Skip to content

Vota: temas críticos como Medicare y el Seguro Social están en juego

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Ednita Nazario: ‘Estoy al servicio de la música’

La cantante boricua publica sus memorias y un nuevo disco.

Retrato de la cantante boricua Ednita Nazario a sus 62 años

Omar Cruz

Retrato de la cantante boricua Ednita Nazario a sus 62 años. Una vida dedicada a la música.

El año pasado, la cantante puertorriqueña Ednita Nazario recibió de la Academia Latina de la Grabación el prestigioso Premio a la Excelencia Musical por los innumerables logros de su carrera. Ahora, a los 62 años, la diva ponceña parece encontrarse en un momento de introspección. Por eso, su nuevo disco de estudio, Una vida, es acompañado por una autobiografía del mismo nombre. Un libro breve, fascinante y sorprendentemente poético. AARP en español habló con la cantante sobre su rica vida familiar, su primera desilusión amorosa, y la fuerza del destino.

Me quedé fascinado con su libro. No pude dejar de pensar, ¿es difícil repasar una vida?

Sí, es difícil. A mí no me gusta mirar hacia atrás. Soy una persona muy presente; me gusta lo que tengo ahora y lo que miro adelante. Me siento orgullosa de los logros, pero no soy muy revisionista. Este libro me puso en esa situación, de tener que mirar hacia atrás y acordarme de cosas maravillosas que no las tenía ni en el radar. De la misma manera, tuve que revisitar momentos muy difíciles de mi vida. Nunca es fácil mirar hacia atrás. Pero la sensación final de escribir el libro fue buena, porque descubrí cosas de mí misma: que no he perdido la pasión por la música; que soy más fuerte de lo que pensaba, pero también vulnerable; que he tenido una vida plena, muy plena.

En los capítulos dedicados a su infancia, encontré un cuadro familiar sano, marcado por la nobleza y la falta de neurosis o envidias. ¿Fue importante esto para su desarrollo como persona?

Absolutamente. No sería la persona que soy, ni hubiese llegado donde llegué si no fuera por esas bases. Viví mi infancia rodeada de amor y estabilidad. Mi familia ha sido siempre una parte importantísima de mi vida, mis cómplices en todo esto. Es sobre esas bases que uno construye. Algunos no las tenemos y es preciso inventarlas o construirlas uno mismo. En mi caso, debo decir que soy afortunada, por mis padres, mi abuela, los vecinos, mi madrina. No fue un ambiente de dinero, pero de amor; ese es el tesoro más grande.

Una Vida, libro de memorias de Ednita Nazario

Cortesía de Penguin Random House Company

Portada del libro, 'Una vida Ednita Nazario'

Fue extraordinario su descubrimiento por un promotor de conciertos a los 6 años, cantando en un parque de Ponce. ¿El destino existe?

Tiene que haber sido el destino, porque las cosas se fueron dando y yo no hice nada para buscarlas. Se creó una cadena de eventos que poco a poco fue direccionándome hacia el camino que sigo recorriendo hoy. Y nunca tomé la decisión como tal, excepto cuando tenía 16 y les pedí a mis padres que nos mudáramos de Ponce a San Juan. Creo que la música me descubrió a mí. Y aunque los planetas no se hubieran alineado y esta no fuera mi profesión, creo que igual cantaría, porque me fascina tanto. Una vez les dije a mis padres, “Yo creo que si no fuera cantante, no hubiera nacido, porque vine a este mundo para eso”. Tengo hoy la misma ilusión, el mismo entusiasmo que el primer día

En el libro relata una historia de amor muy triste con su primer novio, un dominicano llamado Jacky, que termina porque él no aceptaba su carrera como cantante, algo muy de esa época. ¿Acaso somos esclavos del momento histórico en el que vivimos?

Entiendo que sí, nuestro entorno en el aquí y ahora influye totalmente, más allá de que tengamos la capacidad de volar con nuestras mentes a otros lados. Hay circunstancias de nuestra crianza, de la cultura prevalente, que influyen a la hora de tomar decisiones. Hoy no es tan inusual ver a una persona de 16 años en esta carrera; se sabe que es una vida como cualquier otra. Jacky venía de una familia controladora en un país conservador. De hecho, posteriormente lo hablamos infinidad de veces. Tampoco teníamos la madurez emocional necesaria. Él me quería para él, y eventualmente me di cuenta de que quería a una versión de mí, no me quería a mí como yo era.

Algo que admiro mucho es que en ningún momento lanzó un disco posando en bikini en la portada, o dentro de una tina, cubierta con pompas de jabón [risas]. Su arma poderosa ha sido siempre la misma, su cantar.

Es que siempre pensé que ese no era el foco de lo que yo hago. No soy ‘ednitocéntrica’ [risas]. Estoy al servicio de la música. Soy el vehículo a través del cual puedo contar historias con mis canciones. Por eso me esfuerzo, doy el alma, pero siempre con la conciencia de que no se trata de mí. Eso no hace un buen casamiento con el exhibicionismo. Soy una mujer, claro; tengo la misma coquetería que tienen todas las mujeres. Pero soy más conservadora en ese sentido. Creo que esos paisajes son para compartir solamente con las personas de tu intimidad.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO