Skip to content
 

Cómo apelar por los impuestos sobre la propiedad

Si investigas, tal vez puedas reducir tu factura de impuestos.

Ilustración de casas en orden de tamaño de la grande a la pequeña - Apelación a los impuestos sobre la propiedad.

Istock

Apelar los impuestos sobre la propiedad podría reducir tu factura a la larga.

In English | Jim Angleton abrió una carta el otoño pasado que lo hizo enojarse mucho. Los impuestos sobre la propiedad de su vivienda principal en Miami Beach, Florida iban a aumentar más de $2,000.

Angleton tenía dos opciones: encogerse de hombros y pagar, o pelear. Escogió la segunda, y le valió la pena. Apeló su caso en persona con éxito, lo cual resultó en una reducción de sus impuestos de cerca de $8,000.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email

“Pagué por tasaciones certificadas de mi hogar, las cuales confirmaron que mi propiedad había perdido valor de manera significativa. Luego recopilé información sobre propiedades comparables en mi vecindario y presenté una apelación a mi junta local de tasaciones para impuestos sobre la propiedad”, dice Angleton, de 58 años, quien pagó aproximadamente $500 por dos tasaciones de su hogar. “Me presenté ante la junta muy bien armado con datos. Les mostré la cifra justa que calculé basada en mis investigaciones. Estuvieron de acuerdo”.

Charles D. Rubin, presidente de TaxTrim LLC, una empresa con sede en Nueva York que investiga valores de viviendas y viviendas comparables, dice que todos los propietarios de viviendas, en particular quienes tienen ingresos fijos, deberían examinar las tasaciones de impuestos sobre la propiedad.

“La gente le paga cientos de dólares a un contador para asegurarse de ahorrar unos cuantos miles de dólares en impuestos sobre la renta, pero ignoran por completo sus impuestos sobre la propiedad, a pesar de que se sabe que un alto porcentaje de hogares tienen tasaciones excesivas”, dice Rubin. “La tasación de cada [tasador] es subjetiva y es cuestión de opinión. Un propietario puede impugnarla si proporciona pruebas que podrían cambiar esa opinión”.

Gravado al máximo

Angleton no es el único a quien le inquietan las crecientes facturas tributarias. “Los valores de las propiedades han bajado y, sin embargo, las tasaciones para impuestos sobre la propiedad, las cuales por lo general se recalculan en ciclos de varios años, todavía no se han puesto al día”, dice Max Galka, director ejecutivo de Revaluate, una empresa que analiza la “habitabilidad” de apartamentos y hogares en la ciudad de Nueva York.

No me malinterpreten: los ingresos por impuestos sobre la propiedad ayudan a pagar por recursos comunitarios importantes, entre ellos gobiernos estatales, condales y locales, escuelas públicas y servicios de emergencia. Según Revaluate, las tasas efectivas de impuestos sobre la propiedad aumentaron el 0.25% del 2007 al 2013, mientras los valores medios de viviendas disminuyeron casi un 11% durante el mismo período. Por ejemplo, los impuestos sobre la propiedad para un hogar de $300,000 en el 2013 fueron $750 mayores que en el 2007, en promedio.

Aunque las tasaciones varían de estado a estado, los propietarios de viviendas por regla general pueden apelar su tasación actual cada año sin tener que esperar a que se haga una nueva tasación. Podría haber fechas límite, según tu estado.

Como Angleton, Rubin logró disminuir sus impuestos sobre la propiedad, lo que le ahorró $2,000 al año.

“Lo que en verdad tomó fueron 10 minutos ante la junta de reclamaciones”, dice Rubin. “Pero me di cuenta de lo difícil que fue reunir los datos para desarrollar un caso, y cómo eso debe impedir que muchas personas tengan éxito en esto”.

Esto inspiró a Rubin a lanzar TaxTrim, la cual por un cargo ayuda a propietarios de viviendas a recopilar los datos necesarios para cuestionar sus tasaciones tributarias.

Evaluación del problema

Los impuestos inmobiliarios por lo general se calculan basado en el valor de la vivienda, multiplicado por la tasa impositiva local más costos adicionales. Cada estado y condado tiene sus propias reglas de acuerdo a las cuales el tasador local determina esta fórmula y la tasación de la vivienda. Sin embargo, la mayoría de los tasadores tienen en cuenta las ventas de propiedades comparables y el aumento en los valores de mercado de la zona, además del valor de las mejoras que se han llevado a cabo en la propiedad.

“Los impuestos sobre la propiedad por lo general aumentan cuando el valor de tu hogar ha aumentado significativamente debido a mejoras o un aumento en todos los valores de viviendas en tu zona”, dice Brooke M. Pollard de Tredway Lumsdaine & Doyle LLP, una abogada radicada en California. “O la tasa impositiva aumenta porque el condado o el estado necesita más dinero para financiar servicios esenciales”.

Los propietarios deberían tratar de obtener una reducción de los impuestos sobre la propiedad si la tasación parece demasiado alta o si ha habido un cambio en sus circunstancias, como la jubilación, una discapacidad o la muerte de un copropietario, dice Pollard.

En resumidas cuentas, dicen los expertos, van a aumentar los impuestos sobre la propiedad inevitablemente, a diferencia de nuestros ingresos. Ser proactivo y saber que no tienes que aceptar los aumentos de impuestos sobre la propiedad sin pelear puede ayudarte a mantener más del dinero que tanto te ha costado ganar.

Pasos para apelar por los impuestos sobre la propiedad
 
1. Revisa con cuidado tu factura de impuestos sobre la propiedad. Informa a la oficina de tu tasador local sobre cualquier error o si no te incluyen en programas para los cuales cumples los requisitos, entre ellos la exención de vivienda principal.

2. Pídele a los empleados de la oficina de tu tasador el perfil de tu propiedad que tienen en sus registros y haz que corrijan cualquier error, sugiere Ron Throupe, profesor adjunto de bienes raíces en Daniels College of Business de University of Denver. “Podrían estar cobrándote impuestos por habitaciones o baños que no existen”, dice.

3. Recopila datos sobre varias propiedades cercanas comparables valoradas de manera similar o vendidas recientemente, en sitios web como Zillow y Trulia, o pídele a un agente de bienes raíces un análisis gratuito del mercado sobre propiedades comparables.

4. Presenta una apelación formal de la tasación con la oficina del tasador y entrega datos o pruebas que hayas recopilado. Prepárate a aparecer ante tu tasador o una junta de apelaciones/reclamaciones para exponer tu caso.

5. Si fracasas, piensa en la opción de presentar una queja con una junta de apelaciones o una demanda en un tribunal para demandas de menor cuantía o en un tribunal superior.

6. Tal vez te convenga contratar a un abogado o profesional en apelación de impuestos, quien ganará una comisión basada sobre un porcentaje de lo que ahorres en impuestos solo si ganas tu apelación.

 
 

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto