Skip to content
 

5 maneras de reducir la factura del seguro para propietarios

Además, cuatro razones por las que podrías querer pagar más.

Mujer sostiene un balde para parar las goteras que caen del techo de su sala

E+ / GETTY IMAGES

In English

Si eres como la mayoría, rara vez piensas en el seguro para propietarios hasta que te llega una reclamación o sube la prima del seguro. Lo pagas anual o mensualmente junto con tu hipoteca, y protege tu vivienda, tus pertenencias y otros bienes en caso de un desastre.

Las primas de los seguros de propietarios han aumentado, en gran parte debido a la inflación y a la reciente ola de desastres naturales. La Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. informa que el costo de los materiales de construcción ha subido un 22.5% desde el año pasado, lo que hace que el costo de reconstruir una casa después de un desastre sea mucho más alto.

Una forma de compensar el aumento del costo del seguro para propietarios es aprovechar los descuentos por las medidas que tomes para proteger tu hogar y reducir tu responsabilidad si alguien resulta herido en tu propiedad. Pero no te quedes sin seguro.

Sería conveniente que revisaras tu póliza ahora. Según una estimación, cerca del 80% de las más de 1,000 viviendas perdidas o dañadas en el incendio de Marshall en enero, el más destructivo en la historia de Colorado, no estaban aseguradas. "Existe un mayor riesgo de exposición que nunca", dice DeDe Jones, planificadora financiera certificada (CFP) en Innovative Financial, LLC, en Lakewood, Colorado. "Si bien es bueno administrar los costos de tu seguro, asegúrate de equilibrarlo con la cobertura adecuada". 


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


¿Cuáles son los factores que más afectan la prima? ¿Tienes suficiente cobertura? Un análisis cuidadoso puede revelar formas de obtener descuentos, así como cualquier brecha de cobertura que puedas tener. 

Cómo protege tu vivienda una póliza de seguros 

Un análisis realizado por NerdWallet de 150 compañías de seguros en todos los estados y las ciudades más grandes del país señala que la prima promedio del seguro para propietarios de viviendas es de $1,784 al año. Eso incluye $300,000 en cobertura de vivienda y $300,000 en responsabilidad civil, con un deducible de $1,000. La cobertura de la vivienda se aplica a los daños a tu hogar, mientras que la responsabilidad civil paga por lesiones a otras personas mientras están en tu propiedad. El deducible es la cantidad que debes pagar antes de que la compañía de seguros cubra algún costo. 

Por lo general, las pólizas estándar para propietarios de viviendas cubren daños por incendios o humo; rayos, tormentas de viento o granizo; sobrecargas eléctricas o explosiones; mucha nieve o hielo; y robo o vandalismo. La cobertura puede extenderse a otros eventos, como mordeduras de perros, remoción de árboles, moho, daños por agua, problemas con los cimientos o goteras en el techo. 

Las pólizas estándar de vivienda no cubren terremotos, inundaciones, incendios provocados, plagas ni problemas con tu hogar debido a la antigüedad o al desgaste habitual. Presta atención a los detalles en la declaración de cobertura de tu póliza. Si tus tuberías tienen una fuga, puede que tengas cobertura por los daños causados por el agua, pero no por la reparación de las tuberías. El seguro generalmente cubre daños repentinos y accidentales; el daño por uso y desgaste a largo plazo generalmente no está cubierto. 

Tu prima podría aumentar por varias razones. A medida que aumentan los costos de reconstrucción, los límites de cobertura de vivienda deben aumentar para seguir el ritmo de la inflación. Eso es especialmente cierto en los estados que son propensos o ya han experimentado desastres. Las compañías de seguros han sufrido pérdidas en los últimos años debido a huracanes, tornados e incendios forestales, así como a la severa e inesperada ola de frío en Texas en febrero del 2021. Aumentan sus tarifas para compensar las pérdidas. 

Cómo reducir las primas de tu seguro  

1. Ponte al día con las reparaciones 

Si después de una inspección tu compañía de seguros determina que tu casa necesita nuevos trabajos de electricidad o plomería, tu prima puede aumentar. Lo mismo puede ocurrir con tu techo. Dennis Nolte, planificador financiero certificado en Seacoast Investment Services en Winter Park, Florida, dice que el techo de la casa de su padre, de 85 años, tenía más de 12 años y su aseguradora amenazó con cancelar su póliza. Después de gastar $16,000 en un techo nuevo, la cancelaron de todos modos, a pesar de una inspección exitosa. "Mi papá encontró una nueva cobertura por $2,300 al año, significativamente más que los $1,600 del año anterior". 

2. Informa a tu aseguradora de cualquier mejora 

Puede que te sorprenda el precio de un techo nuevo (el costo promedio es de unos $11,500), pero es posible que puedas obtener un descuento en tu seguro para propietarios por ello. El descuento depende del tipo de techo y de la compañía de seguros. La agencia de seguros Clovered calcula que puedes obtener al menos un 20% de descuento en tu seguro de vivienda por un techo nuevo. 

3. Aumenta la seguridad 

El seguro para propietarios de viviendas te protege de las pérdidas por robo, y un sistema de seguridad puede suponer un descuento en tu póliza de seguros, según Policygenius, un sitio que te permite comparar pólizas de seguros. Un sistema de seguridad puede ahorrarte hasta un 15% en tu póliza de vivienda, especialmente si tiene características como monitoreo profesional las 24 horas del día, los 7 días de la semana. 

