Skip to content

AARP reafirma su compromiso de ayudar a aquellos con demencia al hacer importante inversión. Entérate.

 

 

¿Por qué el Seguro Social me paga menos que a alguien que recibió un sueldo similar al mío?

Tus antecedentes laborales y tu edad al momento de jubilarte determinan el importe.

Pastel con signo de dolar

Getty Images

Conoce qué factores podrían reducir el importe de tu futuro beneficio.

In English | P: Cobro $1,250 por mes en concepto de beneficios jubilatorios del Seguro Social. Mi cuñado cobra $1,500. Nuestros trabajos eran similares y ganábamos prácticamente lo mismo. ¿Por qué cobra él más que yo?

R: Podría haber varias razones. Los beneficios del Seguro Social se basan en lo que hayas ganado en tu vida, es posible que tus ganancias y las de tu cuñado hayan presentado diferencias a lo largo de los años, seguro que puedes recordar los montos. (Y ten en cuenta que la gente no siempre dice lo que gana realmente). No debería sorprenderte el descubrir que hubo diferencias significativas al principio de sus carreras, cuando los sueldos tendían a ser inestables o, incluso, inexistentes por uno o dos años.

Otro factor a considerar es la edad a la que cada uno comenzó a recibir sus beneficios. Puedes comenzar a percibirlos a los 62 años, pero será una cantidad reducida. Si tú y tu cuñado comenzaron a cobrar a distintas edades, eso podría explicar una diferencia en lo que cada uno percibe.

Además, si él continuó trabajando luego de comenzar a recibir beneficios, y sus ingresos pasaron a ser mayores que los que se consideraron para calcular el importe del beneficio, eso podría haber hecho que dicho importe aumente.

P: Entonces, ¿cómo hace exactamente el Seguro Social para determinar el importe de un beneficio?

R: Lo hace usando varias fórmulas complicadas. La mayor parte del trabajo es hecho por computadoras.

Cuando solicitas tus beneficios, las máquinas calculan lo que Seguro Social denomina PIA (cantidad de tu seguro principal), que es la suma básica que te corresponde cuando alcanzas la edad plena de jubilación, que ahora es 66 años para los nuevos jubilados.

Para llegar a tu PIA, las computadoras del Seguro Social analizan tus antecedentes laborales año a año y ajustan o “indexan” las ganancias registradas para reflejar los aumentos de los niveles salariales nacionales a lo largo de los años. La idea es convertir tus ganancias pasadas a valores actuales y hacer que tus beneficios reflejen el aumento general del estándar de vida registrado durante tu vida laboralmente activa.

Entonces, las computadoras basan la PIA sobre los 35 años en los que más hayas ganado. Si trabajaste menos de 35 años, se ingresan ceros para los años faltantes.

El cálculo de la PIA también refleja un hecho real fundamental respecto del Seguro Social: por lo general, aquellas personas que más ganan reciben beneficios más altos que quienes ganan menos. Para nivelar parcialmente las cosas, el Seguro Social usa una formula progresiva que tiende a reducir los beneficios de quienes registran los salarios más altos, y a incrementar los de aquellos que ganen menos, quienes pueden haber tenido menos posibilidades de ahorrar e invertir para la jubilación.

A modo de ejemplo, en el 2013, para alguien que solamente ganó aproximadamente $12,000, casi el 60% de ese ingreso fue “reemplazado” por el Seguro Social, mientras que para alguien que ganó alrededor de $26,000 el porcentaje fue de apenas el 37%.

Si bien la PIA fija el importe correspondiente a la edad plena de jubilación, los pagos mensuales que recibas pueden variar en función de cuándo comiences a cobrar beneficios. Si los tomas antes de alcanzar la edad plena de jubilación, serán reducidos. Si esperas hasta después de esa edad, el importe de tus pagos será mayor, y seguirá aumentando año a año hasta que cumplas los 70.

P: ¿Cuánto cobran de hecho los beneficiarios?

