Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Bettye Perkins

Presidenta y directora ejecutiva de Today's Students Tomorrow's Teachers (TSTT).

"Nuestro programa ayuda a apoyar y asesorar a los estudiantes de preparatoria y universidad. No hay atajos: este trabajo requiere una gran cantidad de tiempo y esfuerzo. Pero los resultados son excelentes".

In English | Hace más de 20 años, la falta de diversidad en la fuerza laboral de la enseñanza me motivó a empezar Today's Students Tomorrow's Teachers (TSTT). Nuestra misión consiste en reclutar a estudiantes de diversas culturas y escasos recursos, tanto en la escuela secundaria como superior, y capacitarlos para que se conviertan en maestros eficaces y líderes comprometidos que fortalezcan las escuelas y comunidades. Actualmente, casi 5,000 maestros se ofrecen como voluntarios para servir de mentores y capacitar a más de 800 de nuestros estudiantes —la mitad de los cuales cuentan con becas completas— en cuatro estados: Nueva York, Connecticut, Massachusetts y Virginia.

El problema que estoy intentando solucionar

Desde hace mucho tiempo, ha habido en el país una brecha racial en el desempeño de los alumnos. Esta brecha apenas se ha reducido en 50 años, a pesar del financiamiento y de los esfuerzos estatales y federales. Sobre la base de mis observaciones e investigación, considero que el mayor impedimento para aumentar las tasas de desempeño académico y de graduación entre los alumnos de color es la falta de maestros que reflejen la diversidad cultural de los estudiantes. En el 2015, un estudio financiado por la American Educational Research Association, los investigadores encontraron que las expectativas educativas de los maestros que no son negros son significativamente menores con respecto a los estudiantes negros que las de los maestros negros. Sin embargo, según el Departamento de Educación de EE.UU., solo el 18% de los 3.5 millones de maestros del país son de color, y menos del 2% son hombres afroamericanos. Es por eso que el TSTT ha creado, sobre la base de investigaciones, un modelo de Full-Circle Teacher Preparation (Preparación de maestros de 360 grados) para motivar a los estudiantes a que completen los estudios secundarios, se gradúen de la universidad y se conviertan en maestros. Tenemos un equipo de seis gerentes regionales que implementan el programa en escuelas del área, al acoger y servir de mentores para estudiantes durante la escuela secundaria y la universidad. No hay atajos: este tipo de trabajo requiere una enorme cantidad de tiempo, dinero y esfuerzo. Pero los resultados son excelentes. Uno de mis estudiantes más exitosos, por ejemplo, dejó la universidad en el primer año con un promedio de calificaciones (GPA) de 1.7. No lo menosprecié, seguí en contacto con él, y unos años después regresó al programa. Ahora es asistente del principal en uno de nuestros distritos escolares. Muchos de estos estudiantes no seguirán el camino correcto. Hay que guiarlos, y se sufrirán reveses, pero finalmente se transformarán en ciudadanos nobles.

El momento que despertó mi pasión por este proyecto

En 1993, renuncié a mi trabajo corporativo de 20 años en IBM.  Recién graduada de la universidad, me desempeñé como maestra de inglés de escuela intermedia y, a los 45 años, decidí que podía combinar mi amor por la educación con mi experiencia gerencial para convertirme en una superintendente escolar. Como parte de mi capacitación, hice una pasantía en una escuela secundaria en Bedford, N.Y., en la que creé una estrategia de reclutamiento de maestros de grupos minoritarios. Aunque casi el 23% de los alumnos inscritos eran negros, habían muy pocos maestros negros. Empecé un club en la escuela para adolescentes que estaban considerando la profesión de maestro, y me enamoré de mi primer grupo de 10 alumnos. Se convirtieron en mi propia pequeña familia. Disfrutaba mucho su curiosidad y lo hambrientos que estaban de recibir asesoramiento. Después de dos décadas en el sector corporativo del país, estos alumnos me hicieron saltar el corazón. Me di cuenta, entonces, que mi vocación era guiarles en su camino a tener una carrera en educación.

Consejos para los que desean marcar la diferencia

Todos hemos recibido el don de la vida y el don del propósito. Pero está en cada uno de nosotros encontrar cuál es nuestro propio y único propósito. Una vez que lo encuentres, desatará tu pasión y la pasión es la que conduce al éxito, no el talento. Cuando recién comencé TSTT, me di cuenta de que tenía que asegurarme de que la mayoría de mis estudiantes obtuvieran becas universitarias. Usé mis destrezas de mercadeo y ventas y llamé a los presidentes de las seis instituciones de educación superior en el área. Los seis se reunieron conmigo y todos acordaron prestar asistencia financiera. La gente siempre se sorprende cuando le cuento esta historia, pero la verdad es que, si realmente te apasiona algo, la gente puede percibirlo y estará dispuesta a acompañarte en ese trayecto.

Cómo mi vida ha dado forma a este proyecto

Crecí en un ambiente de pobreza crítica en medio de la segregación del sur, en el hogar de una madre soltera. Mi padre murió cuando yo tenía 5 años y mi madre tenía seis personas que alimentar. Pero a pesar de nuestras dificultades, siempre íbamos a misa todos los domingos. Puede que no tuviéramos mucho, pero teníamos nuestra espiritualidad, y eso era suficiente para impulsarnos a salir adelante. Yo fui la primera persona de mi familia en graduarse de universidad. Pienso que una de las razones por las que me gusta tanto trabajar con adolescentes es porque me identifico con ellos. Tienen muchas necesidades —necesitan cariño y alguien que los guíe—, especialmente porque muchos de ellos, como yo, vienen de hogares de padres solteros.

Por qué mi estrategia es única

He investigado más de 240 futuros programas de maestros en todo el país y he descubierto que ninguno de ellos ofrece el apoyo financiero y emocional necesario que los estudiantes tanto necesitan. Hay muy buenos programas de introducción a la enseñanza, programas de preparación para la universidad o programas de retención universitaria, pero ninguno combina los tres. Como resultado, hemos creado el modelo Full-Circle Teacher Preparation, que guía a los estudiantes desde que empiezan el octavo grado, durante toda la secundaria, la universidad y la graduación, hasta que empiezan a cursar la carrera de enseñanza con extensión comunitaria y seguimiento continuos. Les proporcionamos a estos estudiantes los maestros y educadores que les sirven de mentores y los apoyan durante sus estudios. También les presentamos a los participantes de TSTT a sus otros compañeros estudiantes como modelos a seguir. En nuestro desayuno-almuerzo de reconocimientos del 2017, felicitamos a dos maestros con trayectorias de 10 años, tres maestros con trayectorias de 5 años y tres maestros con trayectorias de 3 años por sus logros. ¡A eso llamamos un programa de preparación de maestros de 360 grados!

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.