Skip to content
 

Una mujer de 82 años prueba que nunca se es demasiado mayor para programar

Una mujer japonesa aprendió programación el año pasado y creó una aplicación popular.

Masako Wakamiya, programadora de 82 años frente a su computadora

KAZUHIRO NOGI/AFP/Getty Images

Cuando los desarrolladores de software no se interesaron en su idea sobre juegos móviles para adultos mayores, Masako Wakamiya, de 82 años, tomó el asunto en sus propias manos.

In English |  ¿Buscas un nuevo pasatiempo? Tal vez es hora de intentar programar.

Eso es lo que decidió hacer en Japón Masako Wakamiya, de 82 años, el año pasado. Desde que aprendió a escribir código a principios del 2017, la empleada bancaria jubilada creó un juego gratuito de iOS, Hinadan, dirigido específicamente a un público japonés mayor. La aplicación ha obtenido casi 5 estrellas en la tienda App Store de Apple y aproximadamente 53,000 descargas en todo el mundo desde su debut hace un año; Wakamiya está ocupada planificando futuras versiones en inglés, chino y, posiblemente, francés.

Aunque los empleados de Facebook y Apple tienen un promedio de edad de entre 29 y 31 años, respectivamente, Wakamiya está ocupada dejando en el polvo a quienes discriminan contra las personas de edad avanzada. En los meses que pasaron desde que el director ejecutivo de Apple, Tim Cook, reconoció a Wakamiya como la "desarrolladora de aplicaciones más veterana del mundo" en asistir a la Conferencia Mundial de Desarrolladores del gigante de la tecnología en San José, California, el foco de atención de la oriunda de Tokio no ha hecho más que crecer, lo que no es poco en una industria en la que los trabajadores tecnológicos de más de 40 años a menudo se consideran "viejos". El año pasado, el Gobierno de Japón la nombró miembro de un comité especial sobre el envejecimiento; y, el mes pasado, Wakamiya fue la oradora principal en un evento en la sede de las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York, titulado "Why Are Digital Skills Critical for Older Persons?"

Para Wakamiya, la respuesta se reduce a la motivación. Ella es inquebrantable en su evaluación de los desafíos a los que se enfrenta la población de adultos de 65 años o más en Japón, que se proyecta que crezca al 40% para el año 2055.

"Los adultos mayores tienden a estar deprimidos a medida que envejecen, porque pierden a sus familiares", expresó Wakamiya en una entrevista reciente para la publicación milénica Refinery29. "Aprender a hacer cosas nuevas les da emoción, motivación... La verdad es que me gusta ese sentimiento y poder compartirlo".

Después de notar la falta de juegos móviles para las personas mayores en su país —en Estados Unidos, Juegos de AARP ofrece muchas opciones— Wakamiya les pidió a los desarrolladores de software que intervinieran. Desinteresados, sugirieron que ella misma creara un juego. Aceptó la sugerencia. Wakamiya pronto compró libros de escribir código y aprendió el lenguaje de programación Swift de Apple a través de lecciones con un programador, que se encontraba a más de 200 millas de su casa en la prefectura japonesa de Kanagawa, a través de Facebook Messenger y Skype.

No era la primera vez que Wakamiya aceptaba un desafío. Desde los 60 años incursiona en el campo de la tecnología.

Desde que se jubiló tras 43 años como empleada de un banco (comenzó a los 18), Wakamiya pasó largas horas cuidando de su madre, que en ese entonces tenía 90 años. Pero, al sentirse sola, buscó conectarse con el mundo exterior a través de su primera computadora, y luego pasó a una PC de Microsoft y, más tarde, a una Mac y un iPhone. Mientras aprendía a tocar el piano, a los 75 años, Wakamiya finalmente se unió a un club de computación para personas mayores, el Mellow Club, donde aprendió a crear arte con Excel. Luego, este año pasado, se concentró en crear el juego Hinadan.

La aplicación —basada en el festival anual de muñecas japonesas de Hina Matsuri— invita a los jugadores a organizar doce muñecas ornamentales, que representan al emperador del país, a su familia y a sus invitados, en un orden específico. El juego requiere una memorización profunda de distintos órdenes, y se ha vuelto muy popular entre las mujeres mayores, que disfrutan jugando con sus nietos, dijo Wakamiya.

"Encontraron una aplicación con la que realmente se pueden relacionar", le contó Wakamiya a Refinery29.

Por muy improbable que suene su historia, Wakamiya no es una excepción en el frente tecnológico "plateado". En el 2015, una abuela australiana llamada Millie Browne, de 98 años, creó una aplicación de palabras conocida como "Millie's Game". Y, este otoño pasado, el New York Times informó que aproximadamente 1 millón de los 45 millones de usuarios globales de la plataforma de codificación en línea gratuita Codeacademy tienen 55 años o más. Sin embargo, el ascenso de Wakamiya de empleada de banco jubilada a celebridad de la tecnología no deja de sorprenderla.

"No esperaba una respuesta tan grande a mi aplicación, que es tan infantil", expresó Wakamiya recientemente a Channel NewsAsia. Ahora está ansiosa por desarrollar más aplicaciones de juegos y añadió: "Tengo muchas cosas que quiero probar".

También te puede interesar:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO