Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

¿Puedes contagiarte de coronavirus a través de los ojos?

Para los expertos, no es muy preocupante, pero hay maneras de reducir el riesgo.

Perfil de los ojos de una mujer que lleva mascarilla puesta

GETTY IMAGES

In English | A esta altura, las mascarillas han pasado a ser parte de nuestro atuendo cotidiano y nos hacen sentir protegidos al evitar que las partículas de virus potencialmente mortales penetren por la nariz y la boca.

Sin embargo, recientemente recibimos noticias reveladoras. Hace unas semanas, el virólogo y epidemiólogo Joseph Fair apareció en el programa Today de NBC desde una cama de hospital y dijo que había contraído COVID-19 a través de los ojos. Fair señaló que había viajado en un vuelo muy lleno desde la ciudad de Nueva York a Nueva Orleans y creyó que había tomado las máximas precauciones al llevar guantes y mascarilla, además de limpiar bien el asiento. Pero no se protegió los ojos. Fair afirmó que “también puedes contagiarte por los ojos. Es la mejor hipótesis que tengo para explicar cómo me pude haber enfermado”.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


Cuatro meses antes, Wang Guangfa, un especialista en respiración de Peking University, se infectó con el coronavirus después de tener contacto con pacientes en la ciudad china de Wuhan. Llevaba una mascarilla que cubría la boca y la nariz, pero no tenía protección en los ojos.

A raíz de todo esto, nos preguntamos si corremos algún riesgo al no protegernos los ojos. ¿Podemos realmente contagiarnos de coronavirus a través de los ojos? Tal vez sea posible, señala el Dr. John Brooks, director médico de respuesta a la COVID-19 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). “El virus podría ingresar al cuerpo por las membranas mucosas que cubren la parte blanca de nuestros ojos”, explica Brooks, “pero sería muy difícil de probar”.

No hay duda de que, en general, las enfermedades infecciosas se pueden contagiar de varias maneras, incluso por los ojos. Cuando una persona infectada tose, estornuda o habla, el virus puede viajar en pequeñas partículas desde la boca o la nariz hasta la cara de otra persona. “Lo más probable es que estas pequeñas gotas se inhalen por la nariz o la boca, pero también pueden ingresar al cuerpo por los ojos”, explica el Dr. Viral Juthani, profesor adjunto de oftalmología y ciencias visuales en Albert Einstein College of Medicine de la ciudad de Nueva York. “También te puedes infectar si tocas una superficie contaminada con coronavirus, como una manija o la perilla de una puerta, y luego te tocas los ojos”.

Lo que es más, señala la Dra. Sonal Tuli, profesora adjunta de oftalmología en University of Florida y representante clínica de la Academia Americana de Oftalmología  “sabemos que muchos otros virus, como el virus de la influenza, pueden causar síntomas respiratorios y síntomas oculares. Puedes tener dos infecciones a la vez.

En realidad, esto no debería sorprendernos, ya que los ojos, la nariz y la garganta están conectados por un ingenioso sistema de conductos, conocido como el sistema nasolagrimal, que transporta las lágrimas desde la superficie del ojo hasta la cavidad nasal y luego hacia la parte posterior de la garganta. Cuando lloramos, la nariz gotea; nos ponemos medicamentos en los ojos y con frecuencia sentimos el gusto en la garganta.

Sin embargo, en general, los expertos consideran que es más probable que nos infectemos por la nariz y la boca que por los ojos. Según Tuli, esto sucede en parte “porque la nariz y la boca ofrecen un acceso directo a los pulmones”, mientras que las partículas infecciosas que entran por los ojos encuentran una ruta más indirecta”.

Además, el Dr. James Cherry, un distinguido profesor de investigación y experto en enfermedades infecciosas de la Facultad de Medicina David Geffen en UCLA, explica que las lágrimas contienen anticuerpos que pueden ayudar a detectar los antígenos hostiles (como bacterias y virus) para luego adherirse a ellos y destruirlos.

Para estar más tranquilos: el índice de complicaciones oculares —y en particular de conjuntivitis viral— en los pacientes que padecen coronavirus es bajo. Las autoridades de salud pública consideran que la conjuntivitis aparece en solo el 1 al 3% de las personas que tienen coronavirus. Un estudio con hospitales en China que se publicó en el New England Journal of Medicine halló “congestión conjuntival” en solo el 0.8% de los pacientes que tenían un diagnóstico confirmado de COVID-19. Además, señala Tuli, “debemos preguntarnos si el ojo fue la fuente original de infección o si la infección retrocedió hasta el ojo”.


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Por cierto: no te asustes si comienzas a notar los síntomas típicos, como enrojecimiento, irritación o secreción acuosa. La conjuntivitis se puede contraer por numerosas causas.

Lavarte las manos con frecuencia (durante al menos 20 segundos con jabón y agua tibia), mantener el distanciamiento social y cubrirte la boca y la nariz pueden ser una gran ayuda para disminuir el riesgo de infección, señala Brooks.

Algunas otras maneras de protegerte los ojos:

  • No te toques los ojos. Investigaciones de los Institutos Nacionales de la Salud determinaron que tocamos los objetos comunes un promedio de 3.3 veces por hora y que nos tocamos la cara un promedio de 3.6 veces por hora. Si sientes comezón en los ojos, si sientes necesidad de frotarlos o simplemente ajustarte los anteojos, usa un pañuelo de papel. Cuando los ojos están secos es cuando sentimos más necesidad de frotarlos. “Puedes usar gotas humectantes para no tener que frotarlos con tanta frecuencia”, señala Tuli. Si te frotas los ojos porque tienes alergias, considera usar gotas antihistamínicas de venta sin receta. En general, “presta atención a lo que estás haciendo”, recomienda Tuli, quien se sorprendió mucho al ver la cantidad de veces que se tocaba la cara cuando se vio en las videollamadas por Zoom. Además, hay una aplicación para eso: el Fitbit Ionic ofrece una nueva aplicación llamada JalapeNO!, y el sitio web dice “usa las manos como si hubieras estado cortando jalapeños para una familia de 7,000 millones de personas”. Esta aplicación te entrena para que mantengas las manos lejos de los ojos, la nariz y la boca al activar una vibración cada vez que las mueves hacia arriba.

  • Considera usar anteojos. “Para las personas que tienen contacto directo con pacientes infectados, como los trabajadores de la salud, se recomienda que usen protección en los ojos, como gafas de seguridad o un protector facial”, señala Juthani. “Para otras personas que mantienen el distanciamiento social, comúnmente no se recomienda otra protección para los ojos”, aunque si todavía te preocupa, puedes protegerlos para tener más seguridad. “Alguien me dijo: ‘Tengo una madre muy mayor. Quiero hacer todo lo posible por protegerla’”, señala Tuli. “Bueno, en ese caso, los anteojos pueden no ser una mala idea”. Además, si los tienes puestos será más difícil que te toques los ojos. Los anteojos de estilo envolvente son los que brindan mejor protección, ya que las pequeñas gotas respiratorias que se proyectan en dirección a ti pueden llegar a los ojos por las áreas expuestas a los costados, arriba y debajo de los anteojos tradicionales.

  • Ten cuidado con los lentes de contacto. Según Tuli, los lentes de contacto en sí mismos no aumentan el riesgo de infección, siempre y cuando seas cuidadoso. “El motivo por el que pueden causar problemas es que las personas no se lavan las manos antes de ponérselos y sacárselos”. Este es el momento de adoptar una buena higiene con los lentes de contacto. “Límpialos con frecuencia”, recomienda Tuli. “De otro modo, considera empezar a usar los que se descartan cada día, si puedes hacerlo. Todas estas medidas probablemente sean suficientes”. Además, no hace falta decirlo: definitivamente suspende el uso de lentes de contacto si tienes conjuntivitis.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO