Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

5 maneras de ayudar a tus hijos a pagar la universidad por sí mismos

Formas inteligentes de financiar su educación superior cuando no te sobra el dinero.

Mujer el día de su grado, con su esposo, sus hijos y su padre.

E+ / GETTY IMAGES

In English | Aquí hay un escenario aterrador que puede parecer familiar: tus hijos van a la universidad en septiembre, pero, gracias a la hipoteca, las facturas mensuales y la amenaza inminente de ser despedido por el coronavirus, no has podido ahorrar dinero. Sin embargo, no quieres que tus hijos se conviertan en más participantes en la deuda de préstamos estudiantiles de $1.6 billones de la nación. Entonces, ¿qué puedes hacer en este momento?

Respira, porque tienes opciones, incluso si no estás en una posición financiera para sacar tu chequera. Hay varias estrategias a las que puedes recurrir para ayudar a mitigar los costos, compartir la carga e impulsar a tus hijos o nietos a la fuerza laboral sin una carga financiera abrumadora.

"Es difícil, pero millones de padres lo han hecho", dice Kim Clark, subdirectora de la Education Writers Association en Washington D.C. "Hay muchas pequeñas cosas que puedes hacer para reducir los costos".

¿Cuáles son esas estrategias? Aquí hay algunos consejos de los expertos.

1. Solicita la FAFSA

Esto parece un punto básico, pero aproximadamente una cuarta parte de las familias ni siquiera completan la Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (en inglés), porque creen que no califican, porque es demasiado complicado o porque no cumplen con los plazos.

Eso es un error, y uno grande, porque entonces no tienes acceso a la mayoría de las becas y subvenciones que podrían ayudarte a reducir la carga financiera. De hecho, en el último año escolar, el 31% de los costos de la universidad fueron cubiertos por becas y subvenciones, según el informe de Sallie Mae, "How America Pays for College 2019". Entonces, para aprovechar esta ayuda, debes solicitar la FAFSA. "Los padres generalmente subestiman su elegibilidad para recibir ayuda financiera basada en las necesidades", dice Mark Kantrowitz, editor y vicepresidente de investigación de SavingforCollege.com.

2. Busca becas privadas

Puede que tu empresa ofrezca programas para ayudar a los hijos de los empleados con los costos de educación. Si trabajas para Google o Bank of America, por ejemplo, podrían ofrecerte becas especiales o ayuda con los costos de matrícula.

Para encontrar fuentes de financiación, consulta los buscadores de becas, en los que ingresas tu información y se compara con las oportunidades relevantes. Dos de los más destacados, dice Kantrowitz, son FastWeb.com, con una base de datos de 1.5 millones de becas; y el College Board (en inglés). Solo asegúrate de que dichos sitios no soliciten dinero por adelantado, lo que generalmente indica una estafa.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


3. Conviértete en un agente de investigación

Seamos realistas, la mayoría de los estudiantes de secundaria no son buenos para sentarse y hacer el trabajo necesario para descubrir las mejores y más económicas opciones universitarias. Ahí es donde puedes ayudar, siendo su compañero de investigación y encaminando las solicitudes a las instituciones adecuadas.

Según el College Board, en términos generales, la opción de cuatro años más económica es la universidad pública en tu estado, con un costo promedio anual de matrícula y cargos de $9,410. El costo de los colegios comunitarios de dos años es aún menos, a $3,440 anuales, pero requerirán un traslado para obtener un título universitario de cuatro años (licenciatura).

Sin embargo, ten en cuenta que muchas de las universidades más prestigiosas ahora ofrecen una exención de matrícula para las familias por debajo de un cierto nivel de ingresos. No dejes pasar la posibilidad de estudiar en una de las grandes instituciones del mundo solo porque no sabías sobre sus políticas de ingresos o porque no tenías los documentos a tiempo.

4. Cubre los costos de alojamiento y comida

Si prefieres o no que tu hijo universitario viva en casa es una decisión que tendrás que tomar. Pero una gran parte de los costos de la universidad no implican matrícula, cuotas o libros de texto, sino alojamiento y comida, que cuesta $11,140 al año en instituciones públicas, según el College Board.

Si tu hijo puede quedarse en casa contigo durante sus años universitarios (incluso solo por un par de ellos), eso te ahorrará decenas de miles de dólares. "Cualquier cosa que los padres puedan hacer para reducir el costo de vida es un gran beneficio", dice Clark. “Pierdes algo de la experiencia universitaria al no vivir en una residencia de estudiantes, pero ahorras mucho dinero. Si eso marca la diferencia entre poder asistir a la universidad o no, entonces debes hacerlo".

De manera similar, mantener a los universitarios en planes familiares (seguro de automóvil, cobertura de salud, teléfono celular) puede ahorrarles una tonelada de dinero, en comparación con las tarifas que podrían conseguir por sí mismos. "Hay muchos beneficios al comprar planes familiares que los padres pueden ofrecer", señala Clark.

5. Evita grandes errores

Asegurar un futuro financiero —el tuyo y el de tus hijos— no solo implica elegir caminos inteligentes, sino también evitar los malos. Por lo tanto, trata de no cofinanciar préstamos privados para estudiantes, por ejemplo, lo que te mantendrá en el gancho a perpetuidad si el estudiante no puede pagarlos. No saques tus fondos de jubilación; eso pondrá en peligro tu propia seguridad económica. Además, trata de no solicitar préstamos contra el valor neto de tu vivienda, otra tentación que podría poner en riesgo el hogar de tu familia.

La clave: no te resignes a ti mismo ni a tu hijo universitario a una vida de deuda estudiantil aplastante. Con una cuidadosa elección de la universidad, una planificación creativa y los compromisos necesarios, debes estar a la altura del desafío. "Hay un millón de formas de ahorrar dinero", dice Clark. "Así que encuentra tu comunidad y obtén inspiración e ideas de otros padres. Obtener el apoyo de otras personas que han hecho esto es algo que realmente ayuda".

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO