Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

Cómo detectar los mensajes de texto fraudulentos en tu teléfono inteligente

Toma medidas para protegerte contra los mensajes móviles falsos que envían los delincuentes cibernéticos.

Ilustración de un teléfono inteligente que dice textos fraudulentos y tengo tu paquete, y tu recompensa de $101 llegará

AARP

In English | Día y noche, los mensajes de texto fraudulentos bombardean nuestros teléfonos móviles. Los delincuentes cibernéticos responsables de enviar estos textos ilícitos se hacen pasar por representantes de agencias gubernamentales, tales como el Servicio de Impuestos Internos, megatiendas como Amazon y Costco, y hasta bancos grandes.

No dejes que estos estafadores se roben tu dinero ni tu información, o peor, que infecten tu teléfono inteligente con software malicioso. Empecemos con las maneras clave para mantenernos seguros:

1. No respondas a mensajes de texto sospechosos. Ni siquiera respondas con un mensaje que diga: “STOP” (ALTO) o “NO”.

2. No hagas clic en hiperenlaces ni archivos adjuntos en mensajes sospechosos.

3. Toma medidas para filtrar mensajes no deseados o bloquearlos antes de que te lleguen.

Las pérdidas llegaron a los $86 millones el año pasado

Por todo Estados Unidos, se reportaron $86 millones en pérdidas en el 2020 a causa de fraudes por mensajes de texto, según la Comisión Federal de Comercio (FTC), una agencia de protección al consumidor. El año pasado, las 334,524 quejas de este tipo significaron un promedio de 916 reportes al día.

En el 5% de todos los casos, las víctimas dijeron que perdieron dinero; la pérdida media fue de $800.

Mientras tanto, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), que regula a los proveedores de telefonía móvil, recibió cerca de 14,000 quejas acerca de mensajes de texto fraudulentos el año pasado. Los aproximadamente 6,900 reportes hasta la fecha en el 2021 (hasta finales de mayo) sugieren que el total de este año excederá el del 2020.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Los delincuentes cibernéticos no son tontos

Los consumidores astutos borran los textos sospechosos inmediatamente después de recibirlos. Aun así, los delincuentes cibernéticos hacen todo lo posible por engañarnos. Se hacen pasar por entidades reconocidas, como Federal Express, otra empresa cuyo nombre ha sido usurpado. Algunas veces, los delincuentes incluso personalizan los textos e incluyen tu nombre para evocar una sensación de autenticidad.

Los estafadores también juegan juegos psicológicos: envían tentadores textos acerca de supuestas oportunidades de ganar mucho dinero. Mienten al decir que a un consumidor se le adeuda un reembolso. O pretenden ser un repartidor de paquetes que está ansioso por entregarte tu paquete y pide que hagas clic en un enlace para confirmar cuándo estarás en casa.

El factor miedo

Los delincuentes también se aprovechan del factor miedo; aseguran en los textos que podrías perder dinero, que has sido acusado de un delito o que te morirás de vergüenza cuando se expongan detalles vergonzosos sobre tu vida. La pandemia de COVID-19 —y billones de dólares en dinero federal distribuido para afrontar la crisis— provocó una multitud de mensajes de texto fraudulentos acerca de remedios para el coronavirus, encuestas y ofertas especiales, dice la FCC. Varios de estos textos giran en torno a la ayuda económica para hacerle frente a la pandemia; uno ofrecía falsamente $30,000 en fondos del “FCC Financial Care Center”, que ni siquiera existe.

Un texto lleno de señales de alerta

El siguiente es un texto fraudulento que todavía está circulando.

Muestra en inglés de un mensaje fraudulento

AARP

¿Puedes detectar las señales de alerta en este texto fraudulento?

Estate atento porque muchos mensajes de texto fraudulentos en español contienen señales de advertencia similares.

1. El eslogan no es pertinente a la situación; y no se necesita un espacio antes del signo de exclamación.

2. ¿El estafador quiso decir phase (fase) en vez de face (rostro)?

3. Falta el signo de dólares.

4. Los presidentes electos no controlan los gastos del país. Además, falta el guion que debe escribirse en el cargo.

5. Un enigma: ¿el assistant stimulus (estimulo asistente) está bajo las órdenes del estímulo?

6. Los cheques de estímulo económico para los individuos no se distribuyeron a los contribuyentes de altos ingresos, así que no todos tenían derecho a recibirlos.

7. Es muy probable que este enlace sea malicioso. Nunca hagas clic en este tipo de enlaces.

En medio de la cacofonía, también hay textos fraudulentos sobre asuntos triviales. Un mensaje que llegó a los teléfonos celulares la semana pasada advertía que la garantía de un Chevrolet Tahoe se vencería en el 2022; no importó que el receptor no tenía un Chevy.

Los delincuentes cibernéticos envían textos desde el extranjero

Estos agravamientos ocurren gracias al lado oscuro de la tecnología, la cual permite que enormes cantidades de textos automatizados se envíen rápidamente, sin gastar mucho, a configuraciones aleatorias de números telefónicos dentro del mismo código de área, dice John Buzzard, jefe analista de fraude y seguridad para Javelin Strategy & Research. “Y no tienen que estar físicamente en Dubuque, Iowa, para aparentar estar en Dubuque, Iowa”, explica él. Los remitentes “pueden estar en cualquier lugar del mundo”.

Él sospecha que un texto acerca del estímulo económico de $2,400 se originó en el extranjero porque tiene muchos errores. Los estafadores “aprenden a hacerlo muy bien, pero acaban cometiendo errores ortográficos”, nos dice. Pero solo los consumidores que realmente presten atención detectarán tales señales de alerta.

Ahora considera la naturaleza de los teléfonos inteligentes y cómo los usamos.

Ya que el espacio limitado en las pantallas puede dificultar leer textos, es posible que los consumidores que tal vez pasan muchas horas al día en sus teléfonos —y quizás estén distraídos— no detecten las señales de alerta.

Sin embargo, muchos consumidores han aprendido a estar alertas, ya que los informes de la FTC muestran que tan solo el 5% de la gente que reportó mensajes de texto fraudulentos declaró que había perdido dinero.

Smishing (suplantación de identidad por mensajes de texto) es el término coloquial para el envío de textos por parte de estafadores que se hacen pasar por alguien legítimo con el fin de robarse dinero o datos confidenciales, o para dañar un dispositivo informático. El término combina “servicio de mensajes cortos”, o SMS, y phishing (suplantación de identidad). Phishing, un tipo de pariente del smishing, implica las mismas tácticas mediante correos electrónicos.

Así que esta es la conclusión: si tienes un teléfono inteligente, sé un consumidor inteligente.

Más consejos para los consumidores

Los defensores de los derechos del consumidor ofrecen orientación sobre cómo protegerse contra los mensajes de texto fraudulentos. Lee sus consejos y considera compartirlos con tus seres queridos.

  • Varios proveedores de telefonía móvil te permiten bloquear a un remitente con reenviar los textos no deseados a 7726 (“SPAM”). Verifica con tu proveedor sobre esta y otras opciones de bloqueo disponibles en tu teléfono, ya sea por medio de tu proveedor móvil o usando una aplicación de bloqueo de llamadas. La Comisión Federal de Comercio ofrece más consejos aquí. 
  • No respondas a textos de números desconocidos u otros que parezcan sospechosos. Responder “STOP” (ALTO) o “NO” indica que tu número de teléfono está activo, y tu número podría venderse a otros delincuentes.
  • Ten en mente que a menudo los estafadores falsifican números de teléfono —incluso en los textos— haciéndolos aparentar que el remitente es local o de una entidad legítima con el fin de engañarte para que respondas.
  • Ten mucho cuidado si te presionan a que divulgues información o que hagas un pago inmediatamente.
  • Nunca compartas información personal ni financiera a través de mensajes de texto, correos electrónicos ni llamadas telefónicas.
  • Si no estás seguro de si un texto es legítimo, comunícate con el supuesto remitente usando un número de teléfono que sepas que es legítimo.
  • No hagas clic en enlaces ni archivos adjuntos de mensajes de texto poco confiables. Si un amigo te envía un texto con un enlace sospechoso, verifica con el conocido para determinar si han usurpado su teléfono.
  • Reporta los textos fraudulentos a la FCCla FTC en españolel Centro de Quejas de Crímenes por Internet del FBI  (algunos enlaces en inglés) y a la entidad cuyo nombre aparece en el mensaje sospechoso.

Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Las siguientes son alertas acerca de textos fraudulentos

De Amazon: Los mensajes de texto y las llamadas de Amazon nunca te piden información personal ni tu contraseña, dice la compañía. Lee más.

“Las estafas de smishing se están haciendo cada vez más avanzadas”, añade Amazon. “Los defraudadores ahora pueden insertar sus mensajes fraudulentos en una conversación de mensajes legítimos que podrías haber recibido de nosotros”.

“Los textos fraudulentos a menudo dicen que hay un problema con tu cuenta, te piden información confidencial como contraseñas o dicen que se te debe un reembolso”.

De Costco: “Las comunicaciones electrónicas no solicitadas de Costco no piden tu información personal, como nombre de usuario, contraseña, información de tarjeta de crédito, fecha de nacimiento o número de Seguro Social. Nunca proporciones información personal en respuesta a una comunicación electrónica”. Lee más (en inglés).

De Federal Express: “FedEx no solicita, por correo postal, correo electrónico ni mensajes de texto no solicitados, algún pago o información personal a cambio de mercancía en tránsito o en custodia de FedEx”. (SMS son las siglas en inglés de ‘servicio de mensajes cortos’). Lee más (en inglés).

Del Servicio de Impuestos Internos (IRS): “El IRS no inicia contacto con los contribuyentes por correo electrónico, textos ni redes sociales para solicitar información personal ni financiera”. Lee más.

 

Katherine Skiba cubre temas de estafas y fraudes para AARP. Anteriormente, fue periodista con el Chicago Tribune, U.S. News & World Report y el Milwaukee Journal Sentinel. Recibió la Beca Nieman de Harvard University y es la autora del libro Sister in the Band of Brothers: Embedded with the 101st Airborne in Iraq.

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras Alertas de vigilancia, consulta nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.