4. Evita lo que odian las aseguradoras 

A tus hijos o a tus nietos les encantará una cama elástica. ¿A tu compañía de seguros? No tanto, por cuestiones de responsabilidad. ¿Has presentado varias reclamaciones significativas? A las compañías de seguros tampoco les gusta eso. ¿Una piscina enterrada? Según ValuePenguin, las compañías de seguros consideran que las piscinas son una "molestia atractiva", es decir, una propiedad que podría atraer y poner en peligro a un niño. 

5. Agrupa tus pólizas 

Marguerita Cheng, planificadora financiera certificada y directora ejecutiva de Blue Ocean Global Wealth en Gaithersburg, Maryland, sugiere ahorrar en las primas agrupando las pólizas de automóvil y de vivienda con una sola compañía y comprando el seguro a través de grupos de afinidad, como las asociaciones de exalumnos. 

Si quieres reducir la prima de tu seguro, también puedes aumentar tu deducible, siempre que cuentes con un fondo de emergencia para cubrir los costos asociados a una reclamación. "También he preguntado a mis clientes si siguen necesitando un seguro hipotecario. De lo contrario, liberar esos fondos puede permitirles aumentar ese deducible", dice Cheng. 

Puede que odies las primas de tu seguro, pero tampoco quieres estar sin seguro, especialmente si no tienes un fondo de emergencia. 


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Por qué quisieras aumentar la cobertura 

1. El valor de tu vivienda ha aumentado

El mercado de la vivienda ha estado al rojo vivo, y si compraste tu casa hace cinco años, probablemente valga mucho más de lo que pagaste por ella. Recuerda que solo aseguras el valor de tu vivienda, no el terreno en el que se asienta.

2. La cobertura del costo de reemplazo puede valer la pena 

A menos que tengas los activos para cubrir las pérdidas, es posible que quieras pagar una prima más alta para cubrir el reemplazo de los bienes dañados. Por lo general, el seguro te pagará el valor depreciado de tu propiedad, no la cantidad que costaría reemplazarla.

3. Podría tener sentido escoger cláusulas adicionales

¿Y los bienes personales? Digamos que tu póliza tiene una cobertura máxima de $250,000, que incluye $1,500 para joyas, antigüedades u otros objetos de valor. Si tus objetos de valor superan ese límite, te conviene agregar una cláusula que cubra su valor de tasación en caso de que sean dañados por un incendio, robados, perdidos o extraviados. "Una encuesta reciente mostró que el 60% de los participantes no tenían cobertura adicional para las joyas, y el 90% no tenían ninguna para las obras de arte", dice Rob Greenman, planificador financiero certificado y director de crecimiento de Vista Capital Partners en Portland, Oregón. "La protección por separado de estos objetos de valor suele costar unos cientos de dólares por $100,000 de cobertura".

Las cláusulas adicionales por otras cosas incluyen daños por agua de un desagüe obstruido, el costo de adaptar tu vivienda al código de construcción, daños a la propiedad comercial, robo de identidad y mejoras, tales como renovaciones o paisajismo. Además, si tu hipoteca está respaldada por el Gobierno y vives en un área con riesgo de inundaciones, tu prestamista probablemente requiera un seguro contra inundaciones. 

4. Los seguros paraguas

Esto proporciona una cobertura de responsabilidad civil adicional por encima de la cobertura de responsabilidad civil típica para propietarios de viviendas y automóviles, dice Frank Summers, planificador financiero certificado de Cetera Investors en Charlotte, Carolina del Norte. "Es relativamente económico, pero puede proporcionar un gran beneficio". Un seguro paraguas tiene sentido si tienes activos sustanciales que proteger; debes protegerte contra una demanda; eres arrendador; tienes una piscina o una cama elástica o haces fiestas frecuentes en casa; eres entrenador deportivo de niños o participas en deportes en los que puedes herir a otros; o tienes armas o ciertas razas de perros.

Al final, puede ser inteligente trabajar con un agente, dice Summers. Uno bueno inspeccionará el estado de tu techo, te preguntará sobre tus posesiones personales, reconsiderará tu deducible y comprobará si tu puntuación crediticia ha mejorado, te ayudará a navegar por el proceso de reclamación y te recomendará contratistas que conoce y en los que confía. "El mío aumentó mi cobertura y redujo mi prima", agrega Summers.

Catherine Valega, planificadora financiera certificada en Green Bee Advisory en Winchester, Massachusetts, recomienda pedirle a tu agente que revise tu póliza todos los años. "¿Son mayores tus hijos o tus nietos, entonces te puedes deshacer de esa cama elástica de alto riesgo? ¿Hiciste alguna mejora en tu vivienda que debería estar cubierta? Toma la iniciativa de salvaguardar lo que protege [tu casa], te ahorrará dinero".

 

Patricia Amend es autora y editora de estilos de vida desde hace 30 años. Ha sido redactora de planta en la revista Inc., periodista en Fidelity Publishing Group y redactora principal en Published Image, una empresa de educación financiera que fue adquirida por Standard & Poor's.