Skip to content
 

¿Quieres consumir menos vino? Considera usar una copa más pequeña

Una nueva investigación demuestra que el tamaño sí importa cuando se trata del consumo de alcohol.

Una copa de vino tinto

ZOONAR RF / GETTY IMAGES

In English

Si buscas maneras de consumir menos alcohol, considera servirlo en un vaso más pequeño. Un nuevo estudio, publicado en la revista científica Addiction (en inglés), descubrió que las personas en el Reino Unido consumían un 6.5% menos de vino cuando lo servían en una copa de 290 mililitros (aproximadamente 10 onzas) en vez de una de 350 mililitros (aproximadamente 12 onzas). 

El vino es la bebida alcohólica que más consumen los adultos en Europa, y muchos beben en sus hogares en vez de en bares y restaurantes. Al mismo tiempo, el tamaño de las copas de vino ha aumentado en los pasados 30 años. Eso ha ocasionado que las personas beban más.  El consumo de alcohol está vinculado a la muerte prematura y a las enfermedades. Reducir su consumo a nivel de la población en general puede disminuir el riesgo de varias enfermedades, incluido el cáncer, la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardíacas


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


Debido a que los empaques y las porciones más pequeñas han disminuido el consumo de comidas y bebidas sin alcohol, los investigadores se propusieron descubrir si lo mismo se podía aplicar al vino si se vendiera y consumiera en botellas y copas más pequeñas. 

Se hizo un estudio sobre el consumo de alcohol entre 260 hogares

Para determinar los efectos de los vasos más pequeños, los investigadores reclutaron a 260 hogares del Reino Unido en los que se consumen dos botellas de vino de 75 cl (aproximadamente 25 onzas) a la semana. Durante un período de 14 días, se les pidió a los participantes que compraran una cantidad predeterminada de vino en botellas de 75 cl o 37.5 cl (aproximadamente 12.7 onzas). También recibieron al azar vasos de 290 ml o 350 ml. El volumen de alcohol consumido al final de cada período se midió usando imágenes de las botellas y se pesó en balanzas proporcionadas por los investigadores. Los científicos descubrieron lo siguiente:

  • Los hogares consumieron aproximadamente un 3.6% menos de vino al beber de una botella más pequeña. 
  • Los hogares consumieron aproximadamente un 6.5% menos de vino al beber de una copa más pequeña. 
  • Los hogares que tenían botellas y copas más pequeñas consumieron aproximadamente un 6.5% menos de vino. 

"Si se prueba que los efectos que tiene el tamaño de la copa de vino sobre el consumo de alcohol son fiables a lo largo del tiempo, reducir el tamaño de las copas de vino que se usan en los hogares puede contribuir a que se establezcan políticas para reducir el consumo de alcohol", escribieron los investigadores en el informe. "Esto podría incluir fijar los precios de los vasos de acuerdo con la capacidad, lo cual es posible que aumente la demanda de los vasos más pequeños. Regular los tamaños de las copas —junto con el tamaño de las porciones— en los establecimientos con licencia también es una posibilidad, lo cual podría cambiar las normas sociales que establecen cuál es un tamaño de vaso aceptable para usar dentro y fuera del hogar".

Donna Fuscaldo es redactora y editora especializada en finanzas personales y salud. Lleva más de dos décadas escribiendo y cubriendo noticias para varias publicaciones nacionales, como The Wall Street Journal, Forbes, Investopedia y HerMoney.