Skip to content
 

10 lecciones aprendidas de la amistad de casi 30 años entre Tina Fey y Amy Poehler

​Además, cómo verlas durante la transmisión en vivo de una conversación con AARP el 24 de marzo.

Tina Fey (izquierda) y Amy Poehler.

Heidi Gutman/NBCUniversal/NBCU Photo Bank/NBCUniversal via Getty Images

Tina Fey (izquierda) y Amy Poehler.

In English

Tina Fey y Amy Poehler han sido comediantes famosas y amigas íntimas durante décadas, desde sus años iniciales en comedias improvisadas en Chicago hasta Saturday Night Live, sus éxitos en el cine y la televisión, y sus intervenciones memorables como presentadoras de ceremonias de premiación. Como coprotagonistas, han sido divertidísimas; como amigas, son un modelo inspirador por la manera en la que se han mantenido unidas y apoyado mutuamente con los desafíos profesionales y la crianza familiar.

Fey y Poehler aparecerán en vivo junto a Jo Ann Jenkins, directora ejecutiva de AARP, el 24 de marzo, como parte del festival virtual de tres días de nuestra organización, AARP Celebrates You, para hablar sobre su vida como amigas (más información sobre cómo unirte al evento gratis aquí - enlace en inglés).

A continuación, compartimos las 10 lecciones principales que hemos aprendido de este par de amigas divertidísimas y excepcionales. 


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


1. Estén dispuestas a trabajar juntas, pues puede dar muy buenos resultados

Fey y Poehler se conocieron hace casi 30 años, en 1993. En esa época, las dos se estaban iniciando en el submundo de la comedia de improvisación de Chicago. Llegó un día trascendental en el que a Charna Halpern, un personaje central del mundo de la improvisación, le pareció que deberían conocerse y las presentó. Según aparece en el libro de Poehler, Yes Please, Halpern le dijo que había otra improvisadora cómica nueva, cuyo nombre era Tina, quien “era como yo pero de cabello castaño”. La conexión fue instantánea, y empezaron a presentarse juntas en ImprovOlympic de Chicago. Uno de sus primeros números se trataba de dos mujeres policías, cuyos nombres eran Powderkeg (Barril de pólvora) y Shortfuse (Malgeniada). Pronto, a ambas las aceptarían para trabajar en Second City, el legendario club de comedia de improvisación.

 

Jueves, 24 de marzo
6:30 a 7:40 p.m., hora del este​

Tina and Amy: Together Again

Con la participación de
Tina Fey y Amy Poehler

Tal vez te gustaría tener a una amiga como Tina Fey o Amy Poehler. Las dos cómicas han sido grandes comediantes y amigas íntimas durante décadas, a lo largo de sus años juntas en Saturday Night Live, sus triunfos en el cine y la televisión, y sus intervenciones memorables como presentadoras de programas de premios. Ellas pueden corroborar la fortaleza y el valor que nos brindan los buenos amigos, quienes alimentan nuestra alma y nos acompañan a lo largo de los altibajos de la vida, los buenos y los malos tiempos. Jo Ann Jenkins, directora ejecutiva de AARP, presentará lo que promete ser una conversación encantadora y reveladora con estas mejores amigas.

¡INSCRÍBETE HOY MISMO!

2. Busquen maneras de reconectarse, incluso después de pasar años sin verse

Durante los próximos años, las trayectorias de ambas tomaron rumbos diferentes y luego se conectaron de nuevo, a medida que ellas seguían trabajando duro para destacarse en el mundo de la comedia de escenas breves, dominado por los hombres. En 1996, Poehler se mudó a Nueva York con su compañía de comedia de improvisación, Upright Citizens Brigade. Un año después, Fey se le unió en Nueva York cuando Lorne Michaels la contrató como guionista de Saturday Night Live (SNL). En su tiempo libre, las dos se las arreglaban para presentarse juntas en escenarios. Era el mejor tipo de trabajo: el que no se siente como trabajo.

3. Venzan juntas los grandes retos

A la larga, en el 2001, Poehler se unió a Fey en SNL. Fey, según su autobiografía, Bossypants, se sintió muy contenta. “A pesar de que todo iba muy bien para mí en el programa”, escribió, “con Amy ahí, me sentí menos sola”. Se sabía que para las mujeres era difícil formar parte de SNL; no obstante, juntas Fey y Poehler llegarían a ser imparables.

4. Continúen su confianza mutua para las grandes metas

A medida que ellas se volvieron más famosas en SNL a principios de la década del 2000, les surgieron nuevas oportunidades. Una de las primeras —y más destacadas— oportunidades fue Mean Girls, una comedia de Hollywood para la que Fey escribió el guion. Al ser tanto la guionista como una de las coprotagonistas de Lindsay Lohan, Fey estaba en un mundo tan ajeno para ella como si fuera un planeta lejano. Lo que necesitaba era la tranquilidad y la comodidad de tener a una amiga todos los días en el set cinematográfico. Esa fue Poehler, quien terminó interpretando en la película a la madre de la chica pesada Rachel McAdams. En ese papel de una aspirante a “mamá moderna”, Poehler acaparó la atención. El filme recaudó $130 millones.

Tina Fey (izquierda) y Amy Poehler en el segmento de "Weekend Update" del programa "Saturday Night Live"..

Dana Edelson/NBCU Photo Bank/NBCUniversal via Getty Images

5. Establezcan nuevos patrones... sin los hombres

Varios meses después de que Mean Girls llegara a los multicines en el 2004, Amy tomó el puesto que Jimmy Fallon dejara vacante detrás del escritorio del “Weekend Update”, un segmento de SNL. Con eso, Fey y Poehler se convirtieron en el primer dúo femenino de copresentadoras del “Update”. Sus comentarios cómicos fueron naturales y rápidos, sus interacciones muy impactantes y, aunque en ese momento ya existía ese dúo de cómicas, al menos por fin se dio a conocer en un universo más amplio. Con su intercambio veloz de chistes durante toda la temporada 30 del programa, se convirtieron enseguida en favoritas para el mejor dueto de todos los tiempos en el “Update”.

6. Manténganse conectadas incluso mientras se dedican a los asuntos familiares

Para el 2008, Fey y Poehler habían abandonado SNL y empezado a formar sus familias. Fey tuvo dos hijas (Alice en el 2005 y Penelope en el 2011) y Poehler, dos hijos (Archie en el 2008 y Abel en el 2010). No solo se unieron al compartir las dificultades y la risa de la nueva maternidad (y mientras bromeaban sobre cómo sus niños terminarían casados entre sí), sino que además convirtieron esas experiencias en un proyecto: Baby Mama, una comedia cinematográfica del 2008.

7. Ríanse juntas... en particular sobre la maternidad

Tina y Amy reclutaron a otras madres, Rachel Dratch y Maya Rudolph, para coprotagonizar su clásico anuncio publicitario falso del 2003 para Mom Jeans (jeans para mamás): “Diseñados exclusivamente para el cuerpo de una madre, ¡hasta para las mamás menos activas!”.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


8. Hablen bien sobre su amiga

Fey y Poehler siguieron avanzando en sus carreras. En televisión, Fey creo y protagonizó 30 Rock, y Poehler encabezó un elenco de estrellas en Parks and Recreation. Ambas también escribieron autobiografías chistosas con gran éxito de ventas. Pero aunque les faltaba tiempo para pasar juntas debido al trabajo y a la vida familiar, siempre hablaban bien de la otra. Como este cumplido de Amy sobre la ética laboral de Tina: “Si ella se concentra en algo, eso se logra. Tina no es el tipo de artista que hace que la gente tenga que esperar y que no cumple con sus plazos límite. Ella llega a la meta. Y lo quiero decir en sentido sexual”.

9. Acepten un proyecto de alto riesgo... juntas

En el 2013, cuando Fey y Poehler presentaron la ceremonia de los premios Globo de Oro, aprovecharon sus años de haber trabajado juntas y los convirtieron en bromas rápidas e improvisadas que aumentaron la audiencia televisiva; gracias a eso, volvieron a ser las presentadoras en el 2014 y el 2015. Aquí aparecen en el 2013, maravillosas desde el principio.

10. Nunca se nieguen si significa hacer algo juntas

En el 2021, cuando a Fey y Poehler les pidieron que volvieran a presentar los premios Globo de Oro por cuarta vez, y en el fondo que salvaran la transmisión del programa de la pandemia, enseguida idearon una manera de compartir su química cómica con el mundo a pesar de encontrarse a 3,000 millas una de la otra. Gracias a unos trucos antiguos de las videocámaras y a su amistad contagiosa, se las arreglaron para no solo lograr una tarea imposible, sino para hacer que una época sombría pareciera un poco más alegre, aunque solo fuera por unas horas.


El evento gratuito lleno de estrellas que tienes que inscribirte ahora: AARP Celebrates You!


Chris Nashawaty, excrítico de cine de Entertainment Weekly, es el autor de Caddyshack: The Making of a Hollywood Cinderella Story; también colabora con Esquire, Vanity Fair, The New York Times y The Wall Street Journal.