Skip to content
 

Cómo detectar los mensajes de texto fraudulentos en tu teléfono inteligente

Toma medidas para protegerte contra los mensajes móviles falsos que envían los delincuentes cibernéticos.

Ilustración de un teléfono inteligente que dice textos fraudulentos y tengo tu paquete, y tu recompensa de $101 llegará

AARP

In English

En inglés, se le conoce como “smishing”, el término coloquial que designa el envío de mensajes de texto que aparentan ser legítimos, pero que solo buscan dinero, datos confidenciales o dañar dispositivos informáticos. El término combina “servicio de mensajes cortos”, o SMS, y phishing (suplantación de identidad). Phishing, un tipo de pariente del smishing, implica las mismas tácticas mediante correos electrónicos.

Día y noche, los mensajes de texto fraudulentos bombardean nuestros teléfonos móviles. Los delincuentes cibernéticos responsables de enviar estos textos ilícitos se hacen pasar por representantes de agencias gubernamentales, tales como el Servicio de Impuestos Internos, megatiendas como Amazon y Costco, y hasta bancos grandes.

Y los delincuentes son cada vez más agresivos, según una nueva alerta del Robocall Response Team (Equipo de respuesta a las llamadas automatizadas) de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC). Advierte “que los estafadores utilizan cada vez más los mensajes de texto para atacar a los consumidores en el país”.


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


Por todo Estados Unidos, se reportaron $137 millones en pérdidas en el 2021 a causa de fraudes por mensajes de texto, según la Comisión Federal de Comercio (FTC), una agencia de protección al consumidor. En el 6% de todos los casos, las víctimas dijeron que perdieron dinero; la pérdida media fue de $1,000.

La FCC, que regula a los proveedores de telefonía móvil, también recibe cada año más quejas por smishing: 5,700 en el 2019, 14,000 en el 2020 y 15,300 en el 2021. Hasta el 30 de junio del 2022 se habían recibido alrededor de 8,500 denuncias, lo que sugiere que este año se superará el total del 2021.

Informes independientes revelan que el número real de mensajes de texto automatizados es astronómico: RoboKiller, un servicio de bloqueo de llamadas y mensajes de texto no deseados, calcula que los consumidores recibieron más de 12,000 millones de mensajes de texto automatizados tan solo en junio de este año.

Se pueden enviar enormes cantidades de textos automatizados de forma rápida, barata y a configuraciones aleatorias de números de teléfono dentro del mismo código de área, dice John Buzzard, analista principal de Fraude y Seguridad de Javelin Strategy & Research. “Y no tienen que estar físicamente en Dubuque, Iowa, para aparentar estar en Dubuque, Iowa”, explica él. Los remitentes “pueden estar en cualquier lugar del mundo”.

Trucos comunes de smishing

Según Better Business Bureau, (BBB, Oficina de Ética Comercial), recientemente se ha producido un aumento de los mensajes de texto automatizados de “número equivocado” (en inglés). Funciona así: Un texto dice, por ejemplo, “¿Eres Juan? Soy Amanda. Ya habíamos conversado en Tinder cuando vine a visitar a mi primo, pero nunca nos vimos en persona. Estoy de regreso, ¿estás desocupado?”.

Un texto lleno de señales de alerta

A continuación se muestra un texto de estafa que circuló el año pasado.

Muestra en inglés de un mensaje fraudulento

AARP

¿Puedes detectar las señales de alerta en este texto fraudulento?

1. El eslogan no es pertinente a la situación; y no se necesita un espacio antes del signo de exclamación.

2. ¿El estafador quiso decir phase (fase) en vez de face (rostro)?

3. Falta el signo de dólares.

4. Los presidentes electos no controlan los gastos del país. Además, falta el guion que debe escribirse en el cargo.

5. Un enigma: ¿el assistant stimulus (estimulo asistente) está bajo las órdenes del estímulo?

6. Los cheques de estímulo económico para los individuos no se distribuyeron a los contribuyentes de altos ingresos, así que no todos tenían derecho a recibirlos.

7. Es muy probable que este enlace sea malicioso. Nunca hagas clic en este tipo de enlaces.

Cuando respondes que se equivocaron de número, intentan engancharte con una foto sexy, advierte la BBB, y luego te invitan a registrarte en sitios web de citas o para adultos y, finalmente, a dar el número de tu tarjeta de crédito.

Algunos estafadores envían textos en los que se presiona a los destinatarios para “iniciar sesión” en un sitio web bancario falso para verificar una compra o desbloquear una tarjeta de crédito congelada, dice la FCC.

También utilizan juegos psicológicos: envían tentadores textos acerca de supuestas oportunidades de ganar mucho dinero. Mienten al decirle al consumidor que se le adeuda un reembolso. O fingen ser un repartidor de paquetes que está ansioso por entregarte tu paquete y pide que hagas clic en un enlace para confirmar cuándo estarás en casa.

Los delincuentes también se aprovechan del factor miedo; aseguran en los textos que podrías perder dinero, que has sido acusado de un delito o que te morirás de vergüenza cuando se expongan detalles vergonzosos sobre tu vida. La pandemia de COVID-19 —y billones de dólares en dinero federal distribuido para afrontar la crisis— provocó una multitud de mensajes de texto fraudulentos acerca de remedios contra el coronavirus, encuestas y ofertas especiales, dice la FCC. Varios de estos textos giran en torno a la ayuda económica para hacerle frente a la pandemia; uno ofrecía falsamente $30,000 en fondos del “FCC Financial Care Center”, que ni siquiera existe.

Formas clave de mantenerte seguro:

1. No respondas a mensajes de texto sospechosos. Ni siquiera respondas con un mensaje que diga: “STOP” (ALTO) o “NO”. Si lo haces, indicarías que tu número de teléfono está activo y podrían vendérselo a otros delincuentes.

Si piensas que un texto podría ser legítimo, comunícate con el supuesto remitente usando un número de teléfono que sepas que es legítimo. No olvides que los estafadores con frecuencia falsifican números de teléfono, hasta en los mensajes de texto, de modo que parezca que el emisor del mensaje es local o de una entidad legítima para que sea más probable que respondas.         

2. No hagas clic en hiperenlaces ni archivos adjuntos en mensajes sospechosos. Si un amigo te envía un texto con un enlace sospechoso, verifica con el conocido para determinar si han usurpado su teléfono.

3. Toma medidas para filtrar mensajes no deseados o bloquearlos antes de que te lleguen. Varios proveedores de telefonía móvil te permiten bloquear a un remitente con reenviar los textos no deseados a 7726 (“SPAM”). Verifica con tu proveedor sobre esta y otras opciones de bloqueo disponibles en tu teléfono, ya sea por medio de tu proveedor móvil o usando una aplicación de bloqueo de llamadas. La Comisión Federal de Comercio ofrece más consejos aquí

4. Nunca compartas información personal ni financiera a través de mensajes de texto, correos electrónicos ni llamadas telefónicas.         

5. Reporta los textos fraudulentos a la FCC (en inglés),  reportefraude.ftc.gov, el Centro de Quejas de Crímenes por Internet del FBI (en inglés) y a la entidad cuyo nombre aparece en el mensaje sospechoso.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Alertas sobre mensajes de texto fraudulentos

(Algunos enlaces en inglés)

Las empresas y organizaciones que los delincuentes utilizan con frecuencia en sus estafas tienen sus propias advertencias.

De Amazon: Los mensajes de texto y las llamadas de Amazon nunca te piden información personal ni tu contraseña, dice la compañía. 

“Las estafas de smishing se están haciendo cada vez más sofisticadas”, añade Amazon. “Los defraudadores ahora pueden insertar sus mensajes fraudulentos en una conversación de mensajes legítimos que podrías haber recibido de nosotros”.

“Los textos fraudulentos a menudo dicen que hay un problema con tu cuenta, te piden información confidencial como contraseñas o dicen que se te debe un reembolso”.

De Costco: “Las comunicaciones electrónicas no solicitadas de Costco no piden tu información personal, como nombre de usuario, contraseña, información de tarjeta de crédito, fecha de nacimiento o número de Seguro Social. Nunca proporciones información personal en respuesta a una comunicación electrónica”.

De FedEx: “FedEx no solicita por correo postal, correo electrónico o mensajes de texto pagos o información personal a cambio de mercancía en tránsito o en custodia de FedEx”. (SMS son las siglas en inglés de ‘servicio de mensajes cortos’). 

Del Servicio de Impuestos Internos (IRS): “El IRS no inicia contacto con los contribuyentes por correo electrónico, textos ni redes sociales para solicitar información personal ni financiera”. 

 

Nota de redacción: este artículo se publicó originalmente el 25 de junio del 2021 y se ha actualizado con nueva información.

 

Christina Ianzito cubre temas de estafas y fraudes para aarp.org, y es la editora de libros de aarp.org y AARP The Magazine. Además, es escritora y editora de viajes desde largo tiempo, y en el 2020 recibió el premio Lowell Thomas de la Sociedad de escritores de viajes de Estados Unidos (Society of American Travel Writers).

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras Alertas de vigilancia, consulta nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.