Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Lugares especiales y poco conocidos en Florida Skip to content
 

5 lugares especiales y poco conocidos en Florida

De la costa del norte a la del sur, conoce las ciudades, los pueblos y parques estatales que pasan desapercibidos.

Faro de entrada de Júpiter

Sean Pavone/Alamy Stock Photo

Jupiter Inlet Lighthouse.

In English | ¿Estás cansado de las multitudes en Miami y Orlando? En Florida hay una gran cantidad de lugares donde no se ha construido excesivamente ni tampoco están demasiado poblados. A continuación, cinco destinos divertidos e informales:

Persona nada con un manatí en Florida

Blue Planet Archive/Alamy Stock Photo

Crystal River y Homosassa Springs

La atracción principal en esta área ubicada un par de horas al norte de Tampa es el agua fresca de manantial que mana de la caliza de Florida, creando arroyos y ríos cristalinos. El hotel Plantation, en Crystal River, tiene una excursión en la que puedes nadar con los manatíes —criaturas dóciles y curiosas que se reúnen cerca de los manantiales para calentarse—. Los amantes de la naturaleza deben probar un paseo en kayak en el hermoso río Chassahowitzka con Hunter Springs Kayaks, que también ofrece excursiones guiadas de esnórquel con manatíes; o para más aventura, haz un viaje por el río Withlacoochee con Wild Bill's Airboat Tours.

Apenas al sur de Crystal River, en Homosassa Springs, se encuentra el Parque estatal de vida silvestre Ellie Schiller Homosassa Springs (en inglés), que cuenta con una gran variedad de animales y aves para admirar (como los manatíes). Asegúrate de ir a Biscuit Barn para comer un desayuno al estilo sureño y panecillos frescos y esponjosos.

Hay muchos hoteles de cadena económicos para escoger, al igual que el lujoso Plantation en Crystal River, mencionado anteriormente.

Playa en el parque estatal St. Andrews

James Schwabel/Alamy Stock Photo

Parque estatal St. Andrews

Este es un lugar maravilloso en el norte del estado (en inglés), con bahías tranquilas, islas esculpidas con dunas de arena blanca y muchísimo silencio. Puedes hacer esnórquel, pescar, caminar por los senderos o solo relajarte en el golfo de México. El parque queda a unos 10 minutos en bote desde Panama City Beach (en inglés), a donde puedes volar fácilmente desde varios lugares en EE.UU. También hay mucho que hacer en Panama City Beach; por ejemplo, alquilar un bote pontón o hacer una excursión guiada con Lagoon Pontoons para ver delfines.

El área también es excelente para los amantes de la buena comida. Andy's Flour Power Cafe & Bakery es un sitio encantador donde hacen deliciosas tostadas francesas y un impresionante martini de desayuno con ginebra y cítricos. Recupérate del martini mañanero con un viaje a Finns Barista Bar and Snack Shack para tomarte un café moca con sal negra por encima (o prueba los ricos tacos de pescado). En marzo puedes asistir al festival de comidas y bebidas UNwineD en Panama City Beach, donde encontrarás desde pulpo y comida cajún hasta costillas y tartas de pacanas, además de vino, cervezas artesanales, cócteles y música en vivo.

Estatua de hombre junto al cartel de bienvenido a Dunedin

Patti McConville/Alamy Stock Photo

Dunedin

No hay muchas ciudades en EE.UU. que tengan un cartel de bienvenida con un escocés con falda kilt y un bar en el centro de la ciudad con noches regulares de bingo y "drag queens" (en Blur Nightclub). Pero esa es una de las razones por las que me encanta esta pequeña ciudad al norte de Clearwater en la costa del Golfo. En el pequeño y encantador centro de Dunedin (en inglés), hay muchas tiendas para curiosear, y también encontrarás la cervecería artesanal más antigua del estado, Dunedin Brewery. Haz un corto viaje en ferry desde el parque estatal Honeymoon Island hasta Caladesi Island (en inglés): la isla tiene una de las mejores playas del estado y no hay muchos visitantes.

Para una sabrosa comida mexicana a buen precio, prueba el restaurante familiar Casa Tina en Main Street, o si prefieres una vista al mar y pescado fresco, ve a Olde Bay Cafe. La ciudad también tiene el nuevo y maravilloso hotel Fenway, de Marriott Autograph Collection. El edificio data de 1924, y en él funcionó la primera estación de radio del condado de Pinellas. Las habitaciones están decoradas con temas musicales y a menudo tocan jazz en vivo en el vestíbulo. El bar al aire libre en el tercer piso tiene una de las mejores vistas del atardecer.

Entrada de la avenida Flagler en New Smyrna Beach

Bill Bachmann/Alamy Stock Photo

New Smyrna Beach

Esta pequeña ciudad, justo al sur de la animada Daytona Beach, es una de las más tranquilas (en inglés) que he encontrado en Florida. La calle principal, Flagler Avenue, cuenta con todo, tiendas de camisetas, sandalias, tiendas de decoración moderna para el hogar y otros. Alquila una bicicleta con llantas gruesas de Salty Rentals (también tienen un pequeño motel en la playa, el Salty Mermaid Oceanfront Hotel) y da un paseo por la arena compactada. Al otro lado del canal intracostero, en un área pequeña en el centro de la ciudad, hay un fantástico espacio comunitario llamado The Hub on Canal, con una galería en la que se exhiben piezas de arte local de distintas variedades. El New Smyrna Museum of History (en inglés) es un deleite; la guía Barbara Zafuto a veces se viste como la primera alcaldesa del pueblo, Hannah Detwiler Bonnet, y hace excursiones guiadas por la ciudad.

El Hampton Inn es un alojamiento que cuenta con una piscina pequeña a unas pocas cuadras de la playa, y SpringHill Suites tiene habitaciones justo al lado del mar. Puedes ir a Riverpark Terrace para una comida estupenda, incluidos mariscos frescos y ensaladas sabrosas, y un lindo patio exterior. El restaurante The Breakers es un maravilloso lugar para una cena casual en la playa.

Muelle en Juno Beach

Sean Pavone/Alamy Stock Photo

Júpiter

Ubicado en el condado de Palm Beach, este pueblo rústico (en inglés) parece estar a miles de kilómetros de su aristocrático vecino, Palm Beach. El Jupiter Inlet Lighthouse (en inglés) ofrece vistas espectaculares del río Loxahatchee y el océano Atlántico, si estás dispuesto a subir los 105 escalones hasta la parte superior del faro (las entradas cuestan $12; $10 para los visitantes mayores de 60 años). Al lado hay un lindísimo y pequeño museo (con acceso para sillas de ruedas) que tiene exposiciones de la historia de los originarios estadounidenses y los colonos blancos del área.

Blueline Surf and Paddle puede darte una clase de tabla de remo de pie en el río o una excursión en kayak (quizás te acompañen tortugas y manatíes). En la misma calle está el muelle Juno Beach Pier, desde donde puedes observar a los surfistas negociar las olas de color turquesa, y el Loggerhead Marinelife Center, que se centra en la investigación, preservación y rehabilitación de las tortugas marinas y en la educación sobre ellas. Puedes hacer una excursión guiada del hospital de tortugas al aire libre.

Para almorzar o cenar, prueba Guanabanas, un restaurante frente al mar con comida simple, como almejas al vapor y camarones fritos cubiertos con coco, y música de fondo de artistas como Jimmy Buffett y Bob Marley. El Jupiter Beach Resort and Spa es una opción de alojamiento elegante frente al mar. También puedes considerar alguno de los muchos hoteles de cadena en el área.

También te puede interesar

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO