Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

¿Quiere un trabajo nuevo? Empiece un negocio

Llame a SCORE para recibir asesoramiento gratuito de empresarios jubilados.

In English | Durante tres décadas, David White se ganó la vida como técnico en una enorme planta química. Habiendo trabajado turnos de 12 horas todos esos años, soñaba con ser su propio jefe.

Hugh Kretschmer/Getty Images

“Nunca me gustó trabajar en la planta química”, dice White, de 57 años, residente de Bristol, Tennessee. “Quería mi propio negocio”.

Cuando se jubiló anticipadamente hace una década, White aprovechó la oportunidad. Hoy en día, es dueño de un próspero negocio de limpiar alfombras, una franquicia de la cadena Heaven’s Best. 

White atribuye gran parte de su éxito al asesoramiento empresarial que recibió de SCORE, una organización nacional sin fines de lucro que conecta a “aspirantes a empresario” con mentores, casi todos jubilados con amplia experiencia en el mundo real. El año pasado, 445.000 clientes se reunieron con mentores de SCORE o asistieron a uno o más de los talleres que ofrece la organización.

White dice que su mentor, Gary McGeough, le dio muchas ideas “que un empresario neófito necesita saber”: consejos sobre cómo negociar el contrato para una franquicia, la ubicación del local y el área de servicio, por ejemplo.

McGeough, de 63 años, tuvo una larga carrera en la exploración petrolífera y el sector aeroespacial y después pasó 10 años manejando su propio negocio —de instalación de camas Murphy— en California. En 1998, vendió la empresa, se jubiló en Tennessee y se ofreció de voluntario en SCORE, donde ha asesorado a cientos de aspirantes a empresarios.

‘Haz lo que dices que harás’

El consejo que ofrece McGeough es aparentemente sencillo, pero “muchas personas no hacen lo que dicen que harán. Aprendí que si uno en realidad hace lo que dice que hará, el éxito está a su alcance. Eso es lo que hace David”.

Cuando White se puso en contacto con SCORE, sabía lo que buscaba en un negocio: algo que lo mantuviera de pie y en movimiento, no atado a un escritorio. Le gustaba la idea de recibir apoyo corporativo por medio de una franquicia. Escogió la limpieza de alfombras, aunque nunca había limpiado una, porque lo obligaría a trasladarse con frecuencia.

Ahora trabaja cinco días a la semana, aproximadamente de 9 a 5, limpiando alfombras en casas, oficinas, universidades y hasta en barcos y aviones. Tiene un empleado de tiempo completo y dos de medio tiempo, pero todavía sale a inspeccionar todos los trabajos.

“Ha sido fantástico”, afirmó, aunque reconoció que empezar su propio negocio no fue siempre fácil, especialmente los primeros tres años, cuando a menudo tenía que trabajar de noche.

McGeough, su mentor, no tiene más que elogios para White y añade: “Utilizo sus servicios cada vez que puedo”.

Un momento extraordinario para empezar un negocio>>

Mentores de 60 y tantos años

Casi 13.000 mentores voluntarios trabajan en los 354 capítulos de SCORE que hay en Estados Unidos. Fundado en 1964 con el nombre de Service Corps of Retired Executives (Cuerpo de servicio de ejecutivos jubilados), SCORE opera con una subvención de $7 millones de la U.S. Small Business Administration (SBA, Agencia Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa). El asesoramiento individual y por internet es gratis, aunque SCORE cobra una cantidad mínima por sus talleres y seminarios.

En el 2009, SCORE ayudó a fundar unos 68.000 negocios, señala W. Kenneth Yancey, Jr., presidente de la organización.

A menudo, el trabajo es intergeneracional. Solo uno de cada cuatro clientes de SCORE tiene más de 55 años, pero los mentores suelen tener entre 60 y 70 años.

“Lo que hacen nuestros clientes es emprender una nueva profesión”, explicó Yancey. “Están disfrutando de una segunda profesión después de concluir la primera. Vemos a muchas personas que lanzan un negocio tarde en su trayectoria profesional. Puede que empiecen una compañía de alquiler de viviendas, o una firma consultora o que compren una franquicia”.

‘Un momento extraordinario para empezar un negocio’

Los nuevos empresarios necesitan toda la ayuda que puedan obtener, ya que las probabilidades de que un negocio pequeño sobreviva a largo plazo son desalentadoras. La SBA dice que la mitad de las empresas nuevas fracasan en menos de cinco años.

Aun así, señaló Yancey, “un número considerable de compañías que figuran en la lista Fortune 500 comenzaron durante una recesión. Este puede ser un momento fantástico para empezar un negocio”, especialmente en mercados donde compañías del sector de servicios han cerrado, creando el espacio y la necesidad de empresas nuevas.

SCORE no lleva la cuenta de qué porcentaje de los negocios de sus clientes sobreviven más de cinco años. Pero ha tenido éxito en ayudarlas a comenzar.

Según las encuestas, antes de acudir a SCORE, un tercio de sus clientes contemplaban la posibilidad de empezar un negocio, un tercio lo estaban empezando y un tercio ya tenían uno en marcha. Después de terminar el programa de mentoría de SCORE, aproximadamente dos tercios de los negocios estaban operando.

Los primeros seis trimestres son los más difíciles para una nueva empresa, señala Yancey. “Ayudamos a los clientes a evaluar la viabilidad de su idea. ¿Lograrán no solo sobrevivir sino prosperar? Los ayudamos a hacer un plan general de modo que sepan qué esperar”.

La SBA también ofrece ayuda para nuevos negocios en más de 900 Small Business Centers (Centros para el Desarrollo de Pequeñas Empresas) en todo el país, además de en cientos de subcentros en universidades y 100 Women’s Business Development Centers  (Centros de Desarrollo de Empresas de Mujeres). El Departamento de Comercio, mientras tanto, tiene 43 Minority Business Development Centers (Centros para el Desarrollo de Empresas de Minorías) a través de todo el país.

Dorothy Kennett de Bloomington, Illinois, exmaestra de primaria, bibliotecaria y propietaria de una librería, se jubiló anticipadamente de la Illinois State University en 1991, después de sufrir una apoplejía. Durante su convalecencia, viajó con su hijo a Sudáfrica, donde vio a escolares sin la instrucción adecuada y necesitados de libros.

Al fin, la posibilidad de una ganancia>>

“No podía dejar de pensar en ellos”, dijo Kennett. Más tarde, fundó una organización sin fines de lucro con el propósito de hacerles llegar material de lectura a esos muchachos. Desde el 2001, su organización, Books for South Africa (Libros para Sudáfrica), ha establecido tres bibliotecas completas y 16 bibliotecas ambulantes.

Un servicio valioso

Kennett, de 73 años, es ahora mentora de SCORE. Considera que muchos aspirantes a empresario tienen ideas equivocadas. Por ejemplo, piensan que la SBA da dinero gratis para lanzar empresas. Pero en SCORE, dijo, “hablamos con ellos, los escuchamos y determinamos cuán realista es su plan. Es un servicio valioso”.

La situación y la historia de cada cliente son únicas. Lo que no es realista para uno puede ser factible para otro. Algunos empresarios necesitan ingresos, mientras que otros buscan satisfacción personal.

Ric Cox, de 66 años, consultó con SCORE antes de lanzar ChicagoCondosOnline.com en el 2001. Cox se había jubilado anticipadamente del Reader’s Digest en Nueva York, donde era redactor. También había trabajado 10 años para el pastor y escritor Norman Vincent Peale. Al mudarse para Chicago cuando se jubiló, Cox vio la necesidad de un sitio web con información exhaustiva sobre el mercado de condominios. Así que estableció uno. El sitio contiene información, planos y documentos legales referentes a apartamentos en 13.000 edificios.

“En nueve años, todavía no he ganado un dólar”, dice Cox, que maneja el negocio desde una computadora portátil en su apartamento, “pero no empecé esto para hacer dinero. Quería algo creativo para hacer”.

Al fin, la posibilidad de una ganancia

En SCORE, Cox sostuvo sesiones gratuitas con un contador, un especialista en mercadotecnia y un consultor técnico, quien lo conectó con un diseñador de páginas web. El asesoramiento que recibió le ahorró miles de dólares. “Para el que tenga que limitar sus gastos, SCORE es un gran recurso”, aseguró.

Ahora, Cox acaba de vender el derecho de utilizar el nombre de su sitio web a dos compañías de bienes raíces y negocia la venta de su empresa virtual a una importante empresa inmobiliaria. Su propósito es por fin sacar una ganancia. Después de eso, dice, es posible que se mude para Hawái y se jubile de verdad.

Marsha Mercer es escritora independiente que se especializa en asuntos de salud y trabajo.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO