribuyendo a que te sientas agobiado en un hogar pequeño y a que te sea más difícil mantenerlo ordenado.

Qué guardar, qué desechar

Antes de pensar siquiera en comprar cajas y empezar a empacar, mi recomendación es que dediques un día a cada cuarto para determinar lo que llevarás a tu nuevo hogar. Para hacer ésta selección, decide cuál será tu regla de oro y manténte firme. Por ejemplo, todo lo que tengas guardado "por si acaso" o todo lo que no hayas usado en los últimos cinco años (incluyendo lo que tengas en el desván, el ático o el garaje), lo más probable es que no vuelvas a necesitarlo. Haz tres montones: uno con lo que vayas a tirar, otro con lo que vayas a donar y otro con lo que quieras vender. Si sabes que te va a costar tomar una decisión, haz la selección con la ayuda de un familiar o de un amigo lo más “práctico” posible.

  • Para todo aquello que vayas a botar, consulta con las normas de la ciudad en la que vives para ver dónde y cuándo puedes deshacerte de basura voluminosa, como muebles, colchones, electrodomésticos y otros. Si necesitas información adicional, contácta el Programa de Desechos Sólidos de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, llamando al 1-860-424-3366 .

Una vez que hayas decidido lo que quieres donar (incluyendo un auto que quizá tengas en el garaje y que ya no uses), una buena opción es contactar con las oficinas locales del Salvation Army para que vengan a recogerlo. No te costará nada y podrás deducir la donación de tus impuestos. Llama al 1-800-728-7825  para hacer una cita. Otra organización con buena reputación es Big Brother Big Sister (visita https://www.bbbsfoundation.org/ para obtener más información).

  • Para todo aquello que quieras vender, mi recomendación es que pongas un anuncio gratuito en Craigslist, y así acceder a compradores potenciales en tu misma comunidad. Para la ropa u objetos del hogar, la mejor opción son las tiendas locales de consignación o de segunda mano. En este sitio web podrás hacer una búsqueda indicando tu código postal: Thethriftshopper.com.

Mide los muebles antes de mudarte

Es fundamental medir todos los muebles que estés considerando llevar a tu nuevo hogar, con el fin de cerciorate que cabrán sin problema (tanto en los respectivos cuartos... ¡como a través de las puertas y pasillos!). En cuanto tengas las llaves de tu nuevo hogar, llévate las medidas y marca en el piso —con una cinta de pintor o simplemente con papel de periódico— la silueta de esos muebles. Así estarás seguro de que lo que te lleves podrá caber sin problema, ya que lo último que quieres es pagar por llevar un mueble a tu casa que luego no te sirva. Otra buena idea es usar alguno de los sitios web que te permiten crear un plano del piso y situar virtualmente los muebles y accesorios para determinar la ubicación ideal antes de mudarte. Aquí tienes cuatro páginas muy consultadas y gratuitas.

Cómo empacar y ahorrar en el embalaje

  • Recuerda utilizar cajas de distintos tamaños y pon los objetos más pesados en el fondo de la caja. Utiliza las cajas más grandes para los objetos más ligeros (como la ropa de cama, almohadas, cojines y otros) y las más pequeñas para lo más pesado, como los libros.
  • Asegúrate de que cada caja esté completamente llena para que no se mueva nada durante el transporte. Para rellenar huecos usa ropa, toallas pequeñas o incluso papel de periódico.
  • Indica claramente en cada caja el contenido y a qué cuarto corresponde. Una buena idea es asignar a cada cuarto un color y pegar etiquetas de ese color en las cajas. Pon las etiquetas en los cuatro costados de cada caja para verlas fácilmente aún cuando las cajas estén apiladas una encima de otra.
  • Pon juntos los objetos delicados que podrían romperse, como platos, vasos, copas y otros, envolviendo cada uno individualmente en papel de embalar.
  • Al llegar a tu nueva casa pon primero los muebles grandes (sofá, estantes, mesas y otros.) en los sitios que les hayas asignado. Pon a continuación en cada cuarto las cajas que correspondan a ese espacio.
  • El material de embalaje como cajas, cinta adhesiva y papel de embalar puede acabar costando más de lo que te imaginas, así que merece la pena comparar opciones y precios. Son varias las compañías que ofrecen buenos precios, envíos gratis y la posibilidad de que te reembolsen el dinero de los materiales que no utilices. Compáralas antes de contratar una.

Tres artículos que ayudan a maximizar espacios

Cuando te mudas a un hogar más pequeño, es fundamental escoger cuidadosamente productos que te permitan sacar el máximo partido a cada rincón. Aquí tienes tres de mis favoritos:

1. Perchas o colgadores inteligentes

Añade a tu clóset unas cuantas perchas lo más finas posible que incluyan un gancho para colgar de la misma percha accesorios como cinturones, pañuelos o corbatas.

2. Bolsas de espacio

Las encontrarás en diferentes formas y tamaños y están diseñadas para reducir en más de la mitad el volumen de lo que pongas en su interior. Funcionan extrayendo el aire que queda atrapado en la bolsa usando una aspiradora. Resultan ideales para guardar la ropa de fuera de temporada, como abrigos, mantas, edredones y más.

3. Cajas transparentes 

Cuando se cuenta con poco espacio y tienes que recurrir a almacenar cosas en cajas, es fundamental poder identificar con un rápido vistazo lo que contengan en su interior. La mejor solución que recomiendo es usar las cajas de plástico transparentes de distintos tamaños.

Recuerda, por último, cambiar lo antes posible tu dirección postal para recibir el correo en tu nuevo hogar. Si no tienes tiempo de hacer cola en la oficina de correos, puedes hacer este trámite en línea pagando $1.

Con un poco de imaginación y un tanto de organización, verás cómo disfrutas vivir en un hogar más pequeño con menos gastos y menos trabajo.

Cristina Mella es una experta en decoración y estilo de vida, que escribe columnas especializadas en el hogar en su sitio web cristinamella.com.

También te puede interesar:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO