Skip to content
 

Un plan del Gobierno prepara el camino para la importación segura de medicamentos recetados

Los consumidores podrían tener acceso a medicamentos provenientes del exterior a precios más bajos.

Mapa de Canadá con medicamentos recetados y un estetoscopio

Getty Images

In English | La Administración de Trump describió un plan que permite la importación de medicamentos recetados de Canadá y otros países, algo que podría ayudar a los consumidores a obtener los medicamentos que necesitan para mantenerse saludables más fácilmente. 

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) publicaron una estrategia de acción en dos frentes para la importación de medicamentos más económicos de otros países. El plan, llamado Safe Importation Action Plan, no incluye un calendario específico de ejecución.

"Este es el siguiente paso importante en el trabajo de la Administración para terminar con el aprovechamiento comercial de otros países y dar prioridad a los pacientes de Estados Unidos", dijo en una declaración Alex Azar, secretario de Salud y Servicios Humanos. Históricamente, Azar se ha opuesto a permitir el ingreso de medicamentos del extranjero, pero este año el presidente le dio instrucciones de trabajar con Florida y otros estados en la elaboración de sus planes para importar fármacos. Una disposición en la ley del 2003 sobre medicamentos recetados de la Parte D de Medicare ya permite la importación de fármacos bajo ciertas condiciones, pero el HHS nunca aprobó un programa para esos fines.

Basta con medicamentos costosos

Uno de los pilares de la campaña Basta con medicamentos costosos, de AARP, es que se permita la importación segura de medicamentos de Canadá y otros países. La campaña exhorta a funcionarios federales y estatales a encontrar soluciones para reducir el precio de medicamentos de carácter vital para las personas en Estados Unidos.

"Este anuncio es una señal importante de que el Gobierno está de acuerdo en que es posible importar fármacos menos costosos de Canadá en forma segura y que la FDA debería usar su plena autoridad legal para ayudar a los consumidores", afirmó en una declaración Nancy LeaMond, vicepresidenta ejecutiva y directora de Activismo y Compromiso de AARP. "Seamos claros: hay una crisis de precios de medicamentos, y la importación legal y segura de medicamentos recetados menos costosos es un paso que ayudará a disminuir los costos y agregará presión competitiva para que los fabricantes reduzcan los precios que fijan en Estados Unidos".

En uno de los frentes del plan de acción del Gobierno, el Departamento de Salud y Servicios Humanos emitiría una reglamentación sobre la forma en que los estados y las farmacias podrían obtener la autorización de ese Departamento para importar ciertos fármacos de Canadá. Las propuestas de los estados tendrían que demostrar que los medicamentos que desean traer a Estados Unidos son seguros, que la FDA ya ha aprobado esos medicamentos para la venta aquí y que los consumidores ahorrarían dinero al comprarlos. No todos los fármacos podrían importarse. Por ejemplo, se excluirían las sustancias controladas, los fármacos biológicos y ciertos fármacos inyectables.

Varios estados ya han aprobado leyes que autorizan la importación segura de medicamentos recetados. Funcionarios del área de la salud en Vermont, Florida, Colorado y Maine están trabajando en propuestas que presentarán al Departamento de Salud y Servicios Humanos. Una encuesta realizada en marzo por Kaiser Family Foundation, una organización sin afiliación política, encontró que ocho de cada diez personas en el país (de todas las ideologías políticas) están a favor de que se permita la venta de medicamentos importados de Canadá.

La National Academy of State Health Policy ha identificado una serie de medicamentos recetados costosos y ampliamente utilizados en los que los consumidores podrían ahorrar mucho dinero si pudieran comprarlos de Canadá. Por ejemplo, en el 2017, una cápsula de Lyrica, un tratamiento común para el daño en los nervios, costaba $6.04 en Estados Unidos y $0.63 en Canadá. Y el precio de una tableta de Xarelto, que se utiliza para prevenir y tratar los coágulos sanguíneos, era de $12.44 en Estados Unidos y $2.11 en Canadá. Los precios de los fármacos en Canadá son más bajos en parte porque el Gobierno ayuda a asegurar que no sean excesivos.

El segundo frente del plan de la Administración permitiría que los fabricantes de medicamentos importen versiones de sus propios productos que están a la venta en otros países. Los fabricantes farmacéuticos deberían demostrar ante la FDA que el medicamento que venden en el exterior es igual a la versión que venden en Estados Unidos.

Candidatos presidenciales demócratas para el 2020: Michael Bennet, Kirsten Gillibrand, Julian Castro, Cory Booker, Joe Biden, Kamala Harris, Andrew Yang, Tulsi Gabbard, Jay Inslee y Bill de Blasio, durante el debate de los candidatos presidenciales demócratas en Detroit, Michigan, EE. UU., El miércoles 31 de julio de 2019.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.