R: En el 2014, el beneficio máximo del Seguro Social a la edad plena de jubilación es de $2,642 por mes. Para lograr ese valor, necesitarás haber alcanzado o excedido la cantidad máxima de ingresos que está sujeta al impuesto del Seguro Social, también conocido como impuesto FICA, durante 35 años laborales. (En el 2014, el tope es $117,000).

Sin embargo, este año, para 38 millones de trabajadores jubilados el beneficio promedio ronda los $1,297 mensuales. Alrededor de 2.3 millones de cónyuges de estos trabajadores reciben un promedio de $651 por mes, en tanto 634,000 de sus hijos perciben un promedio de $634 mensuales.

Los pagos también llegan a alrededor de 6.2 millones de sobrevivientes de trabajadores fallecidos. Ese grupo incluye:

  • 1.9 millones de niños, quienes reciben un promedio de $816 por mes.
  • Más de 3.8 millones de viudas y viudos, quienes perciben $1,246 mensuales.
  • 257,000 viudas y viudos discapacitados, que cobran $716 al mes.

Hay, asimismo, más de 9 millones de adultos cuyos beneficios responden a alguna discapacidad:

  • 8.9 millones de trabajadores discapacitados, que reciben $1,146 por mes.
  • 153,000 cónyuges, quienes perciben $308 mensuales.

El Seguro Social estima que, el año pasado en EE.UU., el 88% de la población de 65 años o más estaban percibiendo beneficios. Además, alrededor del 96% de los trabajadores de entre 20 y 49 años tenían suficientes créditos para obtener la protección del Seguro Social para sobrevivientes para sus hijos menores de 18.

P: ¿Cómo puedo averiguar cuánto cobraré, probablemente, en concepto de beneficios?

R: La calculadora de beneficios jubilatorios en línea del Seguro Social genera cifras a partir de tu historial de ingresos obrante en el Seguro Social. Ten en cuenta, no obstante, de que solo es una cifra estimada. Para más ayuda, puedes comunicarte con representantes del Seguro Social llamando al 800-772-1213 (TTY 800-325-0778).

El sitio web del Seguro Social también tiene una hoja de trabajo que te dará una idea aproximada de tu beneficio. Otra alternativa para estimar tu beneficio mensual es la calculadora del Seguro Social, de AARP.

P: ¿Qué puedo hacer si no estoy de acuerdo con el cálculo del importe de mi beneficio que hace el Seguro Social?

R: Un motivo común por el cual un beneficio puede resultar demasiado bajo es que falte registrar algunos años de trabajo en tus antecedentes laborales.

Puedes verificar tus antecedentes laborales creando una cuenta “my Social Security” (mi Seguro Social) en línea. Para solicitar una corrección, llama al Seguro Social al 800-772-1213 (TTY 800-325-0778). Prepárate para conseguir y presentar constancia de tus ingresos, como formularios W-2, recibos de pago u otra evidencia.

Incluso si aún no tienes edad para jubilarte, es una buena idea tomarte un tiempo para verificar tus antecedentes cada un par de años. Eso es porque, por lo general, el Seguro Social limita la posibilidad de corregir los ingresos a tres años, tres meses y 15 días después del cierre del año fiscal considerado. Aunque la norma incluye una cantidad de excepciones que podrían ayudarte si vas a tratar de corregir un error más allá de ese plazo.

Si el importe te sigue pareciendo demasiado bajo, tienes cuatro niveles de apelación. Ellos son: una reconsideración (le pides al Seguro Social que vuelva a revisar tus antecedentes), una audiencia ante un juez de derecho administrativo, la revisión del Consejo de Apelaciones y, por último, una revisión por parte de un tribunal federal. Para apelar, tienes que hacer el pedido por escrito dentro de los 60 días de la fecha en que hayas recibido la carta inicial donde se indica el importe de tu beneficio.

Stan Hinden, excolumnista de The Washington Post, escribió How to Retire Happy: The 12 Most Important Decisions You Must Make Before You Retire (Cómo jubilarte feliz: Las doce decisiones más importantes que debes tomar antes de jubilarte).

También te puede interesar:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO