Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

16 ideas para recargar tu energía de cuidador en 15 minutos

Una guía realista para cuidar de ti mismo durante la pandemia.

Cuidador de familia se relaja en su sofá escuchando música a través de auriculares.

10'000 Hours/Getty Images

In English | Cuando estaba encargada del cuidado de mi esposo mientras se recuperaba de una lesión cerebral, había una frase sencilla que me hacía estallar: "Procura cuidar de ti misma". ¡Bum! No fallaba nunca.

Todos los cuidadores han escuchado distintas versiones de ese consejo de amigos y familiares con buenas intenciones. Y probablemente hayan hecho lo que hice yo: sonreír con cortesía, asentir y pensar "eso es más fácil decirlo que hacerlo".

La pandemia mundial por el coronavirus ha estresado los vínculos y los límites de las personas en su vida cotidiana. Pero para los cuidadores, la cuarentena subsiguiente convirtió las cosas simples —como que un amigo te suplante para darte unas horas de alivio— en algo increíblemente más complejo o prohibitivo.

La Dra. Carrie Barron, directora de creatividad para la resiliencia de la Facultad de Medicina Dell de University of Texas en Austin, señala que incluso 15 minutos de enfocarte en ti mismo puede producir una diferencia. "No es tanto la cantidad de tiempo sino más bien mantenerse conectado con experiencias que llenen de optimismo", explica Barron. "Los cuidadores compasivos son altruistas, ya sea que actúen por amor o por obligación. Por eso es normal sentir una pizca de culpa si esquivamos o nos escapamos de nuestro deber para tomarnos tiempo personal".

Sin embargo, Barron sugiere que lo que sentimos como un desliz en realidad nos apuntala en la tarea de cuidar de otros. "La alegría de hacer una actividad que disfrutamos nos reenergiza, motiva y centra. Nos conecta con nuestra identidad esencial y nos brinda una sensación de placer y efectividad. Las actividades predilectas —ya sea una caminata ligera o tejer unas filas más de una bufanda— refuerzan la salud tanto mental como física. Al abstraernos durante un período breve, ganamos la fuerza para seguir adelante y continuar dando de sí".

Sara Cohen, una ceramista de Chicago, ha estado casada desde hace 52 años. Cuando hospitalizaron a su esposo por una enfermedad autoinmunitaria poco común, estaba decidida a quedarse a su lado en forma permanente.

Como ya no podía pasar todo el día en su estudio, Cohen halló pequeñas maneras de recargar energía: ir a la sinagoga, hacer mandados o salir a caminar sola. Además pudo coordinar para que una amiga o un acompañante la reemplazara y así poder asistir a su club de lectura mensual y a los encuentros para jugar mah-jongg. Cuando todo eso se interrumpió por la pandemia de la COVID-19, Cohen tuvo que buscar nuevas formas de mantenerse centrada y de dedicar tiempo a sí misma.

"Todas las semanas tenemos un rompecabezas en la mesa para ir armándolo solos o juntos", dice ella. "Me encanta estar en la naturaleza y me calma caminar en nuestro jardín trasero, que está lleno de huertos y plantaciones que pasamos años diseñando y plantando. Levanto hojas y ramas caídas, y arranco malezas". También envía por correo electrónico a sus amigos y familiares fotos de una creación artística semanal, lo cual le da una "meta de creatividad" todas las semanas. "Dependiendo de la semana, dedico entre 15 minutos y unas horas por día a una creación artística".

Para Cohen, como para muchos de nosotros, las videollamadas han sido un salvación durante la pandemia, ya que eliminan la presión de tener que salir en este momento en que la movilidad de su esposo está disminuyendo. A través de Zoom, los Cohen pueden asistir a los servicios de su sinagoga los viernes a la noche, a las sesiones del club de lectura y a otros eventos. "En mi opinión, es importante que en la relación de pareja y cuidador haya actividades divertidas no relacionadas con el cuidado, en las que ambos seamos iguales y que podamos hacer juntos", señala ella. "Busco actividades como acurrucarnos y mirar una película juntos, lo cual nos pone al mismo nivel como pareja".


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Para descubrir excelentes consejos para una "recarga rápida en casa" durante la pandemia, les preguntamos a algunos cuidadores qué hicieron cuando no podían salir de la casa. Aquí presentamos algunas de sus sugerencias.

  • Hacerte una manicura meditativa de 15 minutos

  • Un kit para pintar por números que puede hacerse en los momentos libres

  • Una manualidad de bordado o tejido (gracias a YouTube por los videos instructivos)

  • Un momento tranquilo para rezar o meditar

  • Una serie de yoga corta o de ejercicios de estiramiento

  • Ejercicios de respiración

  • Una caminata rápida en un patio seguro o afuera de un apartamento, o brincar adentro de la casa

  • Bailar a lo loco durante 15 minutos al son de una canción inolvidable de tu adolescencia

  • Un baño de burbujas mientras lees un libro o una revista

  • Una siesta corta de 15 minutos

  • Una llamada a un viejo (o nuevo) amigo

  • Volver a leer libros que amabas en la infancia, como Mujercitas

  • Mirar un bello libro ilustrado con fotografías

  • Escuchar un audiolibro con auriculares

  • Leer poesía: bocadillos de inspiración y sabiduría

  • Escribir en un diario. Un amigo me habló de un diario quinquenal que tiene solo cuatro o cinco líneas donde anotar pensamientos o sucesos de cada día. Así no tienes que mirar una página entera en blanco, pero te da suficiente espacio para expresar tu gratitud o para desahogarte.

Michele Cappellano, masajista y terapeuta de bienestar de Rye, Nueva York, observa que es importante reconocer primero qué habilidades ya tienes para hacerte sentir bien. "Pregúntate qué es lo que más disfrutas o te relaja y piensa en cómo hacerlo de manera modificada y en pequeños segmentos de tiempo", aconseja ella. A fin de cuentas, ya sea que estés cuidando de un ser querido o no, todo lo que aumente tu frecuencia cardíaca y te infunda de pensamientos alegres es bueno.

Lee Woodruff is a caregiver, speaker and author. She and her husband, Bob, cofounded the Bob Woodruff Foundation, which assists injured service members and their families. Follow her on Twitter and Instagram.

Nota: Estamos en proceso de reemplazar nuestro servicio de comentarios para usuarios. De este modo, es posible que los comentarios previos tomen algunos días en aparecer. Inicia sesión o regístrate gratis con AARP.org para compartir tus comentarios.