Skip to content
 

Cómo lidiar con restaurantes ruidosos y la pérdida de la audición

Nueva tecnología puede ayudar si estás cansado de cenar rodeado de altos decibelios.

Ilustracion de una mesera tomando una orden

REMIE GEOFFROI, AARP

In English |  Con música en alto volumen, techos altos y superficies duras que no absorben el sonido, los restaurantes ahora se dan cuenta de que el ruido es la queja principal contra ellos, según la encuesta Zagat National Dining Trends del 2018. Los empresarios están tratando de resolver el problema.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Gregory Scott, quien sufre de pérdida de la audición, se sentía frustrado de no poder sostener conversaciones con sus acompañantes en los restaurantes. Así que inventó una aplicación para teléfonos inteligentes que ayuda con eso. Los comensales usan SoundPrint (en inglés) para detectar el nivel de decibelios y después la aplicación promedia los niveles de esa ubicación, para que así cualquier persona pueda ver los niveles de ruido relativo antes de elegir un lugar para reunirse y comer.

También puedes buscar restaurantes sin mucho ruido (o ruidosos, si eso es lo que te gusta) en tu área en base a las evaluaciones de los usuarios. Ya hay más de 16,000 usuarios y 30,000 contribuciones; hasta ahora la mayoría se encuentran en ciudades grandes como Nueva York y Chicago, pero se están expandiendo. Scott dice que espera que cada contribución les “comunique a los gerentes de establecimientos que estamos tomando en consideración el ruido”.

Una aplicación similar, iHEARu (en inglés), creada por un audiólogo de Seattle, está en las etapas iniciales de recopilar lecturas de decibelios en restaurantes y otros lugares públicos. Yelp, una aplicación y sitio web popular que ofrece clasificaciones y críticas publicadas por clientes, muestra una lista con el nivel de ruido como uno de los atributos del restaurante, pero solo en una caracterización como “promedio”; además, esa categoría la asigna el negocio, no los clientes. Y algunos críticos gastronómicos, incluso los del San Francisco Chronicle y del Washington Post, han tomado la decisión de proveer lecturas de decibelios en sus críticas.

Una conversación normal es de unos 60 decibelios; si el ruido en un restaurante es de 70 a 80 decibelios, tendrás que levantar la voz. Scott señala que los restaurantes de la ciudad de Nueva York tienen un promedio de 77 decibelios y los bares 81 decibelios. 

Él ofrece algunos consejos para comer en un restaurante si sufres pérdida de la audición o te molesta el ruido de un restaurante. 

  • Antes de que vayas: “Llama o envía un correo electrónico con anticipación para pedir que te den una mesa en un área más silenciosa del restaurante como un reservado, un cuarto separado o una mesa alejada del bar, de máquinas de café, de cocinas abiertas o de mesas más grandes (porque las mesas más grandes tienden a ser más ruidosas). Ayuda el elegir restaurantes que hayan incorporado absorbentes acústicos en su diseño, como manteles, alfombras, plantas, sillas tapizadas y espacios más grandes entre las mesas".
  • Cuando está muy ruidoso y no hay un lugar más silencioso donde sentarse: “Pregúntales a los gerentes de establecimientos si pueden bajar el volumen de la música de fondo (que a menudo es la causa principal del ruido excesivo). Ayuda muchísimo si puedes mostrarles una lectura del nivel de sonido indicando que el lugar es demasiado ruidoso”.
  • Si puedes leer los labios: “Si eres parte de un grupo grande, pide que los sienten en una mesa redonda en vez de una rectangular, y busca lugares con más iluminación. Estas dos cosas hacen que sea más fácil leer los labios de los acompañantes. Y dile al mesero que lees los labios, para que pronuncie con claridad”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO