Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Entrevista a la chef Eileen Andrade Skip to content
 

Eileen Andrade: una chef joven, creativa y exitosa

Nos habla de cómo decidió hermanar la comida asiática con la cubana y comparte una de sus recetas favoritas.

Chef Eileen Andrade

Gabriel Gutiérrez

Chef Eileen Andrade.

Su familia es dueña de Islas Canarias, uno de los restaurantes más emblemáticos de Miami, y famoso por servir platillos tradicionales de la cocina cubana. Seguir con la tradición familiar hubiera sido una apuesta segura pero con el ímpetu de la  juventud y —más importante aún con un talento innato por la cocina— la chef Eileen Andrade prefirió brillar con luz propia y abrir su restaurante, Finka Table & Tap.

Ubicado en un barrio familiar, Finka es un gastropub, donde además de licores y cervezas artesanales se sirven novedosos platos en que se fusionan la comida cubana, peruana y asiática. Con este tema comenzamos nuestra entrevista:

¿Por qué una fusión tan ecléctica?

Porque son tres cocinas que me encantan y no veía a nadie fusionándolas. Pensé que era un buen concepto y un buen momento.

¿Cómo surgió la idea?

Fue poco a poco. Primero recibí la influencia de mi familia y la cocina cubana en [el restaurante] Islas Canarias. Allí conocí al chef Omar Caycho, quien es peruano, y me introdujo a la cocina de su país. Al poco tiempo una amiga se fue a estudiar a Corea del Sur, me invitó a verla, y lo que era un viaje de turismo se convirtió en mi gran escuela. Me quedé varios meses aprendiendo [sobre la] cocina coreana.

¿Siempre quisiste seguir la tradición familiar?

¡No! Desde pequeña vi todo el tiempo que consume un restaurante, así es que me prometí que por nada del mundo iba a trabajar en un restaurante. Por eso estudié diseño de moda. Trabajé como estilista en unas revistas, pero me di cuenta que es un mundo de mucha fantasía. Así es que regresé con mi mamá al restaurante.

Comencé haciendo bocaditos, croquetas y empanadas. Después fui asistente de gerente, después gerente… Y, ¡me encantó el negocio!

¿Te ayudaron esos estudios de diseño en tu carrera como chef?

Definitivamente, eso me ayuda cuando armo los platos y creo el concepto para presentarlos de manera más vistosa.

Antes de Finka, tuviste un camioncito de comida (food truck) con tu hermano. ¿Qué aprendiste de esa experiencia?

Aprendí que si uno trabaja duro obtiene resultados. Comenzamos en una esquina, promocionándonos en Twitter y Facebook y al poco tiempo ya estábamos haciendo catering en fiestas y bodas. Ese fue mi doctorado en el mundo de la cocina.

Otra gran lección fue: ¡seguir cocinando! Una vez, íbamos rumbo a una boda para 300 personas y llevábamos en el camión la comida ya hecha, pero al doblar rápidamente en una esquina toda la carne se cayó al piso. Tuve que correr al restaurante de mi mamá a cocinar en menos de una hora toda esa comida.  Afortunadamente todo salió bien, pero eso me ayudó a ver que lo importante es no frustrarse cuando hay problemas, sino ¡seguir cocinando!

Tu menú combina recetas coreanas con peruanas y cubanas. ¿Cuáles tienen más popularidad?

He notado que  llama mucho la atención en el menú el arroz imperial coreano, que es un arroz imperial típico cubano, pero con un twist oriental. Le ponemos Gochujang, que es un condimento coreano. También son muy populares las chuletas de puerco cubanas con glaseado coreano. Creo que la gente aprecia que estas combinaciones sean, sin exagerar, bastante únicas. 

Y de estas creaciones únicas que sirves, ¿cuál es tu predilecta?

En este momento me encanta el Korean Fried Chicken, que es una receta de pollo frito tipo coreano, pero  acompañado con boniato estilo cubano. Me encanta esa combinación; lo como dos veces a la semana y lo acompaño con una ensalada oriental.

También me encanta el Corvina Ceviche. Toda la receta es hecha en casa con mariscos frescos. El ceviche es una receta peruana, pero la servimos con tostones, que es algo bien cubano. Y las combinaciones frío-caliente y suave-crujiente son muy agradables al paladar.

El Cuban Bibimbap Bowl también es una fusión que me enorgullece mucho. Es un plato típico cubano muy tradicional: un bol con vaca frita, arroz, maduros y frijoles, pero con kimchi, que es una col fermentada, y huevo frito. En este plato reúno dos de los platillos típicos que más me gustan de Corea y de Cuba.

En tu restaurante se sirven 500 platos diariamente. ¿A qué debes esa popularidad?

A que a la gente le gusta la novedad. Yo he tratado de hacer un menú que fusiona, por lo menos, dos países en un plato, a veces hasta tres, para que las personas siempre sientan que están conociendo algo nuevo. También refresco el menú, colocando especiales diferentes todos los días, para que la gente no se aburra porque no hay nada que la gente aprecie más que lo novedoso y lo variado.

¿Cuáles son para ti los alimentos más nutritivos, aquellos que no deben faltar en la mesa de una persona adulta?

El jengibre. Nosotros cocinamos bastante con el jengibre porque es un ingrediente magnífico para la digestión.

¿Cuál es tu utensilio de cocina favorito? ¿Por qué?

Yo tengo un cuchillo japonés marca Sakai Takayuki que viaja conmigo siempre, es muy importante y personal.

También te puede interesar:

 

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO