Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Resumen foro en Des Moines con los candidatos presidenciales Skip to content
 
Fondo de una bandera de Estados Unidos y un micrófono

   

 

Foro de AARP con los candidatos presidenciales: el cuidado de la salud y el alto precio de los medicamentos, entre los temas principales

4 candidatos responden en Des Moines a preguntas sobre la seguridad en la jubilación.

Nota del editor: esta es una transmisión en inglés desde Iowa. Las entrevistas en video con los candidatos aparecen al final de este artículo con subtítulos en español.

In English | DES MOINES, IOWA – El costo del cuidado de la salud y de los medicamentos recetados y cómo costear los servicios de atención a largo plazo fueron los temas que dominaron el lunes el debate en Des Moines, el primero de cinco foros de candidatos presidenciales organizados por AARP y que se realizarán en el estado de Iowa.

El exvicepresidente Joe Biden; Cory Booker, senador por Nueva Jersey; John Hickenlooper, exgobernador de Colorado, y Amy Klobuchar, senadora por Minnesota, se reunieron individualmente con una audiencia de cientos de socios de AARP para responder preguntas de los asistentes y los moderadores del Des Moines Register y Radio Iowa.

El foro en Drake University comenzó apenas horas después de que Biden presentara una amplia propuesta de reforma del sistema de salud que mantendría el sistema actual de seguros, incluida la Ley del Cuidado de la Salud a Bajo Precio (ACA), pero agregaría una opción pública. También el lunes, Booker presentó un plan que aumentaría la cantidad de activos que las personas pueden tener y aun así ser elegibles para recibir asistencia federal para los costos del cuidado a largo plazo. Dijo que también ampliaría el crédito tributario por los ingresos de trabajo para ayudar a cubrir los gastos del cuidado de familiares.

“Yo les daría a las personas la opción”, dijo Biden con respecto a su plan de seguro de salud. “Si les gustan los planes a través de su empleador, pueden mantenerlos; si tienen un seguro privado, pueden mantenerlo”. Biden dijo que la creación de una opción pública sería la “manera más rápida y racional” de lograr la cobertura del 99.9% de las personas en el país.

Coleen Kelleher, una enfermera jubilada de Windsor Heights, Iowa, de 69 años, le dijo a Biden que su hijo de 49 años sufre de diabetes desde los 9. “Sé que el costo de su insulina ha aumentado en forma exponencial”, dijo. “Yo también tomo medicamentos y la última vez que los compré el farmacéutico me dijo que el precio va a ser mucho más alto la próxima vez”, a pesar de que ella tiene la cobertura de la Parte D de Medicare. Kelleher le preguntó a Biden qué haría él para reducir el costo de los medicamentos recetados.

 “No hay justificación para aumentar el precio de un medicamento una vez que ha sido inventado y patentado”, dijo Biden, “no hay justificación para un aumento superior a la inflación”. Biden dijo que con su plan, si una compañía farmacéutica aumentara el precio de un medicamento por encima de la tasa de inflación, ese medicamento no estaría cubierto ni por Medicare ni Medicaid.

Kay Marcel, una profesora de educación especial jubilada de Urbandale, Iowa, de 66 años, dijo que ella y su esposo Steve, ambos mayores de 60 años, son los cuidadores principales de su hijo Joel, de 40 años, que tiene discapacidades del desarrollo. “Más y más padres, como yo, están llegando a una edad en la que brindarle cuidados diarios a un hijo se hace cada vez más difícil”, dijo Marcel. Le preguntó a Booker cómo mejoraría el acceso a la atención a largo plazo de calidad.

“Actualmente, tenemos un sistema que es injusto”, dijo Booker, un sistema que “fuerza a las personas a empobrecerse para poder calificar para muchos de los beneficios de Medicaid”. Booker dijo que su plan de aumentar la cantidad de activos que las personas pueden tener y de todas maneras calificar para recibir asistencia federal permitiría que más personas con un nivel medio de ingresos pudieran costear la atención a largo plazo en su hogar o en un hogar de ancianos.

Varios de los candidatos también hablaron de la creciente crisis relacionada con la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia.

Ken Gregersen ha cuidado a su esposa desde el 2012, cuando a ella le diagnosticaron la enfermedad de Alzheimer. “Soy una de los 16 millones de personas que brindan cuidado no pago a un ser querido que sufre de Alzheimer u otras formas de demencia. Gastamos sumas importantes en el manejo de la enfermedad”, dijo. Gregersen, un funcionario de publicidad y relaciones públicas jubilado de Ankeny, Iowa, de 87 años, le preguntó a Hickenlooper qué haría para “abordar la enfermedad de Alzheimer como una crisis de salud pública que no hará más que empeorar en forma exponencial si no se ocupan de ella ahora”.

“No hay un medicamento milagroso en el horizonte”, dijo Hickenlooper, y agregó que la carga que la enfermedad de Alzheimer les impone a las familias es “casi insoportable”. Una forma de ayudar a las familias, continuó, sería crear un sistema nacional de licencias pagas para ayudar a los trabajadores no solo cuando tienen un hijo o sufren una enfermedad grave, sino también cuando un adulto mayor necesita ayuda.


La protección de Medicare y del Seguro Social

Cathy Wilkinson Barash, de 69 años, sufre de esclerosis múltiple. Le contó a Klobuchar que, como escritora y fotógrafa independiente, depende grandemente del Seguro Social y Medicare. “Recuerdo lo que era no tener un seguro de salud y es aterrante, especialmente con una enfermedad con costos de medicamentos increíblemente altos”, dijo Barash a Klobuchar. “¿Qué va a hacer usted para garantizar que los beneficios del Seguro Social y Medicare sigan disponibles para los adultos mayores?”

“Los adultos mayores saben que, para ellos, el Seguro Social y Medicare son sus redes de seguridad”, dijo Klobuchar. “Estoy comprometida a mantenerlos fuertes, a no privatizar el Seguro Social y a asegurarnos de que haremos todo para mantenerlos solventes”. Una manera en que Klobuchar dijo que atacaría los altos costos de Medicare es “desencadenando el poder de negociación” de Medicare y negociando los precios de los medicamentos recetados con las compañías farmacéuticas. “Hay dos cabilderos de las grandes industrias farmacéuticas por cada miembro del Congreso”, añadió Klobuchar. “Ellos piensan que son los dueños de Washington. Bueno, ellos no son mis dueños”.

Cada candidato contestó la pregunta sobre la solvencia del Seguro Social. El programa está principalmente financiado por los impuestos de nómina que pagan los trabajadores en el país. En el 2019, los empleadores y empleados pagan impuestos sobre los primeros $133,000 de ingresos del trabajador.

Los cuatro aspirantes creen que la manera de mantener y fortalecer el Seguro Social es abordar el límite actual en los impuestos que los trabajadores del país pagan al programa.

Booker dijo que el sistema actual es “un impuesto regresivo que está perjudicando a la clase trabajadora del país”. Él aumentaría el límite impositivo para que las personas de altos ingresos paguen los impuestos del Seguro Social sobre una porción más grande de sus ingresos, algo que, en su opinión, preservaría la solvencia del programa.

Hickenlooper dijo que aumentaría el límite impositivo, pero no especificó por cuánto. También añadió que “nunca apoyaría aumentar la edad de jubilación”, y apoyaría añadir una cuenta de jubilación adicional al Seguro Social. Los aportes a esa cuenta se harían por partes iguales entre el empleado, el empleador y el Gobierno federal.

Tanto Klobuchar como Biden dijeron que dejarían el límite impositivo de $133,000 tal como está, pero requerirían que los residentes más acaudalados del país volvieran a pagar impuestos por el Seguro Social una vez que sus ingresos alcanzaran cierto nivel. Klobuchar los haría comenzar a pagar una vez que sus ingresos anuales alcanzaran los $250,000. Biden requeriría estos pagos para las personas que ganan más de $400,000 al año.

AARP auspicia los foros de esta semana en asociación con el Des Moines Register, como parte de su campaña de activismo e información del electorado. “Hacemos esto porque sabemos que los votantes mayores de 50 años son el bloque electoral más confiable y poderoso del país”, dijo Jo Ann Jenkins, directora ejecutiva de AARP a la audiencia.

AARP pregunta a los candidatos

       

       

       

       

       

       

       

       

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.