Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

‘Modern Family’ nos encantó por estas cinco razones

Al finalizar la serie, las estrellas revelan por qué les enterneció el corazón (a ellos y a nosotros).

Elenco del show de ABC Modern Family

ABC/JILL GREENBERG

In English | No todos podemos estar con nuestra familia durante la crisis del coronavirus. Pero, gracias a Dios, todavía tenemos a Modern Family, ganadora de 22 premios Emmy, que transmitirá su episodio 250.º (y el último) el 8 de abril (ABC, 9 p.m. hora del este). Durante once temporadas, cada miércoles por la noche, hemos disfrutado de este círculo de personajes disfuncionales de la comedia en nuestro hogar como si fueran nuestros propios parientes... y lo haremos durante años, gracias a las repeticiones sindicadas.

“Espero que el programa haya reunido a las familias y las haya hecho reír", dice Sofía Vergara, de 47 años, que se convirtió en una estrella emergente gracias a la adorable y luchadora Gloria Delgado-Pritchett. "A pesar de todo lo que pasa en la vida, espero que el programa nos recuerde lo importante que es la familia”.

Y lo consigue. Aquí presentamos cinco razones más por las que nos encanta Modern Family.

Ty Burrell como Phil Dunphy en el show de ABC, Modern Family

ABC/JESSICA BROOKS

Ty Burrell, que encarna a Phil Dunphy, habla directamente a la cámara en un episodio de la temporada once de “Modern Family”.

Reinventó la comedia familiar

Desde Father Knows Best hasta Everybody Loves Raymond, la comedia familiar ha sido un elemento básico de la televisión en el horario de más audiencia. Pero con su formato de una sola cámara y sin pistas de risa, Modern Family no se parece a sus predecesoras. Al adoptar la técnica del falso documental de The Office, en la que los personajes hablan directamente a la cámara, esta familia parecía verdaderamente moderna. “Me llevó un minuto acostumbrarme al estilo, pero una vez que lo hice, me encantó", admite Ty Burrell, de 52 años, que sobresalió con sus astutos gags en los segmentos de la entrevista como Phil Dunphy, ese padre que no es tan genial como él cree. "Era un poco más sofisticado y sorprendente”.

También lo hicieron los personajes del programa. Entre ellos se contaba no solo el núcleo familiar tradicional de Phil (su torpe esposa, Claire, interpretada por Julie Bowen, de 50 años, madre de tres hijos también en la vida real), sino también su suegro divorciado, Jay Pritchett (Ed O'Neill, de 73), que se había vuelto a casar con la madre soltera Gloria, y la pareja del mismo sexo formada por Cameron Tucker y Mitchell Pritchett (Eric Stonestreet, 48, y Jesse Tyler Ferguson, 44), que adoptó una hija en el primer episodio. “Todos eran tan diferentes y había tantas maneras de mezclar y combinar los personajes. Cuando leí la versión piloto, me di cuenta de que esto era lo que podía dar al programa lo que llamamos piernas”, observa O'Neill.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Escena del último episodio del show Modern Family

ABC/JESSICA BROOKS

Sarah Hyland, Julie Bowen, Ariel Winter, Ed O'Neill, Rico Rodriguez, Jeremy Maguire, Eric Stonestreet, Nolan Gould y Reid Ewing celebran en el fondo en el episodio “The Last Christmas”.

Mostró que hay que tener corazón

“Cuando Modern Family se estrenó, había muchos programas muy inteligentes y muy vanguardistas y no necesariamente se inclinaban hacia la esencia de la historia”, dice Ferguson, refiriéndose a la época en que 30 Rock, la sátira sobre el mundo del espectáculo de Tina Fey, reinaba en los premios Emmy. Stonestreet concuerda: “La comedia se había vuelto un poco sarcástica, mezquina y maliciosa, y Modern Family estaba dispuesta a arriesgarse porque no tenía miedo de tocar la fibra sensible del público”.

Aun así, la serie no sufrió el "síndrome del episodio muy especial"; el sentimentalismo estaba enraizado en la realidad y nunca se sintió manipulador. “Eso fue lo que hizo que Estados Unidos abrazara este programa más que nada: la audiencia se sentía bien al final de los episodios, pero no de una manera sensiblera", explica el cocreador de la serie, Christopher Lloyd, de 59 años (que no se debe confundir con la estrella del mismo nombre). "Tratamos de que eso le llegara a la gente sigilosamente, y la fórmula de la emoción ganada después de un montón de risas era refrescante”.

Eric Stonestreet, Jesse Tyler Ferguson y Aubrey Anderson Emmons en el último episodio del show Modern Family

ABC/BONNIE OSBORNE

Eric Stonestreet (izquierda), Jesse Tyler Ferguson (centro) y Aubrey Anderson-Emmons en el episodio “I'm Going to Miss This” de “Modern Family”.

Ayudó a que muchos cambiaran de opinión sobre una cuestión social importante

Sin sermones, Modern Family presentó un ejemplo de una pareja gay amorosa que cría a su hija. (En realidad —¡alerta de espóiler!—, dos, ya que adoptan un hijo en el episodio final). No es una coincidencia que solo un año después de la boda de Mitchell y Cameron, el matrimonio gay se legalizó en Estados Unidos. “Este se va a recordar como un programa que ayudó a mover la aguja de los derechos LGBTQ cuando las cosas necesitaban cambiar", señala el cocreador, Steve Levitan, de 57 años. "Me enorgullece mucho”.

Para Ferguson, que se casó con Justin Mikita unos meses antes de su boda en la pantalla, el episodio tuvo una relevancia personal aún más profunda. “Fue muy importante para mí", recuerda. "Mi marido y yo habíamos trabajado muy duro por la igualdad de matrimonio, así que fue algo muy grande haber sido parte de ese momento en la televisión”.

Sofía Vergara, Ed O Neill y Rico Rodriguez en el último episodio del show Modern Family

ABC/ERIC MCCANDLESS

Sofía Vergara (izquierda), Ed O'Neill (centro derecha) y Rico Rodriguez (derecha) en una escena del final de la serie.

Se demostró que el rayo podía caer dos veces... dos veces

Los productores Lloyd y Levitan eran veteranos de Frasier, el único programa en la historia de la TV que ganó los premios Emmy a mejor serie de comedia en cada una de sus primeras cinco temporadas, hasta que apareció Modern Family. “Fue espectacular. Ciertamente no sentí que eso me iba a pasar una segunda vez", dice Lloyd. "No hay nada más gratificante que tener un programa en el que disfrutas trabajando y que es popular entre el público y aclamado por la crítica. Por lo general es lo uno o lo otro”.

No tienes que decírselo a O'Neill, que estuvo once temporadas en otra comedia familiar, Married… With Children, que fue tan críticamente denigrada como Modern Family es venerada. Aunque le encantaba la serie, “todo el programa se desarrollaba en el sofá de mi personaje", rememora O'Neill, que protagonizó al desaliñado vendedor de zapatos Al Bundy. "Después de 265 episodios, ya clamabas misericordia”.

El logro de O'Neill de crear dos padres de comedia indelebles no es una hazaña pequeña. “Muy pocos actores han logrado lo que Ed ha hecho, que es tener un papel icónico y ser reconocido por todos como ese personaje, luego tomar un buen descanso y hacerlo de nuevo con un personaje diferente", dice Levitan. "Es una lista muy corta, y es un testimonio del talento de Ed”.

Elenco del show de ABC, Modern Family

ABC/ROBERT ASHCROFT

Será un clásico duradero

“La gente seguirá consumiendo Modern Family tanto como seguía viendo The Dick Van Dyke Show, Leave It to Beaver, The Andy Griffith Show y I Love Lucy cuando yo era chico", se maravilla Stonestreet. "Y allí estaremos. Es asombroso pensar que once años de trabajo podrían convertirse en 20, 30 o 40 años de entretenimiento para generaciones”.

Eso se debe a que Modern Family es el mejor alimento reconfortante de la televisión. Cada vez que la enciendes, sientes que estás rodeado de gente que amas, y eso es algo que necesitamos desesperadamente en este momento. “Muchos espectadores nos han dicho que lo veían cuando estaban enfermos o que les ayudó en un momento difícil", cuenta Burrell. "Yo también miro comedias de esa manera”.

En definitiva, Modern Family siempre estará ahí para hacernos sentir bien, incluso cuando los tiempos sean malos. “Espero que la gente recuerde hasta qué punto el programa los hizo reír, pero también los animó de forma genuina", dice Lloyd. "Llegas a conocer a estos personajes y sientes que son parte de tu familia, así que cuando les sucede algo, te conmueves de la misma manera que cuando algo pasa en la vida real. Queríamos que fuera una experiencia emocionalmente rica”. Misión cumplida.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO