Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Cómo detectar las noticias con información incorrecta

Métodos comprobados para identificar la veracidad de una noticia en internet o en las redes sociales.

Cubos de madera con las palabras en inglés Fact y Fake

Getty Images

In English | No hace mucho, la mayoría de familias en Estados Unidos recibía un periódico por suscripción, miraba el noticiero de una de tres cadenas televisivas y quizás leía una revista de noticias. Eso significaba que todos los días, la mayoría recibía las noticias desde un punto de vista generalizado. 

Sin embargo, desde el 2018, solo un 16% de las personas en este país lee un periódico impreso. Aunque la televisión sigue siendo una fuente principal de noticias, la información proviene de muchos más canales con cobertura y perspectivas muy distintas. Pero el mayor cambio ha sido la manera en la que hemos trasladado nuestro consumo de noticias a internet; en la actualidad, cerca de la mitad del público se entera de las noticias a través de Facebook, la red social más grande del mundo. 

Sin embargo, mantenerte informado por internet conlleva riesgos. A diferencia de los editores de periódicos impresos, es posible que un medio de noticias digitales tenga la capacidad de guardar datos sobre los artículos que viste o leíste, el tiempo que pasaste interactuando con estos artículos, si los compartiste y lo que hiciste después de verlos. Con esa información, el medio digital puede filtrar lo que ves y mostrarte más contenido que coincida con tu visión del mundo. Básicamente, te pone dentro de una suerte de “burbuja de noticias”. 


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


A veces, los filtros muestran a los consumidores noticias falsas o inventadas: ¡Se descubrió que las torres de teléfonos celulares 5G causan COVID-19! ¡Tomar lejía mata el virus! Facebook ha tomado medidas para identificar este tipo de engaños, pero cada día se publican más, y millones de personas los marcan con un “me gusta”. 

Los verificadores de datos, periodistas y expertos en medios digitales comparten métodos simples de revisar la veracidad, la exactitud y la validez de lo que lees.

El nombre del autor 

Busca información en internet sobre la persona que escribió el artículo, dice Cristina Tardáguila, subdirectora de International Fact-Checking Network. Si es un nombre común, agrega a la búsqueda “periodista” o “escritor”. (¿No dice quién lo escribió? Ella menciona que eso es inmediatamente una señal de alerta). Los artículos del escritor deberían aparecer entre los resultados de la búsqueda, junto con un perfil de LinkedIn o una cuenta verificada en Twitter. Podrás darte cuenta rápidamente si ese autor tiene credibilidad. 

El titular 

“El 70% de las personas solo lee el titular de los artículos que comparte”, afirma Emily Bell, directora fundadora del Tow Center for Digital Journalism en Columbia University. Los manipuladores se aprovechan de eso, pues crean titulares impactantes con “anzuelo para atraer clics” (clickbait) que distorsionan la verdad de una noticia o información. Antes de marcar algo con “me gusta”, compartirlo (o creerlo), lee todo el artículo. 

Seminario virtual gratuito

AARP en asociación con MediaWise, un proyecto sin fines de lucro no partidista del Instituto Poynter, ofrece ofrece AARP Fact Tracker, una herramienta para ayudar a los estadounidenses mayores a ser consumidores más exigentes de información en línea. Visita aarp.org/facttracker (en inglés) para capacitarte y regístrate para un seminario virtual gratuito a las 7 p.m. ET el jueves 6 de agosto.

Expertos en verificación de datos 

Muchos sitios web independientes de verificación de datos analizan las afirmaciones que se hacen populares, las citas y las aseveraciones factuales para comprobar su exactitud. Tardáguila recomienda que consultes alguno de las siguientes organizaciones si deseas investigar lo que leíste, viste o escuchaste (sitios en inglés):

PolitiFact.com

FactCheck.org

Snopes.com

LeadStories.com

ScienceFeedback.co

CheckYourFact.com

poynter.org/CoronavirusFactsAlliance

washingtonpost.com/news/fact-checker

Las fuentes

Investiga las fuentes de un artículo, recomienda Jon Greenberg, corresponsal sénior de PolitiFact, un sitio web de verificación de datos. Con una búsqueda rápida podrás averiguar si las personas, los estudios, las encuestas o los informes que proporcionan las pruebas para el artículo tienen afiliaciones políticas o empresariales. Tener esas afiliaciones puede no ser problema, pero te conviene saber cuáles son. 

El llamado de acción 

Ten cuidado si en el texto te piden hacer algo de alguna manera, como por ejemplo, al enviar dinero, unirte a una organización, compartir el informe o sencillamente “hacer clic en este enlace”, indica Bell. Los reportajes deberían proporcionar hechos y perspectivas, además de demostrar claramente sus intenciones y brindar transparencia sobre sus fuentes. Generalmente, los artículos para vender o promover algo no son completamente imparciales. Que te hagan sentir obligado a hacer clic en un enlace puede ser una indicación de una práctica fraudulenta. 

La insignia azul

Las plataformas de redes sociales como Facebook, Instagram y Twitter indican las cuentas legítimas con una marca de verificación que puede parecerse a esta: si la insignia de verificación aparece al lado del nombre en el perfil y al lado del nombre de la cuenta en los resultados de búsqueda, eso significa que la plataforma ha confirmado que la cuenta es auténtica y que la maneja la figura pública o la organización citada. 

Las fotos 

En el campo de la desinformación, es común el uso de fotos y videos alterados o completamente falsos. Si sospechas que una foto es falsa, realiza una “búsqueda inversa de imágenes”, aconseja Tardáguila. Por ejemplo, arrastra y coloca una foto para buscarla en Google Imágenes, y recibirás datos sobre esa imagen, tales como la fuente original, la primera vez que apareció y más. 

La cobertura 

Los artículos legítimos casi nunca aparecen en un solo sitio web, dice Alex Mahadevan, periodista multimedios sénior del proyecto MediaWise del Poynter Institute. Mahadevan recomienda la lectura lateral, es decir, que consultes otras fuentes de noticias para ver si hay artículos o información parecidos. 

El formato 

Según Facebook, “muchos sitios web de noticias falsas contienen errores de ortografía o están mal diseñados”. Desconfía si notas eso. La mayoría de los medios de noticias legítimas revisan y editan el contenido antes de publicarlo. 

Las fechas 

Hace poco circuló y se hizo viral un poema que supuestamente fue escrito a fines de la década de 1800, pero contenía sentimientos y mensajes que se adecuaban al presente. Resultó que fue escrito en marzo del 2020, según pudieron descubrir los que consultaron Snopes.com u otros servicios en internet para verificar datos. 

Los reportajes 

¿Estás leyendo noticias de verdad, o son opiniones o recomendaciones? Los reportajes incluyen quién, qué, cuándo, dónde y por qué. Si en un artículo falta uno de estos datos, Tardáguila dice que deberías desconfiar. Hazte estas preguntas: “¿quién escribió y compartió esto? ¿Cuál es su objetivo? ¿Cuándo se creó? ¿De dónde obtuvo esta información? ¿Por qué recibo esto ahora?”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.