Skip to content
 

Reverenda Dra. Jamesetta Ferguson

Presidenta y directora ejecutiva, Molo Village CDC (Louisville, Kentucky)

In English

En el 2011, como pastora de St. Peter’s United Church of Christ, fundé Molo Village CDC en un vecindario en crisis en Louisville a fin de brindar servicios muy necesarios a los residentes pobres de la comunidad, en su mayoría negros. Esta es una labor de amor que brinda esperanza a estos residentes que sienten que han sido olvidados.

El problema que estoy intentando solucionar

La comunidad de Russell, que cubre 1.4 millas cuadradas en West Louisville y alguna vez fue un vecindario deseable y diverso, era conocida como el Harlem de Louisville por su pujante comunidad comercial afroamericana. Comenzó a declinar después de la Segunda Guerra Mundial, en un proceso exacerbado por las políticas nacionales. La demarcación y la renovación urbana dividieron a esta comunidad antes robusta, destruyeron su desarrollo y crearon segregación. En la actualidad, los residentes experimentan problemas de vivienda, acceso limitado a alimentos, poca educación y racismo sistémico, todos determinantes sociales de la salud que tienen consecuencias negativas, como enfermedades coronarias, diabetes, cáncer y muerte prematura. En el 2019, el 91% de los 9,590 residentes eran negros. El 60% vivían en la pobreza, en comparación con el 17% en el resto del condado. Casi el 30% estaban desempleados.

Para abordar estas necesidades, Molo (que significa “bienvenido a casa” en xhosa, un idioma sudafricano) creó Village@West Jefferson, una instalación de 30,000 pies cuadrados para usos múltiples. Cuando abrió sus puertas en julio del 2021, se convirtió en el primer desarrollo económico nuevo de West Jefferson en Russell en más de 30 años. Los residentes de Russell ahora tienen un banco en la comunidad, su primer restaurante con mesas, un programa educativo Early Head Start, una incubadora de empresas de tecnología para entidades propiedad de minorías, una empresa de bienes raíces y el Norton Healthcare Institute for Health Equity, entre otras entidades. En un segundo sitio, ofrecemos grupos de apoyo para el consumo de drogas, programas de escuela primaria y un banco de comidas, y trabajamos en estrecha colaboración con 200 personas que fueron encarceladas recientemente y se están reinsertando en la comunidad.

El momento que despertó mi pasión por este proyecto

Luego de que me llamaran para ser pastora de St. Peter’s en el 2006, cuando me di cuenta de las necesidades de la comunidad, muchas personas me decían que les habían mentido. “Nos dijeron que nos ayudarían y todavía estamos esperando”. Un hombre joven se destacó; dijo: “Todas las personas que me importan se van. Tarde o temprano, usted también se va a ir”. En ese momento supe que no me iba a ir a ningún lado y que iba a estar en esto durante mucho tiempo. No sabía si iba a poder hacer mucho, pero iba a hacer algo.

Lo que desearía que otros supieran

Es importante escuchar a las personas a quienes sirves. Muchas veces, planificamos lo que pensamos que necesitan en vez de permitir que nos comuniquen sus necesidades. También es útil asociarse con otros para no trabajar en forma aislada, sino trabajar conjuntamente para crear un cambio. La duplicación de esfuerzos es un derroche de dinero y de otros recursos. Nosotros permitimos que cada persona que participa en el Village aporte sus habilidades particulares para beneficio de toda la comunidad. Si otros adoptaran este modelo, también podrían llevar ayuda muy necesaria a sus comunidades.

Consejos para los que desean marcar la diferencia

Muchas veces, las personas se ofrecen como voluntarias para hacer una cosa y luego desaparecen. En comunidades como la nuestra, necesitamos personas que estén dispuestas a caminar con nosotros durante un tiempo, porque el cambio no se produce de la noche a la mañana. Es necesario generar confianza. Lleva tiempo llegar a que la gente diga: “Usted no es solo una persona que hace el bien porque siente lástima por nosotros. Usted está con nosotros y nos apoya”.

Por qué mi estrategia es única

Ofrecemos nuestros servicios con un enfoque holístico. La mayoría de las organizaciones se concentran en una cosa. Nosotros entendimos que, a menudo, en una familia hay múltiples problemas que necesitan solución para que esa familia tenga unidad. Tal vez se trata de un niño que necesita la ayuda de un tutor. Y a ese niño lo cuida la abuela, que está aislada y abrumada. Tal vez también haya alguien que está en recuperación, acaba de salir de la cárcel o está buscando empleo y necesita capacitación adicional para poder generar dinero para el hogar. O alguien con problemas de salud. Nosotros abordamos las necesidades de la familia entera, porque queremos crear espacio para que avancen hacia un lugar de prosperidad física, emocional y financiera.