Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Pesto básico de albahaca


spinner image Ingredientes para preparar salsa pesto
GETTY IMAGES

Rinde 1 taza

INGREDIENTES

  • 1 diente de ajo grande
  • 5 tazas de hojas de albahaca fresca (no compactar en la taza)
  • 1 taza de queso parmesano-Reggiano, rallado
  • 6 cucharadas de piñones
  • 1/3 de taza de aceite de oliva extra virgen
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/8 de cucharadita de pimienta negra molida
spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

PREPARACIÓN

Sugerencia:
 Si no tienes el queso parmesano-Reggiano, puedes sustituirlo por algún otro queso importado rallado, como por ejemplo, Grana Pagano, o Aciago, o algún queso local de cabra, como por ejemplo, el Pecorino Romano.

Coloca el ajo en un procesador de alimentos. Procésalo hasta que quede finamente picado, aproximadamente 10 segundos. Añade la albahaca, el queso y los piñones y procesa hasta que todo quede finamente picado, aproximadamente 20 segundos. Manteniendo el procesador prendido, vierte el aceite a través del tubo alimentador, despacio y parejo, y procesa hasta que la mezcla forme una pasta suelta, aproximadamente 20 segundos. Añade la sal y la pimienta a través del tubo alimentador y procesa hasta que todo se mezcle.

Puedes usar el pesto inmediatamente o puede congelarlo en un recipiente hermético hasta por un año. Con una cuchara puede tomar porciones de pesto congeladas cuando lo necesite.

Consejo: Cuando se añade pesto congelado a platos calientes, como por ejemplo pastas, el calor del plato descongela el pesto. En cambio, si se utiliza el pesto en un sándwich o en algún otro plato frío, es mejor retirar con anticipación la cantidad de pesto que se necesita y dejarlo descongelar a temperatura ambiente, o, si se quieres descongelarlo rápidamente, se puede hacer en el microondas en incrementos de 5 segundos.

Nota del editor: Receta adaptada de Fresh Choices (Selecciones frescas) por David Joachim y Rochelle Davis (Rodale).

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.