Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Un conmovedor documental sobre la búsqueda de una cura para la enfermedad de Alzheimer

'Turning Point' destaca la determinación de los investigadores de medicamentos.

In English | James Keach, de 72 años, es un actor (Walk the Line, Ray Donovan) con familia talentosa: su hermano, Stacy Keach, fue su maestro en Yale School of Drama. Pero este Keach es aún más conocido como un documentalista que encontró un éxito específico en la dirección de películas sobre la enfermedad de Alzheimer, incluida la que realizó en el 2014 sobre la batalla de Glen Campbell contra la enfermedad. El 21 de septiembre, el Día Mundial de la enfermedad de Alzheimer, Keach presentó Turning Point (en inglés), su nuevo documental sobre la carrera de los investigadores de Eli Lily —que respaldó el documental— en busca de una cura para la enfermedad (Keach conservó el poder editorial). Bill Gates, quien también apoyó la película, citó la determinación de los investigadores, "incluso frente a los reveses", como una verdadera inspiración. Aquí, James Keach habla con AARP sobre cómo obtuvo la historia detrás de Turning Point.

¿Qué importancia tiene Turning Point?

Casi seis millones de personas tienen ahora la enfermedad de Alzheimer y no hay nada que la detenga. Sé que estamos en tiempos difíciles con la pandemia , pero este es el tsunami que viene en camino. En el 2050, uno de cada dos de nosotros tendrá la enfermedad de Alzheimer.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


¿Sabías sobre la enfermedad cuando hiciste el documental Glen Campbell: I'll Be Me, del 2014, que ganó un premio Grammy y una nominación al Óscar?

Realmente no sabía nada al respecto. Solo sabía que era grave. El productor de Glen estaba produciendo el trabajo de mi hijo músico y nos invitó a filmar cinco de las presentaciones [de la gira de despedida] de Glen. Eso se convirtió en 171 presentaciones y dos años y medio de rodaje. Así que pude ver la enfermedad de Alzheimer de cerca y lo que le hizo a esta hermosa familia. También pude ver la mejor parte de la naturaleza humana: cuando Glen olvidaba las palabras, el público terminaba las canciones cantando la letra. Se convirtió en una parte muy conmovedora de mi vida.

Grandes películas sobre la enfermedad de Alzheimer

Glen Campbell actuando en el escenario con su guitarra en el documental 'Glen Campbell: I'll Be Me'

AREA 23A/CORTESÍA DE EVERETT COLLECTION

Glen Campbell

Glen Campbell: I'm Still Me (2014)

El documental de James Keach —un hito musical y un viaje emotivo— capta el don y la personalidad de la estrella de "Wichita Lineman" en su última gira de conciertos.

The Father (2020)

Anthony Hopkins te lleva al interior de la mente de un hombre, la cual, a veces confundida, le juega juegos cada vez más siniestros.

Iris (2001)

Jim Broadbent ganó el premio Óscar por interpretar al esposo de la novelista Iris Murdoch, y Judi Dench y Kate Winslet obtuvieron nominaciones por interpretar a Murdoch en su juventud y en su vejez con demencia, respectivamente.

Still Mine (2012)

James Cromwell y Genevieve Bujold conmueven intensamente como hombre y su esposa, mientras este desciende gradualmente hacia la enfermedad.

Still Alice (2015)

Julianne Moore ganó el premio Óscar por interpretar a una profesora de lingüística que contrae prematuramente la enfermedad de Alzheimer y lucha por mantener unidos los lazos familiares, además de su mente.

Away From Her (2006)

Tanto la estrella, Julie Christie, como la escritora y directora de la película, Sarah Polley, obtuvieron nominaciones al premio Óscar por este drama sobre una pareja casada durante 44 años y afectada por la enfermedad.

¿Y cómo te llevó eso a la nueva película?

Richard Roeper [el crítico de cine del Chicago Sun-Times] realizó una proyección en grande de I'll Be Me (en inglés) en Chicago. La gente de Eli Lilly vino a verla y me invitaron a que se las presentara en Indianápolis. Me dije, esta es una empresa farmacéutica enorme: ¡es la casa del diablo! Pero fui a un restaurante allí, y cuando le dije a la mesera que iba a proyectar una película en Eli Lilly, me dijo: "Oh, ellos le salvaron la vida a mi abuela, tiene diabetes". Y de repente vi las cosas con una perspectiva completamente diferente. Fue un despertar para mí de lo que realmente representan estas empresas. Han gastado miles de millones de dólares en la búsqueda de una cura para la enfermedad de Alzheimer.

El aspecto técnico de la investigación es fascinante, pero ¿hubo un aspecto personal al conocer a los científicos que están en la primera línea de la investigación sobre la demencia?

Le pregunté a cada persona que entrevisté: "¿Alguien en tu familia padece de la enfermedad de Alzheimer?". Me sorprendió la cantidad de personas que dijeron que sí, y están en una misión para ayudar a sus seres queridos. Conocí a Patrick May en su último día de trabajo: se jubilaba después de 40 años. Estaba trabajando en un medicamento —pensó que daría resultado—, y justo en la mitad del ensayo clínico de fase 3 su esposa falleció repentinamente. Y luego su padre se enfermó de Alzheimer. Y luego el medicamento falló. Le dije: "Sería como si yo hiciera una película durante 30 años y nadie la viera nunca, y sin embargo, tú sigues trabajando". Dijo: "Eso es lo que hacemos, y algún día encontraremos la cura".

Es como el béisbol: si fallas siete de cada 10 veces, [todavía] perteneces al salón de la fama.

¿Hay alguna esperanza en la investigación de la enfermedad de Alzheimer?

El medicamento aducanumab falló a mitad de la fase 3 de los ensayos clínicos. Las acciones de la empresa se desplomaron. Y luego, unos seis meses después, dijeron: "Espera un momento, ¡puede que esto sí funcione!". Así que ahora parece que hay una esperanza real en el horizonte. También hay un análisis de sangre en el horizonte que podría diagnosticar la enfermedad de Alzheimer antes, a edades más tempranas. Y en el mundo digital, están usando relojes y iPhones para detectar los primeros signos de deterioro, como cuando una persona de repente no puede llevar el control de sus cuentas bancarias como solía hacerlo. Entonces esta gente está en eso. Están haciendo todo lo que pueden, porque es muy, muy grave.

¿Por qué hiciste Turning Point?

Lo más importante era conectarse con las historias, con el recorrido emocional en el que estaban estas personas: los científicos, los empresarios, los estadísticos, las familias, todos los que sufren de la enfermedad de Alzheimer, y compartir sus historias.  La idea al hacer estas películas es dejar la vergüenza a un lado. Y lograr que la gente se dé cuenta de que esto no es algo que les sucede a otros. ¿Adivina qué? Nos está pasando a nosotros. Tú o yo, uno de nosotros va a tener algún tipo de demencia. Debemos luchar juntos como comunidad. Ahí es donde está la esperanza.


¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO