Skip to content

Navegador de beneficios de salud: Revisa esta guía para veteranos y sus familiares.

 

¿Está en el horizonte una quinta ola de COVID?

Los casos están aumentando en muchas áreas del país, pero este invierno debería ser diferente.

Dos mujeres, usando mascarillas, caminan al aire libre

AJ WATT/GETTY IMAGES

In English

Después de un breve período de calma, los nuevos casos de COVID-19 están comenzando a aumentar, tanto en Estados Unidos como en Europa, lo que hace que muchos se pregunten si vamos hacia una quinta ola, justo a tiempo para el invierno.

La respuesta, dicen los expertos, no es tan simple como un "sí" o un "no". Y eso se debe a que estamos en una situación muy diferente en la pandemia este año, en comparación con el año pasado.

“Sin duda, se siente como un poco de déjà vu, pero no es el mismo tipo de déjà vu”, dijo Syra Madad, epidemióloga de enfermedades infecciosas y directora sénior del System-Wide Special Pathogens Program de New York City Health + Hospitals.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


Las vacunas frenarán las infecciones y las enfermedades

Para empezar, alrededor del 60% de la población de Estados Unidos está completamente vacunada contra la COVID, lo que significa que casi 200 millones de personas estarán altamente protegidas contra la hospitalización si se infectan con el coronavirus. Millones de niños de 5 a 11 años recién aptos para la vacuna ayudarán a aumentar esos números.

“Por lo tanto, incluso si los casos suben este invierno, es muy poco probable que volvamos a las salas de cuidado intensivo superpobladas y a las morgues improvisadas de hace un año”, dijo el Dr. David Dowdy, profesor adjunto de Epidemiología en la Facultad de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins University, en una reciente conferencia de prensa.

¿Necesitas ayuda para recibir una vacuna o el refuerzo de la COVID-19?

Visita Vacunas.gov o llama al 1-800-232-0233 (TTY: 888-720-7489) para obtener ayuda en inglés, español y muchos otros idiomas.

Según datos recientes (en inglés) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, las personas no vacunadas tienen más de 11 veces más probabilidades de morir a causa de la COVID que las personas vacunadas. En el pico más alto del invierno pasado, cuando las vacunas se estaban aplicando, un promedio de 3,400 personas morían de la enfermedad cada día. Ahora, ese promedio, aunque sigue siendo alarmante, ronda los 1,000 casos.

Y aunque las vacunas no son un 100% eficaces para prevenir las infecciones, vacunar a una parte significativa de la población ayudará a evitar que el número de casos aumente fuera de control, predicen los expertos. Las personas no vacunadas tienen aproximadamente seis veces más probabilidades de dar positivo a la COVID que sus pares vacunados. Además, los estudios demuestran que las personas que están vacunadas y contraen COVID tienen menos probabilidades de propagarla a otros.

El pasado mes de noviembre, Estados Unidos estaba viendo alrededor de 160,000 nuevas infecciones cada día; ahora contamos alrededor de 80,000, “lo que sigue siendo muy alto, pero no estás viendo ese crecimiento exponencial que vimos el año pasado”, dijo Madad.

“El año pasado, todos estaban en riesgo”, dijo Catherine Troisi, epidemióloga de enfermedades infecciosas en la Facultad de Salud Pública de University of Texas. “Este año, puedes protegerte”.

El tratamiento de la COVID-19 podría ser más fácil

Otro factor que podría hacer que este invierno sea menos letal que el último: Avances en el tratamiento de la COVID-19.

Dos fabricantes de medicamentos, Merck y Pfizer, han solicitado la autorización de uso de emergencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) para las píldoras antivirales que, según ellos, pueden reducir en gran medida el riesgo de hospitalización y muerte en las personas infectadas con el virus.

Si se autorizan, las pastillas serán el primer tratamiento en el hogar diseñado para evitar que la enfermedad progrese. Los tratamientos disponibles actualmente deben administrarse en un centro de atención médica.

“Si tienes COVID-19 —y especialmente si tienes un sistema inmunitario debilitado o estás en riesgo por alguna otra razón—, esto cambia el juego”, dijo Dowdy. Sin embargo, cuando se trata de prevenir una infección en primer lugar, “las vacunas son, con mucho, nuestra mejor herramienta y seguirán siendo así”, agregó.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Es importante "continuar vigilando"

El coronavirus seguirá teniendo algunas ventajas este invierno. El clima frío incentiva a las personas a preferir lugares interiores, donde los gérmenes, incluido el que causa la COVID-19, se propagan más fácilmente. Algunos estados del noreste, incluso aquellos con altas tasas de vacunación, ya están viendo un aumento en los casos de COVID, señaló Troisi.

Si a eso le sumamos el hecho de que la transmisión del virus, impulsada principalmente por la variante delta extremadamente contagiosa, sigue siendo alta en la mayoría de Estados Unidos, lo que significa que “hay más posibilidades de que entres en contacto con el virus y te expongas a él”, dijo Madad. Además, con las fiestas en el horizonte, más personas tomarán trenes, las carreteras y los cielos para visitar a amigos y familiares, lo que dará al virus aún más oportunidades de circular.

“Si no estás vacunado, debes preocuparte”, dijo Madad, al señalar la implacable variante delta, que provocó que los casos se dispararan este verano. “Los datos y la ciencia son claros: tienes un riesgo muy alto de exponerse al virus y potencialmente tener consecuencias graves”.

Si estás completamente vacunado, “el cielo no se cae; todavía estás bien protegido”, agregó. Sin embargo, una vacuna de refuerzo, si cumples los requisitos para ella, puede añadir aún más protección. También puedes usar una mascarilla en entornos públicos interiores.

“El resultado final es que los casos están aumentando y es el momento de seguir vigilando”, dijo Madad.

¿Cuántas olas de coronavirus veremos?

¿Cuándo se eliminarán permanentemente estos picos de infecciones por COVID? Según los expertos, eso es un poco más difícil de predecir, y el virus nos sorprende cada vez más y más, sobre todo recientemente con el descubrimiento de la variante ómicron. Pero la pandemia, como sabemos, probablemente cambiará cuando tengamos más control sobre el brote, dijo el Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del país, en una reciente conferencia de prensa.

“En realidad, no sabemos cuál es ese número, pero lo sabremos cuando lleguemos a él”, dijo. “Sin duda es mucho, mucho menos que 80,000 nuevas infecciones al día, y es mucho, mucho menos de 1,000 muertes al día y decenas de miles de hospitalizaciones”.

Mientras tanto, es probable que las olas estacionales continúen, dijo Dowdy, y agregó que podríamos verlas durante muchos años, “si no durante nuestra vida”. Pero a medida que aumentamos la inmunidad al virus, es probable que la COVID se vuelva más leve con el tiempo, dijo, por lo que es tan importante vacunar al mayor número posible de personas.

“Quizás el mundo no se parezca a lo que era antes de la pandemia, y puede que veamos un aumento en los casos durante este invierno. Pero desde la perspectiva de la COVID-19, hay muchas razones para creer que las cosas serán mucho mejores en el 2022 de lo que han sido para nosotros en los últimos dos años”, dijo Dowdy.