Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Cómo proteger tus cuentas financieras de los delincuentes cibernéticos

Pasos sencillos para evitar que los ladrones se apoderen de tus cuentas.

Mujer mayor frente a su computadora en el comedor de su casa.

RICHVINTAGE/GETTY IMAGES

In English | Nuestras huellas financieras están dispersas por todas nuestras computadoras y dispositivos: datos bancarios, de tarjetas de crédito y de cuentas de jubilación; declaraciones de impuestos; programas de fidelidad para viajeros frecuentes; aplicaciones de pago digitales; cuentas de megatiendas en línea; y más. Lo que hay dentro de tu teléfono inteligente es como una "tienda de caramelos" para los delincuentes informáticos, advierte John Buzzard, analista principal de fraude y seguridad en Javelin Strategy & Research en Pleasanton, California.

Una de las mayores preocupaciones para él y otros que luchan contra los delitos cibernéticos es un fraude conocido como robo de cuentas. En este tipo de ataque, un delincuente accede a una de tus cuentas en línea. Lo más probable es que el delincuente no se detenga en una sola cuenta. Es posible que tus cuentas más importantes —y el dinero que has ganado con esfuerzo— estén en peligro, dice Buzzard.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


¿Qué es el robo de cuentas?

Es peor que si un ladrón te robara el número de tu tarjeta de crédito y fuera de compras a una de las grandes tiendas de electrónica. En un robo de cuenta, tu nombre de usuario, tus datos de acceso y el número de teléfono asociado a tu cuenta se manipulan o cambian de manera que te impiden acceder a tu cuenta y recibir notificaciones de posibles actividades fraudulentas. Los robos de cuentas alcanzaron las cifras más altas de los últimos seis años en el 2019; afectaron a alrededor de 4.4 millones de adultos en Estados Unidos y resultaron en $6.8 millones en pérdidas, según estimaciones de Javelin Strategy & Research.

Robo de cuentas en EE.UU.

Tabla que muestra el robo de cuentas en EE.UU. de 2014 a 2019

GRÁFICA DE AARP

Aproximadamente 4.4 millones de adultos fueron víctimas del robo de cuentas financieras por parte de delincuentes cibernéticos en el 2019, con pérdidas estimadas de $6.8 millones. Ambas cifras fueron las mayores en seis años.

"Hay miles de delincuentes organizados que trabajan duro cada día para llegar directamente al consumidor y engañarlo para que comparta su información". 

—John Buzzard, especialista en seguridad cibernética

Buzzard, que fue víctima del robo de cuentas, recuerda la experiencia como "sorprendentemente invasiva". Cuando esto ocurre, "el factor de terror aumenta un 100%", dice. "Hay alguien trabajando duro; no le importa si arruina tu vida, pero sin duda está atentando contra tu independencia financiera y el acceso a las cosas que son importantes para ti. Es raro. La reacción natural y visceral es, ¿y ahora qué? ¿Esto es todo? ¿Va a suceder algo más?".

Filtraciones de datos por doquier

Teniendo en cuenta las persistentes y preocupantes filtraciones de datos, ya hay una gran cantidad de información sensible de los consumidores en manos de los delincuentes, señala Buzzard. Las filtraciones pueden dejar al descubierto las bases de datos de organizaciones enteras y, según el informe de Verizon "Data Breach Investigations Report" del 2020, el año pasado se produjeron 3,950 filtraciones.

Mike Stamas, de 44 años, cofundador de GreyCastle Security en Troy, Nueva York, señala que al mismo tiempo que se disparan estos delitos, ha crecido nuestra presencia digital. "En comparación con hace 15 años, tenemos una presencia mucho mayor de activos en línea, ya sea Facebook, Twitter, banca en línea, varias cuentas de correo electrónico, [el sitio de financiamiento colectivo] GoFundMe y [la aplicación de pago] Venmo", dice.

Considera tener una tableta designada para las finanzas

Stamas, vicepresidente de desarrollo empresarial de su compañía, dice que las tabletas y las computadoras portátiles son tan económicas ahora que los consumidores deberían considerar la posibilidad de comprar una exclusivamente para la banca en línea y otras cuentas financieras. Sin correo electrónico, redes sociales ni navegación por internet en ese dispositivo designado, explica, "se reduciría significativamente el riesgo" al disminuir la incidencia de correos electrónicos de suplantación de identidad, programas espía y descargas maliciosas.

Mike Stamas

CORTESÍA DE MIKE STAMAS

Stamas también recomienda designar una tarjeta de crédito, con un límite de crédito bajo, para utilizarla en cuentas como eBay y así controlar los gastos con mayor facilidad.

¿Cuentas diferentes? Contraseñas diferentes

Buzzard y Stamas, ambos con 20 años de experiencia en seguridad cibernética, dicen que el primer paso inteligente para evitar que los delincuentes entren en tus cuentas es el siguiente: Configura contraseñas diferentes y complejas no solo para tus cuentas financieras, sino para todas las cuentas en línea. "Muchas personas utilizan la misma contraseña y el mismo inicio de sesión para su cuenta de correo electrónico de Yahoo y su cuenta de J.P. Morgan", dice Stamas.

Recomienda evitar las contraseñas con palabras de diccionario, ya que las computadoras, en lo que se denomina ataques de fuerza bruta a las credenciales, pueden buscar entre miles de palabras para intentar adivinar una contraseña o frase de acceso. Stamas también sugiere insertar un carácter especial —o el apodo de alguien— en medio de la contraseña.

Buzzard aconseja que instales un gestor de contraseñas o bóveda digital, aunque otra alternativa es anotar las contraseñas y guardarlas en un lugar seguro.

Aquí tienes 10 consejos más para proteger tus cuentas financieras

1. Nunca le des acceso remoto a tu computadora a un extraño que se ponga en contacto contigo. "No hay absolutamente ningún escenario (legítimo) en el mundo en el que alguien te llame por teléfono inesperadamente y te diga, 'tenemos entendido que tu computadora está infectada, y nos gustaría ayudarte'", dice Buzzard. Si sospechas que tu dispositivo tiene un problema, como un malware (software malicioso), comunícate con un técnico de confianza para que te ayude.

2. Para conseguir mayor seguridad, además de la contraseña, activa la autenticación de dos factores para acceder a las cuentas confidenciales; puede ser un número proporcionado en un mensaje de texto o una llamada.

3. Asegúrate de que tus programas antivirus y antimalware están actualizados.

4. Descarga las actualizaciones de software disponibles en tu computadora, tableta y teléfono móvil.

5. Configura tu teléfono inteligente para que permanezca bloqueado hasta que proporciones datos biométricos, como una huella dactilar o un escaneo facial.

6. Consulta con tu banco, compañía de tarjetas de crédito y empresa de inversión qué medidas de seguridad adicionales recomiendan para las cuentas digitales; algunos ejemplos son las alertas de fraude y los límites de dólares en las transacciones. "Les encantaría que sus clientes tomaran más iniciativas de este tipo", dice Buzzard.

7. Anota los datos de acceso a tu teléfono móvil y guárdalos en un lugar seguro. Los necesitarás para encontrar tu teléfono o, si te lo roban, para borrar el dispositivo.

8. Revisa regularmente la fecha y la hora del "último inicio de sesión" en los sitios web que frecuentas. Comprueba si los horarios indicados coinciden con tu actividad.

9. Si necesitas ponerte en contacto con el servicio de atención al cliente, llama a un número de teléfono que sepas que es legítimo, como el que aparece en tu estado de cuenta. Stamas cuenta que en una ocasión, su suegra se metió en un lío cuando buscó en Google "asistencia técnica de Amazon" y llamó al primer número que apareció. No se trataba de Amazon, sino de una "organización maliciosa" que la llevó a revelar información financiera.

10. Si recibes un correo electrónico en el que te piden que inicies sesión en una cuenta financiera para comprobar una transacción, ignóralo. En su lugar, marca tus sitios web financieros y accede a ellos a través de un sitio web seguro y de confianza. Stamas dice que un correo electrónico inesperado "tiene una alta probabilidad de ser malicioso o una estafa de suplantación de identidad (phishing)", en la que un delincuente intenta robar algo de valor, como un número de tarjeta de crédito o de cuenta.

Katherine Skiba cubre temas de estafas y fraudes para AARP. Anteriormente, fue periodista con el Chicago Tribune, U.S. News & World Report y el Milwaukee Journal Sentinel. Recibió la Beca Nieman de Harvard University y es la autora del libro Sister in the Band of Brothers: Embedded with the 101st Airborne in Iraq.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.