Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Nueva ley tributaria beneficia si se paga pronto la hipoteca Skip to content
 

¿Es este el momento de amortizar tu hipoteca?

La nueva ley tributaria fortalece los argumentos para cancelar esta deuda más rápido.

Gráfica de casas hechas con billetes

Getty Images

Los cambios en las leyes fiscales pueden hacer que pagar el principal de tu hipoteca este año sea la decisión financiera más beneficiosa.

In English | Durante mucho tiempo he argumentado que las personas pueden recibir un rendimiento de inversión, sin riesgo, de un 3 al 6% al año si amortizan su hipoteca con anticipación. La nueva reforma impositiva significa que ahora estas ganancias pueden ser libres de impuestos. Esto se debe a que es posible que ya no recibas una deducción de impuestos por parte, o la totalidad, de tu interés hipotecario.

Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Es importante entender que una hipoteca es básicamente lo opuesto a un bono. Cuando compras un bono o fondo de bonos, les estás prestando dinero a corporaciones o gobiernos que, a su vez, te pagan interés y te devuelven el principal, salvo en caso de incumplimiento. Cuando sacas una hipoteca, le estás pagando a un banco u otra parte el principal e interés, los cuales debes pagar independientemente de si tu vivienda aumenta en valor.

Tomemos como ejemplo a una consumidora con una hipoteca de $100,000 y una tasa de interés anual del 4% que se encuentre en una categoría impositiva marginal de un 30% (combinación de impuestos federales y estatales). Ella podría invertir en bonos de alta calidad o en un certificado de depósito de cinco años, los cuales rinden alrededor del 2.45% anual. Al hacerlo, ganaría $2,450 antes de impuestos y $1,715 después de los impuestos.

Si, en lugar de comprar un certificado de depósito, ella liquidara su hipoteca, ahorraría unos $4,000 en pagos de interés. Con la ley antigua, probablemente habría recibido una deducción fiscal de $1,200 (el 30% del interés de la hipoteca), por lo que habría ahorrado $2,800 después de los impuestos. Esta consumidora habría estado mejor por $1,085 al año al pagar la hipoteca, porque ahorrar $2,800 es mejor que ganar $1,715.

Bajo la nueva ley tributaria, esta persona tiene menos probabilidades de beneficiarse de la deducción de impuestos hipotecarios. Mike Piper, autor de Taxes Made Simple, dice que hay menos probabilidades de que las personas que solían detallar sus deducciones impositivas lo hagan ahora debido al aumento de la deducción estándar, la limitación de $10,000 para impuestos estatales y locales, la eliminación de deducciones misceláneas detalladas y el hecho de que cualquier deuda relacionada con el valor de la vivienda ya no será deducible.

Con la nueva ley, es menos probable que detalles tus deducciones porque ahora es posible que no puedas deducir tu hipoteca, combinado con el hecho de que probablemente necesitarás detallar más deducciones en total para alcanzar la deducción estándar más alta. Según el New York Times, el Tax Policy Center, con sede en D.C., estima que solo 20 millones de personas detallarán en el 2018, en comparación con 46 millones si la ley tributaria no hubiera cambiado.

Usando el ejemplo anterior, donde uno no obtiene una deducción por intereses hipotecarios, se ahorraría $4,000 después de los impuestos, lo cual es mucho mejor que ganar los $1,175 después de los impuestos del certificado de depósito o del fondo de bonos. Ahora, incluso si detallas en el 2018, es posible que solo obtengas una deducción por parte de tu interés hipotecario. Por ejemplo, si estás casado y presentas la declaración de impuestos en forma conjunta y tienes $22,500 en deducciones detalladas antes del interés de la hipoteca, solo $2,500 de los intereses te benefician, ya que solo necesitas $1,500 para llegar a la nueva cantidad de deducción estándar de $24,000. Consulta con tu asesor fiscal para ver si recibirás un beneficio tributario por todos los intereses hipotecarios que ya pagaste.

Estos son tres de los argumentos más comunes que escucho regularmente —con los que simplemente no estoy de acuerdo— sobre cancelar el saldo de tu hipoteca:

  • Una cartera más equilibrada, digamos con un 60% en acciones y un 40% en bonos, puede ganar más de lo que ganarías al amortizar tu hipoteca con anticipación. Aunque esto puede ser cierto, es más bien como comparar naranjas con manzanas. Este argumento es análogo a solicitar un préstamo marginal contra las acciones en una cuenta de corretaje para comprar más acciones. Puedes ganar más si el valor de las acciones aumenta, pero yo no lo recomendaría, aunque las tasas de interés de los préstamos marginales frecuentemente son más bajas que las de las hipotecas. También, tengo décadas escuchando este argumento, y en este siglo, hasta ahora, los bonos han dado mayores beneficios que las acciones. Solicitar préstamos para comprar más acciones ha resultado contraproducente.
  • No deseas invertir más dinero en la casa. No estoy sugiriendo invertir más dinero en la casa, como en una remodelación. La amortización anticipada de la hipoteca no tiene ningún efecto en el precio por el que finalmente logres vender tu casa.
  • Si no amortizas completamente tu hipoteca, el pago mensual no se reducirá. Esta afirmación es cierta, pero no es el cuadro completo. Ya que una mayor proporción del pago mensual se aplica al principal a medida que pagas la hipoteca, se amortiza mucho más rápidamente y sigues ahorrándote los pagos de interés.

Un argumento extremadamente válido para no amortizar tu hipoteca con anticipación, si tienes el dinero para hacerlo, es que podrías necesitar el dinero para cualquier emergencia. Una vez que amortices por completo la hipoteca, no es tan fácil volver a pedir prestado el dinero.

Después de que la hipoteca esté completamente amortizada, y si aún tienes ingresos, recomiendo hacer depósitos mensuales por la cantidad de los pagos de la hipoteca en cuentas de ahorro o inversiones.

Al decidir si estos consejos son adecuados para ti, ten en mente estos dos puntos:

  • Los bancos, las empresas de corretaje y los asesores financieros no se benefician de estos consejos. Los bancos desean que les sigas pagando el interés mensual de tu hipoteca. Por lo general, las empresas de corretaje y los asesores financieros preferirían que invirtieras tu dinero con ellos en lugar de amortizar tu hipoteca con anticipación.
  • Piénsalo por un momento: ¿Alguna vez has conocido a alguien que se hubiera arrepentido de amortizar su hipoteca?

Por lo tanto, si tienes suficientes activos líquidos como para sentirte cómodo y puedes recibir ganancias, sin riesgo y libre de impuestos, velo como un fruto maduro listo para la recolección.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO