Skip to content

Vota: temas críticos como Medicare y el Seguro Social están en juego

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Vacaciones de verano: los estados del suroeste

Desierto, montañas y aguas del Golfo, esta región tiene algo para todos los gustos.

Piscina del centro turístico Glenwood Springs.

Gabriela Herman/Alamy

Glenwood Springs, Colorado: toma un baño en uno de los manantiales termales, considerado, uno de los más grandes del mundo.

In English | Si no conoces la región del suroeste como desearías, aquí te hacemos una breve panorámica de lo que encontrarías este verano. Del desierto a las montañas y las aguas del Golfo, esta región tiene algo para todos los miembros de tu familia o tu círculo de amistades.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Glenwood Springs, Colorado

En muchos de los centros de esquí de los estados del suroeste del país, la diversión bajo el sol comienza cuando la nieve se derrite. Glenwood Springs, un centro turístico histórico de manantiales termales en las montañas Rocosas entre Aspen y Vail, es uno de los más inusuales y no te dejará los bolsillos vacíos. Sumérgete y elimina los achaques en lo que se promociona como los manantiales termales más grandes del mundo en el Glenwood Hot Springs Resort (que celebra su 125.° aniversario este año) o en uno de los muchos manantiales del pueblo. Explora cuevas, pesca trucha en un riachuelo helado, disfruta de los masajes y otros tratamientos de spa y camina por senderos hasta Hanging Lake, un lago de aguas cristalinas en Glenwood Canyon. Puedes alojarte en el complejo hotelero, en hoteles de cadena o lugares más acogedores como la posada Best Kept Secret B&B. Ten en cuenta que una época especialmente deliciosa para visitar es durante el Festival Días de las Fresas, que se ha celebrado por 120 años, el tercer fin de semana de junio.

Grand Canyon Railway, Arizona

Evita el tráfico y los alojamientos sin cupo y viaja en tren hasta el borde sur del Parque Nacional Gran Cañón. Automóviles restaurados de época salen por las mañanas desde Williams, Arizona, a unas 30 millas hacia el oeste de Flagstaff, y regresan a finales de la tarde. Cada trayecto del viaje se demora dos horas y 15 minutos. A bordo, saca fotografías de las praderas y de los pinos ponderosa, y espera lo inesperado de los actores vestidos con ropa del salvaje oeste. Hospédate una noche en Williams, en el Grand Canyon Railway Hotel, o deja tu auto ahí si tienes reservaciones en el cañón. El tren es apto para las personas con discapacidades, y ofrece elevadores en los terminales, además de lavabos que cumplen con la Ley para Estadounidenses con Discapacidades (ADA). Puedes reservar vagones solo para adultos. Si tienes más tiempo en Williams, explora un tramo de la icónica Ruta 66 o pasea en automóvil por el Bearizona Wildlife Park.

Vista desde el interior de una tienda de campaña donde se ve en el horizonte el Monument Valley en límite entre Arizona y Utah.

iStock

Monta una tienda de campaña y relájate mientras observas el Monument Valley en límite entre Arizona y Utah.

Monument Valley, Arizona/Utah

¿Deseas tener una escapada inolvidable? Visita las formaciones sensacionales de arenisca del Monument Valley Navajo Tribal Park. En el límite entre Utah y Arizona, las místicas torres, colinas aisladas conocidas como "butte" y arcos de roca roja alcanzan alturas de hasta 1,000 pies y han sido el fondo de un sinfín de filmes de Hollywood. Saca fotografías desde la carretera sin pavimentar de 17 millas a través del valle, y si tienes ánimo, haz la caminata de 4 millas por el sendero escénico Wildcat Trail, o visítalo con un guía nativo estadounidense (Navajo Spirit Tours) que puede explicarte el significado sagrado de las formaciones. Monument Valley Safari también guía visitas a hogares tradicionales de los navajos (conocidas como "hogan"). Puedes hospedarte en el View, el único hotel del parque, o en uno de los hoteles económicos justo a sus afueras.

Cinnamon Shore, Texas

Cinnamon Shore, la comunidad planificada de diez años en la costa del Golfo de Texas —a unos 40 minutos hacia el este de Corpus Christi— recuerda a ese Estados Unidos de pueblos provinciales idílicos, con casas encantadoras de colores claros, un Gran Césped para reuniones, películas al aire libre y un brasero para tostar s'mores, más una playa llena de dunas. Con muchas viviendas de alquiler vacacional, es un sitio ideal para las escapadas multigeneracionales: los visitantes alquilan bicicletas, consumen la inmensamente popular "sopa de sirena", de langosta, curry y coco, en Lisabella’s Bistro and Bar, toman clases de yoga en la playa de Cinnamon Shore o pasean en kayak. Los nietos pueden tomar clases para esculpir castillos de arena en la playa.

Taos, Nuevo México

Amantes del arte y de la historia, hagan sus maletas. En Taos, a unas 70 millas hacia el noreste de Santa Fe (volarías hasta Albuquerque), se encuentra el Taos Pueblo, que no debes dejar de ver, donde los hogares de adobe de varias plantas de los nativos estadounidenses han estado habitados continuamente por mil años. Los amantes de la naturaleza pueden viajar unas 30 millas hacia el norte al área de recreación Wild Rivers, con su cañón Río Grande de 800 pies, senderos y miradores escénicos. En el centro de Taos, visita el Museo de Arte Harwood y las galerías de la plaza; también visita la casa donde vivió Kit Carson, leyenda de la frontera. Hospédate en una de las muchas posadas acogedoras de Taos, con su aire del suroeste, y no te pierdas los tamales, las enchiladas y los chiles rellenos con salsa verde o roja. Los cerveceros no deben regresar a sus hogares antes de probar la cerveza Taos Green Chile en Eske’s Brew Pub.


¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO