Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Gobierno quiere poner fin a facturas médicas "sorpresa" Skip to content
 

La Administración quiere poner fin a las facturas médicas "sorpresa"

Los cargos inesperados pueden llegar cuando los pacientes menos lo esperan.

Paciente en camilla siendo trasladado a la sala de emergencias del hospital

Getty Images

In English | Para muchas personas, tener un seguro de salud no las protege de las facturas médicas sorpresa que pueden aumentar miles de dólares a los gastos que salen de su bolsillo. El presidente Trump y un grupo bipartidista de miembros del Congreso indican que quieren proteger a los consumidores contra esos cargos.

Los cargos “sorpresa” de un médico u hospital casi siempre surgen de la facturación de saldos, una práctica que ocurre cuando alguien recibe cuidados de un médico, hospital u otra instalación médica que no es parte de la red de su seguro de salud. Normalmente, el seguro cubre algunos de los cargos fuera de la red, pero a menudo se pide a los consumidores que paguen la diferencia entre lo que se facturó y lo que pagó la compañía aseguradora. La sorpresa llega cuando la persona recibe cuidados en un hospital o proveedor dentro de la red, solo para enterarse más tarde de que un especialista que vio o un examen médico que se hizo no eran parte de la misma red, o cuando va de emergencia a un hospital que no está en la red de su plan de seguro médico.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Por ejemplo, Drew Calver, un maestro de Austin, Texas, dijo en la Casa Blanca que cuando sufrió un ataque al corazón hace dos años le facturaron $110,000 por cargos fuera de la red que no cubría su seguro. Paul Davis, un médico jubilado de Finlay, Ohio, dijo que su hija Liz recibió una factura de saldo de $17,850 por un análisis de orina después de una cirugía de espalda.

Una encuesta sobre el cuidado de la salud realizada el mes pasado por Kaiser Family Foundation halló que el 50% de los encuestados creen que proteger a las personas contra las facturas médicas sorpresa debería ser una prioridad para el Congreso, inmediatamente después de reducir los precios de los medicamentos recetados y continuar las protecciones de la Ley del Cuidado de la Salud a Bajo Precio (ACA) para las personas con enfermedades preexistentes.

Medicare y Medicaid limitan la facturación de saldos, pero la mayoría de las personas que tienen seguros médicos privados no tienen protecciones de ese tipo. "Desafortunadamente, hay momentos en los que un individuo hace todo lo posible por obtener un cuidado asequible según su cobertura de seguro, pero se sorprende al recibir una factura de un proveedor fuera de la red a quien no eligió o no tuvo la oportunidad de elegir", dijo AARP en una carta enviada este año a seis senadores nacionales que están elaborando leyes para combatir el problema. "AARP apoya firmemente los esfuerzos que están realizando para proteger a los consumidores de las costosas facturas médicas sorpresa cuando piensan que están solicitando correctamente los servicios de instituciones dentro de la red o durante una emergencia".

AARP también ha trabajado a nivel estatal para apoyar leyes que prohíben que los proveedores presenten facturas de saldo a sus pacientes. Pero incluso en estados que tienen protección contra las facturas de saldo, esas leyes no se aplican a los empleados cuyas compañías tienen su propio seguro de salud —es decir, usan su propio dinero para pagar por servicios médicos en lugar de comprar un seguro—. Esos acuerdos cubren alrededor del 61% de las personas que reciben cobertura de salud a través de su empleador.

De acuerdo con un informe del 2017, publicado en la revista Health Affairs, el 20% de los casos en los departamentos de emergencia pueden dar lugar a facturas sorpresa. Un estudio del 2018 de Yale University reveló que el 15% de los hospitales de Estados Unidos tienen tasas extremadamente altas de facturación por servicios fuera de la red.

Una manera en la que los consumidores sepan si están usando proveedores dentro de la red, según sugerencia de AARP, es que el Gobierno federal exija mejores directorios (impresos y en internet) de los proveedores y las instalaciones cubiertas bajo el plan de seguro del paciente. "AARP ha estado muy preocupada por informes de carencias en los directorios de los proveedores de planes de seguro, como la falta de disponibilidad, la confusión sobre qué directorio corresponde a qué plan, la información desactualizada y la falta de uniformidad entre los directores de los planes", dijo AARP en una carta del 2018 sobre este asunto.

Una hoja informativa de la Administración que se publicó después del evento de la Casa Blanca establece que en situaciones de emergencia no se debe facturar a los pacientes por costos no cubiertos por su aseguradora, y que en el caso de servicios programados no urgentes se les debe informar si los proveedores que los atienden están o no en la red de su seguro y, si no lo están, cuáles serían los costos adicionales.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.