Skip to content
 

¿Quién recibe un beneficio de muerte del Seguro Social?

Solo la persona viuda o el hijo de un beneficiario del Seguro Social puede cobrar el beneficio de muerte de $255. El cónyuge sobreviviente tiene prioridad si cumple cualquiera de los siguientes requisitos: 

A falta de un viudo o viuda que reúna los requisitos, el pago único puede ser destinado a un hijo que sea apto para recibir los beneficios en función del historial laboral de la persona fallecida —solo si el hijo es soltero y menor de edad; tiene 18 años o (en algunos casos) 19 y todavía asiste a la escuela secundaria; o es un hijo adulto discapacitado—. 

Si el cónyuge sobreviviente o el hijo ya recibían beneficios familiares basados en el registro de ingresos de la persona fallecida, el beneficio de muerte usualmente se les pagará de manera automática una vez se notifique al Seguro Social sobre la muerte. Si ese no es el caso, el sobreviviente debe solicitar el beneficio de muerte dentro de un período de dos años después de la muerte. 


Venta del Día de la Recordación: Únete a AARP por solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años. Únete hoy y recibe un REGALO.


Para solicitarlo, llama al Seguro Social al 800-772-1213 o visita tu oficina local (en inglés). Puede que tengas que proveer los certificados de nacimiento y de defunción, y otros documentos, del trabajador fallecido. El servicio sin cita previa en las oficinas locales se reanudó por completo el 7 de abril luego de estar suspendido por más de dos años debido a la pandemia de COVID-19, pero el Seguro Social recomienda programar una cita para evitar esperas largas.

Quizás necesites contestar preguntas sobre la situación familiar, económica y del Seguro Social de la persona fallecida, como se enumera en el formulario SSA-8 (en inglés) del Seguro Social.

Si no hay un cónyuge o hijo que reúna los requisitos para cobrarlo, no se pagará ningún beneficio de muerte. 

Ten en cuenta que

El beneficio de muerte es un pago único, y no se debe confundir con los beneficios para sobrevivientes, que son pagos continuos destinados al cónyuge, excónyuge, hijos o, en casos poco comunes, los padres sobrevivientes de un beneficiario fallecido.

Actualizado el 7 de abril del 2022