Skip to content
 

Las razones correctas para comprar acciones internacionales

Las grandes empresas de inversión están aumentando su exposición. ¿Deberías hacer lo mismo?

Entrada a una oficina de Fidelity

AP PHOTO/STEPHAN SAVOIA

In English | El 5 de agosto, Reuters informó que la porción de acciones de los fondos jubilatorios Fidelity Freedom con fecha establecida de jubilación aumentará su composición de acciones internacionales del 30% al 40%. La exposición total a las acciones se mantendrá sin cambios, ya que los fondos reducirán la exposición a las acciones de EE.UU. del 70% al 60%. Los fondos jubilatorios con fecha establecida de jubilación tienen acciones y bonos y reducen automáticamente la exposición a las acciones a medida que el inversionista se acerca a la jubilación.

"Nuestra opinión es que las acciones fuera de Estados Unidos ofrecen valoraciones más favorables", expresó a principios de este año en un comentario a los inversionistas Brett Sumsion, el administrador de la cartera de fondos Freedom. "Nuestra preocupación por las acciones de EE.UU. incluye valoraciones generalmente más altas y márgenes de beneficios corporativos que están casi en el pico máximo".

Fidelity no es la primera empresa en hacer este cambio. A principios del 2015, Vanguard también aumentó la exposición a las acciones internacionales de un 30% a un 40% en sus fondos de jubilación con fecha establecida. Después de esa decisión, las acciones internacionales tuvieron un rendimiento inferior al de las estadounidenses. Por otro lado, el fallecido John C. Bogle, fundador del Vanguard Group, por lo general no creía en la compra de acciones internacionales (en inglés).

Aplaudo tanto a Fidelity como a Vanguard por aumentar la asignación a una clase de activos que tuvo un rendimiento inferior porque con demasiada frecuencia observo la estrategia contraria. Otros persiguen el rendimiento, lo que significa que aumentan las asignaciones a la clase de activos de mejor desempeño, que normalmente tiene un rendimiento inferior en el futuro.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


En mi opinión, hay razones correctas y razones equivocadas para comprar acciones internacionales. La diversificación es la razón correcta. Aunque vivo en Colorado, no compraría solo acciones con base aquí, de la misma manera que tú no deberías tener acciones solo en el estado en que vives.  La diversificación es el motivo por el que quiero tener acciones en todo el mundo y hacerlo con fondos indexados.

Muchos piensan que no hay razón para tener acciones internacionales. En el 2017, casi el 44% de los ingresos de las empresas del S&P 500 con sede en EE.UU. se generaron en países extranjeros. Sin embargo, si eso por sí solo proporcionara suficiente diversificación, no se verían tales diferencias en el desempeño en lo que va del siglo, como se ve en este gráfico. Las acciones internacionales superaron a las estadounidenses del 2003 al 2007, pero han tenido un rendimiento inferior desde entonces.

Recomiendo enfáticamente resistir el muy humano impulso de tratar de ser más astutos que el mercado y pensar que sabemos qué tipo de acciones, internacionales o estadounidenses, tendrá mejor desempeño. Por el contrario, escoge una asignación y apégate a ella. La composición del mercado bursátil mundial es aproximadamente el 55% estadounidense y el 45% internacional, lo que brinda el argumento para tener hasta el 45% internacional.

Mi opinión es que hay que ponderar las acciones en nuestra propia moneda y tener menos del 45% internacional si vives en Estados Unidos. Mientras que muchas cosas que compramos se producen en todo el mundo, otras, como ver al médico o hacer pintar la casa, se pagan a personas que quieren dólares estadounidenses. Por lo tanto, quiero que más del 55% de mis acciones sean estadounidenses.

Hace bastante más de una década me decidí por dos tercios en Estados Unidos y un tercio en el extranjero para la porción de acciones de una cartera. En el 2007, después de que las acciones internacionales superaran con creces el rendimiento, una reacción típica fue: "¿Por qué solo un tercio? ¿No viene todo el crecimiento desde el extranjero?" Hoy me dicen: "¿Por qué tanto? ¿No tiene el resto del mundo muchos problemas?" La búsqueda del rendimiento sigue gozando de buena salud.

Aunque recomiendo la asignación de un tercio del capital a las acciones internacionales, permito que los clientes elijan la asignación internacional que deseen, aunque les aconsejo que se atengan a ella. Sin embargo, en general, les permitiría aumentar la asignación de acciones internacionales después de un bajo rendimiento, que es exactamente lo que han hecho Fidelity y Vanguard.

Alan Roth es fundador de Wealth Logic, una empresa de planificación financiera por hora radicada en Colorado Springs, Colorado. Ha enseñado sobre inversiones y finanzas en universidades y escrito para la revista Money, el Wall Street Journal y otras publicaciones. Sus contribuciones no representan consejos específicos de inversión.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO