Skip to content

Guías para el cuidado de una persona mayor: aprovecha estos recursos e información.

 

Pásela saludablemente

Mofongo Relleno receta de Puerto Rico

Con el ambiente impregnado de deliciosos aromas por el Día de Acción de Gracias, las probabilidades de replantear su dieta pueden parecer una buena idea, aunque en un muy mal momento. ¿No es ésta una fecha para pasar en familia comiendo pavochón? Sin embargo, la fiesta de este año puede ser la oportunidad perfecta para comenzar a renovar su dieta.

Sin importar su edad, usted debe ser conciente de sus hábitos de alimentación y de la manera en que éstos afectan su estado de salud general. Mucha gente cree que alimentarse en forma más nutritiva significa llevar a cabo un cambio radical en dichos hábitos, pero no tiene por qué ser el caso. Su dieta puede mejorar significativamente tan sólo con incluir algunos aspectos cruciales.

“La clave de una buena alimentación para personas mayores de 50 años es una dieta balanceada”— dice la dietista Marianella Villacorta, M.S., R.D., L.D. “Comer una variedad de alimentos a base de cereales, verduras y frutas lo ayudará a mantenerse saludable”.

Los aceites que utiliza para cocinar pueden tener un efecto significativo en su régimen alimenticio. Todos los aceites contienen grasas, pero algunos tienen más de las llamadas “grasas buenas” y otros, básicamente, de la “grasas malas”. Las grasas monosaturadas y las polinosaturadas son “buenas”, mientras que las grasas saturadas y las transgrasas son “malas”. Los aceites de uso más común con el menor contenido de grasas malas (saturadas y trans) son los de oliva, canola y maíz. Verificar el contenido de grasas en las etiquetas cuando hace sus compras, le permitirá saber si está tratando bien o mal a su cuerpo. Refrigere los aceites para evitar su exposición al calor, luz y oxígeno, que pueden disminuir los elementos nutritivos presentes en ellos. Saque el aceite del refrigerador poco antes de cocinar, de manera que pierda su viscosidad.

La manera de cocinar también influye en el valor nutritivo de sus comidas. Considere la posibilidad de guardar la sartén y de cocinar más a menudo en el horno o en la parrilla.

Un plato que permite hacer modificaciones saludables es el mofongo, un tradicional relleno para pavo. Una receta básica para el Día de Acción de Gracias propia de Puerto Rico, es tan deliciosa como grasosa. Usando tocino y plátanos verdes, un tipo especial de banana, resulta en un alto contenido de sodio y colesterol; dos de las cosas que los dietistas aconsejan evitar. “El mofongo contiene una gran cantidad de calorías, sodio y colesterol, de tal manera que servirse porciones pequeñas sólo una vez al año es, probablemente, una sabia decisión”— sugiere Villacorta.

Para que su Día de Acción de Gracias sea un poco más saludable, Villacorta nos presenta una versión menos grasosa, pero igualmente sabrosa, de mofongo.

¡Buen provecho!

Mofongo (relleno de pavo)

Ingredientes:
5 plátanos verdes grandes
Aceite vegetal
1/2 taza de Bac-O Bits
3 cucharadas de ajo
3 pimientos morrones
1/3 taza de aceite de oliva
1/3 taza de caldo de pollo

Preparación:

1.

Prepare tostones* con los plátanos verdes y el aceite vegetal.

2.

Fría ligeramente los Bac-O Bits en aceite vegetal para suavizarlos.

3.

Pique el ajo y los pimientos, y mézclelos con el aceite de oliva.

4.

Haga una masa con los tostones mientras agrega, poco a poco, la mezcla de aceite de oliva.

5.

Entibie el caldo de pollo y agréguelo al mofongo. (Agregue la cantidad de caldo necesaria para darle la humedad deseada).

6.

Rellene el pavo y ¡disfrútelo!

*Los tostones son plátanos verdes fritos hechos tortillas con sal al gusto.

hablan los expertos

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO