Skip to content

Navegador de beneficios de salud: Revisa esta guía para veteranos y sus familiares.

 

¿Las pastillas contra la COVID pueden acabar con la pandemia?

Los antivirales orales podrían llegar pronto al mercado. Esto es lo que eso significa para el desarrollo de la COVID.

Ilustración de una pastilla destrullendo al coronavirus

DOWELL / GETTY IMAGES

In English

Es posible que Estados Unidos pronto tenga acceso a dos nuevas pastillas antivirales diseñadas para prevenir la hospitalización y la muerte por COVID-19 en las personas que corren mayor riesgo de desarrollar un caso grave de la enfermedad. Si se autorizan, los primeros tratamientos de su tipo, de los fabricantes de medicamentos Merck y Pfizer, podrían ayudar a reducir las aproximadamente 1,000 muertes diarias en Estados Unidos que todavía son causadas por una infección de coronavirus, aunque los expertos enfatizan que las vacunas siguen siendo la herramienta más importante en la lucha contra la COVID.

A diferencia de los tratamientos actuales contra la COVID-19 que se administran en centros de atención médica por inyección o por vía intravenosa, estos antivirales orales se pueden dispensar en farmacias y llevarse a casa, lo que los hace más accesibles y convenientes para los pacientes y los proveedores de atención médica. Los datos bajo revisión (en inglés) de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) muestran que el molnupiravir, la píldora de Merck y Ridgeback Biotherapeutics, redujo el riesgo de hospitalización y muerte en pacientes de alto riesgo en alrededor del 30% en ensayos clínicos. La píldora de Pfizer, cuyo nombre de marca es Paxlovid, se demostró en ensayos que reduce el riesgo en casi un 90%, dijo la compañía (en inglés).


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


“Esta es otra herramienta adicional para las personas que corren un alto riesgo de ser hospitalizadas y morir debido a la COVID-19, y creo que es una herramienta muy importante para ellos”, dice Jason Pogue, profesor clínico de Farmacia en University of Michigan College of Pharmacy y farmacéutico clínico de enfermedades infecciosas en Michigan Medicine. “Pero hay algunas advertencias que lo acompañan”.

Es crucial diagnosticar la enfermedad a tiempo

Es importante destacar que estos nuevos medicamentos deben comenzar temprano en el curso de la enfermedad, poco después de que comiencen los síntomas. “Y ahí es donde pueden entrar en juego algunos de los desafíos”, dice Pogue, “porque suele ser naturaleza humana” esperar unos días después que experimentas goteo nasal, o dolor de garganta para ver cómo se desarrollan las cosas. “Pero es exactamente lo contrario lo que realmente necesitamos hacer en esta situación”, agrega.

Síntomas comunes de la COVID-19

  • Fiebre o escalofríos
  • Tos
  • Falta de aire o dificultad para respirar
  • Fatiga
  • Dolor corporal o muscular
  • Dolor de cabeza
  • Nueva pérdida del sentido del gusto o del olfato
  • Dolor de garganta
  • Congestión o secreción nasal
  • Náuseas o vómitos
  • Diarrea

 Fuente: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)

¿La razón? Tanto molnupiravir como Paxlovid impiden que el virus se replique dentro del cuerpo. “Cuanto más tiempo [las personas] esperan, más fuerza puede adquirir el virus y menos probable es que estos medicamentos ayuden”, dice el Dr. Mark Rupp, profesor del Departamento de Medicina Interna y jefe de la División de Enfermedades Infecciosas de University of Nebraska Medical Center. El producto de Merck engaña al virus para que cometas errores a medida que se multiplica, explica Rupp. Y si piensas en el virus como en una “gran cantidad de madera que necesitas para construir una vivienda”, la píldora de Pfizer “evita que el virus pueda cortar la madera en las piezas del tamaño adecuado para construir la casa”, dice.

De la mano con el reconocimiento temprano de los síntomas está el tener acceso a las pruebas para confirmar un caso de COVID-19. “Y sigo pensando que en este país seguimos teniendo un problema con el acceso a pruebas listas que sean convenientes, económicas y precisas. Así que creo que ese será un verdadero obstáculo que tenemos que eliminar para poder usar estos medicamentos de la manera más eficaz”, dice Rupp.

Los resultados de las pruebas de PCR administradas a bajo costo o sin costo en muchos centros de atención médica pueden tardar hasta unos días en llegar. Las pruebas rápidas que ofrecen resultados el mismo día también están disponibles; algunas se pueden comprar sin receta en farmacias y se pueden completar en casa. Sin embargo, estos tienden a tener gastos de bolsillo y pueden no ser lo suficientemente sensibles como para detectar una infección al comienzo del curso de la enfermedad, cuando los medicamentos son más eficaces.

Las pastillas no son un sustituto para la prevención

Para quienes tienen sistemas inmunitarios comprometidos u otros factores de riesgo que los hacen más propensos a enfermarse gravemente por una infección por coronavirus, estos nuevos tratamientos orales podrían ser “un cambio en el juego”, al ayudar a mantenerlos fuera del hospital, dijo el Dr. David Dowdy, profesor adjunto del Departamento de Epidemiología de la Facultad Bloomberg de Salud Pública de Johns Hopkins en una conferencia informativa reciente. Pero “no van a cambiar el juego de la prevención, la forma en que actúan las vacunas”, agregó.

Los tratamientos, píldoras y otros, tampoco ayudan a impedir la transmisión del virus, que continúa propagándose a niveles altos en la mayoría de Estados Unidos. Su propagación continua también le permite convertirse en variantes nuevas y potencialmente más peligrosas, como lo demuestra la rápida y preocupante aparición de la variante ómicron en Sudáfrica. Además, los expertos todavía están revisando los datos de seguridad de las pastillas, y puede ser que algunos grupos de personas estén excluidos de su uso.

¿Necesitas ayuda para recibir una vacuna o el refuerzo de la COVID-19?

Visita Vacunas.gov o llama al 1-800-232-0233 (TTY: 888-720-7489) para obtener ayuda en inglés, español y muchos otros idiomas.

Incluso si la FDA acepta los nuevos tratamientos y los agrega al arsenal de la COVID-19, todavía estamos “a un largo camino” de haber terminado con la pandemia, agrega Rupp. Y los adultos mayores, en particular, deben seguir manteniendo un nivel de precaución mientras continúa la batalla.

Su consejo: si comienzas a experimentar algún síntoma similar a la COVID, incluso si estás vacunado, habla con tu proveedor de atención médica. “No te demores. Sigue adelante, haz pruebas y obtén medicamentos que, con suerte, evitarán que ese caso decisivo se vuelva más grave y termines hospitalizado”, dice.

Además, si aún no lo has hecho, debes vacunarte para ayudar a prevenir la necesidad de tratamiento. “Lo que cambiaría la trayectoria de toda la pandemia sería aumentar las tasas de vacunación, algo con lo que todavía estamos luchando en este país”, dice Pogue.

Rachel Nania escribe sobre atención médica y políticas de salud para AARP. Anteriormente fue reportera y editora de WTOP Radio en Washington, D.C. Recibió un Premio Gracie y un Premio Regional Edward R. Murrow, y también participó en un programa sobre demencia con la National Press Foundation.

¿Qué les puedes decir a las personas que están cansadas de esta pandemia?