Skip to content
 

Las 15 mejores películas de ciencia ficción de todos los tiempos

Abre las puertas de la nave, HAL.

Imágenes una al lado de la otra de The Matrix, Jurassic Park y 2001 A Space Odyssey.

Warner Bros./Courtesy Everett Collection; Universal/Courtesy Everett Collection; Sunset Boulevard/Corbis via Getty Images

In English

Con la fantástica nueva película Dune recién estrenada en los cines y en HBO Max, parece que ahora tenemos nuestra más reciente incorporación al panteón de las grandes películas de ciencia ficción de todos los tiempos. Sin embargo, al igual que los copos de nieve, no hay dos obras maestras de este género que sean exactamente iguales. Las mejores del grupo no solo nos llevan a extraños y nuevos mundos y galaxias, sino que también tienen que ver con nuestro aquí y ahora. ¿Qué mundos del futuro sacudieron más a nuestros mundos? Nos lanzamos al espacio y seleccionamos las 15 mejores películas de ciencia ficción de todos los tiempos. Sigue leyendo para ver si tus opciones coinciden con las nuestras…


Venta del Día de la Recordación: Únete a AARP por solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años. Únete hoy y recibe un REGALO.


Algunos enlace en inglés

 

Metropolis (1927)

Metropolis no fue la primera película de ciencia ficción (A Trip to the Moon de Georges Milies debutó casi 30 años antes), pero podría decirse que es la primera verdadera obra maestra del género. Inspirada en los rascacielos de la ciudad de Nueva York que comenzaron a aumentar de altura en la década de 1920, el director alemán Fritz Lang imaginó una ciudad de pesadilla del futuro donde las abejas obreras humanas trabajaban en la parte baja, y sus privilegiados y poderosos amos estaban muy por encima de ellas. El mensaje de la película es tan sutil como un taladro, pero las imágenes en blanco y negro de Lang siguen siendo tan impresionantes y desgarradoras como debieron ser hace casi un siglo.

Algo que (casi) se hizo realidad: el comunismo.

Puedes verla aquí: Metropolis, en Amazon PrimeGoogle PlayYouTube

The Day the Earth Stood Still (1951)

"¡Gort... Klaatu... Barada... Nikto!". Eso puede sonar como una jerigonza tonta, a menos que, por supuesto, hayas visto este clásico de ciencia ficción de los años 50. Realizada durante una década repleta de películas alegóricas de bajo presupuesto sobre la bomba atómica y la Guerra Fría (sin mencionar el macartismo), The Day the Earth Stood Still es una de las pocas que todavía tiene fuerza. Michael Rennie es el extraterrestre que aterriza en Washington D.C., con su robot compañero Gort con una advertencia para toda la humanidad: ¡Busquen la paz o aténganse a las consecuencias! Naturalmente, los militares les apuntaron con sus armas. Pero una simpática (y sabia) Patricia Neal tuvo una mejor idea. Tan solo por la partitura de Bernard Herrmann vale la pena echarle un vistazo.

Algo que (casi) se hizo realidad: un acuerdo duradero entre Estados Unidos y Rusia para congelar la fabricación de armas nucleares.

Puedes verla aquí: The Day the Earth Stood Still, en Amazon Prime, Google Play, iTunes, Vudu, YouTube

2001: A Space Odyssey (1968)

La alucinante épica de Stanley Kubrick es el viaje mental cinematográfico definitivo. Algunos piensan que es oblicua e intrigante; otros la consideran una profunda alucinación. Como todas las películas tan ambiciosas y aventuradas, tu experiencia puede variar. De cualquier manera, no se puede negar la visión de Kubrick en esta historia (basada en un cuento corto de Arthur C. Clarke) sobre un monolito alienígena y la búsqueda del conocimiento de la humanidad desde los albores del hombre. La mejor y mayor parte de la película traza una exploración espacial y la relación amistosa y luego combativa entre el astronauta Dave Bowman (Keir Dullea) y el sistema operativo de su computadora a bordo, apodado HAL. Su amistad termina mal. 2001 de Kubrick está repleta de grandes ideas, exquisitamente representadas. E incluso si quedas desconcertado, al menos estarás seguro de haber hecho un gran viaje.

Algo que (casi) se hizo realidad: estaciones espaciales maravillosas. Computadoras que pueden pensar y hablar. Comer comidas procesadas en gravedad cero. Ahora, si pudieran hacer una de esas cintas giratorias circulares para correr, ¡lo tendríamos todo!

Puedes verla aquí: 2001: A Space Odyssey, en Amazon Prime, Google Play, HBO Max, iTunes, Vudu, YouTube

No te pierdas esto: Mira las mejores películas de la década de 1960 por transmisión directa


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Planet of the Apes (1968)

"¡Quítame las manos de encima, maldito simio sucio!". Charlton Heston realiza una dramática interpretación de un astronauta que aterriza en un mundo donde gobiernan los simios. Los humanos que hay son pastoreados como animales encadenados. Son los verdaderos monos alfa. Oh, qué ironía. Hablando de ironía, el sorpresivo final de la película (escrita por Rod Serling de The Twilight Zone) sigue siendo uno de los mejores finales con uno de los giros más sorprendentes de todos los tiempos de Hollywood.

Algo que (casi) se hizo realidad: hasta la última vez que revisamos, la Estatua de la Libertad todavía estaba en plena forma. En cuanto a nuestros hermanos simios, los gorilas han podido usar el lenguaje de señas desde hace un tiempo. ¿Está muy lejos el día en que hablen?

Puedes verla aquí: Planet of the Apes, en Amazon Prime, Google Play, HBO Max, iTunes, Vudu, YouTube

Star Wars: Episode IV—A New Hope (1977)

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy muy lejana, George Lucas creó una emocionante aventura espacial llena de droides, wookiees y jedis con sables de luz para cambiar la faz del cine popular. Yo tenía 8 años cuando Star Wars salió y, como millones de otros, es imposible exagerar el impacto que tuvo la épica obra de Lucas en la imaginación de mi generación. ¿Es The Empire Strikes Back técnicamente una película mejor? Sí. Pero A New Hope es la chispa que primero encendió la mecha. Mirándola ahora, incluso a mi edad de más de 50 años, es difícil no sentirme tan emocionado como un niño de Tatooine llamado Luke Skywalker.

Algo que (casi) se hizo realidad: el Landspeeder de Luke utiliza tecnología de vuelo flotante no muy lejos del tipo que se está desarrollando ahora para las motos voladoras; los droides antropomórficos de la película como C-3PO son simplemente formas más avanzadas de los prototipos robóticos humanoides actuales.

Puedes verla aquí: Star Wars: Episode IV—A New Hope, en Amazon Prime, Disney+, iTunes, YouTube

No te pierdas esto: Cada película de Star Wars, clasificada

Close Encounters of the Third Kind (1977)

Después del éxito de taquilla de Jaws, Steven Spielberg miró al cielo y se le ocurrió esta historia inquietante pero esperanzadora sobre un grupo de terrícolas (principalmente Richard Dreyfuss) que se obsesionan con la búsqueda de respuestas después de presenciar ovnis. Hoy en día, Spielberg es legítimamente considerado el maestro del cine de ciencia ficción. Pero aquí es donde comenzó su reputación en el género. Close Encounters está llena de grandeza metafísica y efectos especiales innovadores. Pero también está llena de humanidad. Te obliga a mirar hacia las estrellas y hacer algunas preguntas importantes.

Algo que (casi) se hizo realidad: bueno, dependiendo de tu perspectiva, ¿los ovnis?

Puedes verla aquí: Close Encounters of the Third Kind, en Amazon Prime, Google Play, iTunes, YouTube

Alien (1979)

La tripulación de una nave de carga espacial se despierta cuando la computadora a bordo detecta leves signos de vida en un planeta cercano. Las reglas de su ruta de vuelo insisten en que vayan al planeta y echen un vistazo. ¡Grave error! Porque lo que inadvertidamente traen consigo es un aterrador parásito alienígena con tendencia a succionar las caras de sus víctimas, poner huevos y hacer que esos bebés alienígenas salgan del pecho del desafortunado huésped. Con Alien, el director Ridley Scott introdujo un nuevo tipo de película de terror de ciencia ficción; una que se inspiró en la vieja fórmula de la casa embrujada donde todo sale mal. El suspenso de la película es francamente insoportable. Pero lo mejor de todo fue la decisión de Scott de convertir a una de las mujeres de la tripulación (que sería Ripley de Sigourney Weaver) en el héroe humano más fuerte y competente de la película.

Algo que (casi) se hizo realidad: Mujeres a cargo.

Puedes verla aquí: Alien, en Amazon Prime, Google Play, iTunes, Vudu, YouTube

The Thing (1982)

La interpretación estricta (y horriblemente sangrienta) de John Carpenter del clásico de ciencia ficción de los años 50 de Howard Hawks, The Thing From Another World, es un ejercicio magistral de pavor bajo cero. Kurt Russell lidera un conjunto de actores masculinos que interpretan a investigadores estadounidenses cuya base en Antártica ha sido infiltrada por un perro salvaje que ha sido infectado por un alienígena asesino (y que es ahora su huésped). Lanzada el mismo verano que ET, esta entidad de otros mundos es cualquier cosa menos linda y tierna. Es un parásito sediento de sangre que pasa de una persona a otra y no habrá logrado su objetivo final hasta que todos los miembros del equipo estén básicamente fotocopiados y volteados al revés. Sí, The Thing tiene muchos efectos viscosos y asquerosos. Pero debajo de la salpicadura hay una inquietante meditación sobre la paranoia y la confianza.

Algo que (casi) se hizo realidad: un virus carnívoro.

Puedes verla aquí: The Thing, en Amazon Prime, Google Play, iTunes, Vudu, YouTube

Blade Runner (1982)

Hablando de The Thing este es un dato divertido: Blade Runner de Ridley Scott se lanzó en cines el mismo día en el verano de 1982. Y por más difícil que sea de creer ahora, ambas fueron bombardeadas por la crítica y la taquilla. Por supuesto, ahora ambas están consagradas en el canon de la ciencia ficción. Este sorprendente noir futurista, basado en una novela de Philip K. Dick de lógica rebuscada, es protagonizado por Harrison Ford como un detective que persigue a cuatro androides en fuga mientras aborda el espinoso misterio de lo que significa ser humano y si podemos creer o no nuestros propios recuerdos. Hay varias versiones de la película (principalmente una con la voz de Ford en off al estilo de Bogart y otra sin ella), pero independientemente de la que mires, este hermoso rompecabezas de película te dejará con la boca abierta y con la mente dándote vueltas.

Algo que (casi) se hizo realidad: numerosas empresas de tecnología están desarrollando coches voladores no muy diferentes a los de Harrison Ford. Además, la inteligencia artificial.

Puedes verla aquí: Blade Runner, en Amazon Prime, Google Play, iTunes, YouTube

The Terminator (1984)

Si buscaras a alguien para el rol de una máquina asesina descomunal e inexpresiva enviada al pasado desde el futuro, es difícil imaginar que puedas encontrar un candidato tan perfecto como Arnold Schwarzenegger. Olvida a Conan the Barbarian, esta fue la película que convirtió al fisicoculturista austríaco en un auténtico héroe de acción. Gracias al genio visionario oscuro del director James Cameron, The Terminator sigue siendo una de las mejores películas de acción —si no la mejor— de una década de grandes películas de acción. Pero debajo de todo su atractivo visual de metales pesados, la película también habla sobre cómo la humanidad se ve amenazada por su propia arrogancia intelectual. Y si eso no es suficiente, también está esto: le proporcionó a la década de los 80 una de sus frases más imborrables: "Volveré".

Algo que (casi) se hizo realidad: máquinas que se vuelven conscientes y se apoderan del mundo; apocalipsis accidental.

Puedes verla aquí: The Terminator, en Amazon Prime, Google Play, iTunes, Vudu, YouTube

Jurassic Park (1993)

El vertiginoso espectáculo de efectos especiales de Steven Spielberg, adaptado del éxito literario en ventas de Michael Crichton de 1990, se convirtió en el mayor éxito de taquilla de los años 90 gracias a la teorización inexpresiva y caótica de Jeff Goldblum, un T-Rex desenfrenado y un par de velocirráptores astutos que pueden girar las perillas de las puertas mientras persiguen a un par de niños aterrorizados. La trama, sobre un lujoso parque temático que clona dinosaurios a partir de antiguas cadenas de ADN, era una metáfora llena de monstruos de la ciencia fuera de control. Pero era difícil concentrarse demasiado en el mensaje de la película cuando estábamos tan ocupados tratando de recuperar el aliento.

Algo que (casi) se hizo realidad: el mapeo del genoma humano ha dado nueva vida al sueño (o a la pesadilla) de la clonación.

Puedes verla aquí: Jurassic Park, en Amazon Prime, Google Play, HBO Max, iTunes, Vudu, YouTube

The Matrix (1999)

Keanu Reeves interpreta a un despistado y apacible programador informático que se aventura por lo desconocido y entra en un universo alternativo (¿o es el único universo verdadero?) y es rebautizado como Neo, un aspirante a mesías digital reclutado para salvar a la humanidad de sus amos tecnológicos que buscan nublarle la mente. Debajo de la superficie de fantasía de la película de acción de alta tecnología de los Wachowski, Matrix parece cada vez más un siniestro cuento de advertencia sobre nuestra voluntad de entregarnos al mundo de las sombras de internet, donde la línea entre nuestro ser real y nuestros avatares en línea se vuelve más borrosa cada día. Además, ¡Laurence Fishburne hace kung fu!

Algo que (casi) se hizo realidad: la realidad virtual ha existido por un tiempo, pero los avances recientes en la tecnología de realidad virtual nos acercan cada vez más a un día en el que todos podremos decidir si queremos tomar la píldora azul o la píldora roja y existir en el mundo real o el mundo de unos y ceros. Además, la red oscura.

Puedes verla aquí: The Matrix, en Amazon Prime, Google Play, HBO Max, iTunes, Vudu, YouTube

Inception (2010)

El engañoso espectáculo de atracos de Christopher Nolan, protagonizado por Leonardo DiCaprio como un ladrón que puede entrar en los sueños de las personas y robar sus secretos, se siente como una versión cinematográfica de uno de los afiches de M.C. Escher que los estudiantes universitarios solían colgar en las paredes de sus dormitorios. Nolan es un maestro en convertir grandes ideas en entretenimiento de gran éxito, y esta travesura retorcida que imagina paisajes urbanos plegándose sobre sí mismos no solo funciona como un thriller intenso, sino también como el viaje mental futurista definitivo.

Algo que (casi) se hizo realidad: el espionaje corporativo y el robo de identidad. Esto no es algo que casi se hizo realidad, sino que ha existido por un tiempo, cuesta miles de millones de dólares en daños y te obliga a cambiar tus contraseñas con mucha más frecuencia de la que te gustaría.

Puedes verla aquí: Inception, en Amazon Prime, Google Play, HBO Max, HuluiTunes, Vudu, YouTube

Snowpiercer (2013)

Después de que la Tierra se congelara por completo y una pesadilla climática acabara con la mayor parte de la población de nuestro planeta, los únicos supervivientes están alojados en un tren bala a gran velocidad que da la vuelta al mundo. La clase más rica y elitista vive en la parte delantera del tren, mientras que los pobres cubiertos de hollín residen en la lúgubre sección de tercera clase cerca de la parte trasera. Dirigida por Bong Joon Ho, el director ganador del premio Óscar por ParasiteSnowpiercer es un entrenamiento lleno de acción (gracias al héroe proletario Chris Evans) y también oscuramente divertida (cortesía de una muy extraña Tilda Swinton). No verás tu próximo viaje con Amtrak de la misma manera.

Algo que (casi) se hizo realidad: resentimiento popular contra el 1% más rico del mundo; las espeluznantes barritas nutritivas que comen los pasajeros en la parte trasera del tren les resultarán familiares a quienes abogan por comer insectos como fuente de proteínas para ayudar a la crisis del hambre en el mundo. Además, la catástrofe climática.

Puedes verla aquí: Snowpiercer, en Amazon Prime, Google Play, iTunes, Netflix, Vudu, YouTube​​

Dune (2021)

Olvídate de la extraña y tonta adaptación de 1984 de David Lynch de la novela de culto de Frank Herbert sobre un distante planeta desértico repleto de una sustancia psicodélica de valor incalculable llamada "especia" y las tribus que luchan por obtenerla, ya que la nueva y atractiva versión del material del director Denis Villeneuve es un clásico instantáneo. Timothee Chalamet se destaca como un joven buscador visionario llamado Paul Atreides que puede ser o no el mesías que los habitantes del planeta Arrakis han estado esperando durante mucho tiempo. Villeneuve llena cada cuadro con imágenes alucinantes e impresionantes sin sacrificar la riqueza de la narrativa de Herbert, lo que nos brinda la película de ciencia ficción más transportadora en años.

Algo que (casi) se hizo realidad: si sustituyes "petróleo" por "especia", la metáfora ecológica de la película parece inquietantemente profética. Además, la "caja del dolor" de la película se parece mucho a una versión más siniestra de una prueba de detector de mentiras de hoy en día. Sin embargo, todavía estamos esperando esos helicópteros con alas de saltamontes.

Puedes verla aquí: Dune, en HBO Max

Chris Nashawaty, excrítico de cine de Entertainment Weekly, es el autor de Caddyshack: The Making of a Hollywood Cinderella Story; también colabora con Esquire, Vanity Fair, The New York Times y The Wall Street Journal.