Skip to content
 

Colombia: colonial, moderna y tradicional

Un viaje por las sorprendentes ciudades de Cartagena y Bogotá.

  • In English | Durante la conmemoración del Mes de la Herencia Hispana (del 15 de sept. al 15 de oct.), nuestro corresponsal viajó a Cartagena y Bogotá, la capital de Colombia, para descubrir las atracciones y diversiones que los turistas pueden gozar en esta tierra vibrante. 

    1 of 12
  • La ciudad con la cabeza en las nubes

    Bogotá, a 8,675 pies de altura, es la tercera capital más elevada en Sudamérica (solo La Paz, Bolivia, y Quito, Ecuador, están más elevadas), así que prepárate para adaptarte a la altitud al llegar: mantente hidratado, come poco y empaca algo que alivie el probable dolor de cabeza que causará la altitud. Una vez que te acostumbres, podrás empezar a explorar el matiz urbano y dinámico de comida, arte, etnias y tradiciones locales.

    2 of 12
  • Iglesia Monserrate

    A una altura aún más elevada que el centro de la ciudad de Bogotá, 10,341 pies, se aprecia el Cerro Monserrate, sobre el cual está situada una iglesia del siglo XVII con un santuario dedicado a El Señor Caído. Para llegar a la iglesia, puedes tomar un tranvía aéreo o un teleférico; o puedes hacer el recorrido a pie, como lo hacen muchos peregrinos a este sitio sagrado.

    3 of 12
  • Arte al aire libre

    Si algunas veces sientes como que estás caminando por un museo de arte al aire libre, hay una buena razón: las pinturas y las esculturas gigantes de Fernando Botero, quizás el artista vivo más famoso en Sudamérica, son casi inevitables por todo Colombia, especialmente en las principales ciudades que son Bogotá, Medellín (ciudad natal de Botero) y Cartagena. Su arte figurativo, que destaca interpretaciones voluminosas y gorditas de sus conciudadanos, se reconoce al instante.

    4 of 12
  • Museo Botero

    Para ver una exploración concentrada de las inusuales (y a menudo de carácter altamente político) obras de arte de Botero, dedica un tiempo para visitar el maravilloso Museo Botero en Bogotá. Este museo, ubicado en el histórico barrio de la ciudad llamado La Candelaria, alberga 123 muestras de las obras del maestro; así como unas cuantas obras de Monet y Picasso que pertenecen a su propia colección.

    5 of 12
  • La Candelaria

    Caminar durante el verano por las calles de La Candelaria —también conocida como la “vieja ciudad” de Bogotá— estimulará tus sentidos. Es una combinación de arquitectura y cultura: entre las iglesias y las casas diseñadas al estilo barroco o colonial español encontrarás una escena callejera llena de energía donde verás fascinantes músicos jóvenes en acción.

    6 of 12
  • Las damas de las frutas

    Visita la histórica Plaza Santo Domingo de Cartagena y no tendrás que esperar mucho para ver a Las Palenqueras; que son vendedoras de fruta que lucen coloridos vestidos. La mayoría de estas mujeres viajan diariamente a la plaza desde el cercano San Basilio de Palenque. Sus llamativos vestuarios se remontan a la época de los negros cimarrones, que fueron los primeros negros en escaparse de la esclavitud en Colombia. 

    7 of 12
  • Oferta de AARP

    Disfruta tu membresía de AARP y ahorra en hoteles, alquiler de autos, cruceros y vuelos. ¡Unete!

    8 of 12
  • Baile en las calles

    La música y la danza parecen nunca parar en la pintoresca Plaza Santo Domingo de Cartagena, donde muchos colombianos organizan fiestas, bodas y desfiles. 

    9 of 12
  • Sombreros aguadeños

    Los sombreros aguadeños, hechos de fibras de la palma toquilla o la palma de iraca y nombrados así por su procedencia del lejano pueblo montañoso llamado Aguadas, son un componente central de las artesanías que se ofrecen en la Plaza Santo Domingo. Este es un recuerdo turístico que realmente puede resultar útil: el refrescante sombrero provee un muy bienvenido alivio a las extremas temperaturas veraniegas de Colombia. 

    10 of 12
  • Fotos por John Murph y Bill Trunk

    Castillo San Felipe de Barajas

    Como un centinela erguido en lo alto del cerro San Lázaro, en Cartagena, se encuentra el castillo triangular San Felipe de Barajas (1536), uno de los fuertes más sólidos construido por los españoles en Sudamérica. Aunque el fuerte alberga una madriguera de túneles y rutas de evacuación, estos nunca se necesitaron, ya que el reducto jamás fue traspasado. La UNESCO lo reconoció —y sí, también a todo el centro histórico de Cartagena— como Patrimonio de la Humanidad en 1984.  

    11 of 12
  • ORLANDO SIERRA/AFP/Getty Images
    12 of 12

También te puede interesar:

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO