Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Los sueños y la realidad de una casa rodante en la jubilación

Opiniones de propietarios, expertos y posibles compradores de vehículos recreativos.

Pareja en el campo mirando una tableta frente a una fogota y con una casa rodante al fondo.

PCHOUI/GETTY IMAGES

In English | Muchos jubilados bromean que a menudo se encuentran más ocupados en la jubilación que antes. Una de las maneras en que algunos jubilados (y quienes casi llegan a este período) se mantienen ocupados es al salir a la carretera en vehículos recreativos.

Alrededor de diez millones de personas en este país tienen casas rodantes, y la mayoría de esos dueños han sido tradicionalmente mayores de 50 años, según la Asociación de la Industria de Vehículos Recreativos (RVIA).

Los índices de propiedad por grupo de edad citados por la RVIA son más altos entre las edades de:

  • 45 a 54 (11.4%)
  • 55 a 64 (11.1%)
  • 35 a 44 (11%)
  • 65 a 74 (8.8%)
  • más de 75 (5.5%)
  • 18 a 34 (4.9%)

Las ventas de vehículos recreativos han aumentado constantemente desde la Gran Recesión, alcanzando un máximo histórico en el 2017.

Si te estás acercando a la jubilación —o si ya estás jubilado y buscas nuevas formas de pasar tus días— aquí hay algunas consideraciones de otras personas en el mundo de los RV sobre comprar una casa rodante.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Casas rodantes, un estilo de vida

"Los propietarios de RV son gente amigable. Cuando vas a un campamento, si no conoces a la gente, lo harás", dice Jeremy Puglisi, autor de libros sobre casas rodantes y coanfitrión del RV Travel Atlas. "Todos se presentan. Todos son amigables".

En respuesta al aumento de propietarios de casas rodantes, el número de campamentos en todo el país está creciendo más allá de los 18,000 actuales. Las expectativas de los dueños de vehículos recreativos también están aumentando.

"La industria de las casas rodantes tiene la meta de expandir, mejorar y perfeccionar los campamentos en los parques nacionales y en los terrenos federales", explica Kevin Broom, director de Relaciones con la prensa de la RVIA. Muchos de esos campamentos se construyeron en las décadas de los 50 y 60 y no les han seguido el ritmo a las casas rodantes modernas". Las estaciones de descarga, que a menudo se encuentran en los campamentos, son esenciales para los propietarios de vehículos recreativos, que necesitan vaciar los tanques de almacenamiento de residuos.

El estacionamiento es otro desafío siempre presente para los propietarios de casas rodantes, en especial cuando los campamentos son pocos, están llenos o quedan lejos. Pero es parte del estilo de vida. Algunas paradas de camiones, grandes almacenes, iglesias, hoteles, cines, casinos, paradas de descanso y otros lugares al borde de la carretera permiten el estacionamiento nocturno. Para estar seguro, consulta con el lugar específico para que no te pongan una multa o llamen a tu puerta por sorpresa. Las páginas web, entre ellas RV Camping y Free Campsites (enlaces en inglés), pueden ayudarte a encontrar lugares donde acampar y estacionarte.

Los rangos de precios de los nuevos vehículos recreativos

Remolcables

• Caravanas híbridas remolcables:
  $6,000-$22,000

• Caravanas para camioneta: $6,000-$55,000

• Caravanas convencionales remolcables:
  $8,000-$95,000

• Caravanas de quinta rueda:
  $18,000-$160,000

Casas rodantes

• Tipos B y C: $60,000-$150,000

• Tipo A: $60,000-$500,000

Fuente: Asociación de la Industria de Vehículos Recreativos

Libertad en la carretera

Los hijos de David Schaum, de 53 años, de Reston, Virginia, ya no viven en su hogar, y como él y su esposa se acercan a la jubilación, quieren encontrar nuevas actividades juntos.

"A los dos nos gusta el aire libre. Ambos hemos empezado a hacer ejercicio, a recuperar la forma y a hacer senderismo. Así que los lugares donde vamos de excursión en las montañas han despertado un interés en la posibilidad de tener un vehículo recreativo que nos permita permanecer en las montañas durante unos días", explica Schaum. Lo gracioso es que trabajo en el negocio de los hoteles, así que puedo conseguir un hotel donde quiera que vaya gratis".

Para muchos, la parte más atractiva de ser dueño de una casa rodante es poder viajar a donde sea, cuando lo deseen. Kathy Dolan, de 67 años y residente en Haymarket, Virginia, dice que a ella y a su marido "les gusta ir a los campamentos, pasear por las ciudades y conocer gente. Luego nos mudamos a otro lugar".

Naturalmente, una casa rodante hace la vida nómada más fácil, ya que puedes llevar tus cosas contigo, tal vez incluso a tus mascotas.

"Tienes más movilidad", opina James Mercer, de 60 años, de The Plains, Virginia, "y si quieres ir a algún sitio, todo lo que necesitas está en ese vehículo. Lo único que tienes que hacer es comprar comida, subirte e ir a surtir gasolina". Mercer y su esposa, Raejean, de 57, están jubilados y considerando la posibilidad de comprar una casa rodante.

"La mayoría de las personas tienen el sueño de ver el país y hacer todo lo que no pudieron hacer mientras trabajaban", explica Tom Dewalt, consultor de Ventas de Airstream, un fabricante de remolques de viaje. Representamos la oportunidad de explorar el país, ver todo: el arte, todo el patrimonio y los sitios históricos, todas las maravillas naturales de Estados Unidos. Y hay muchísimas".


La realidad detrás del sueño

Mike Miles, un residente de Maryland de 70 años, dice que a él y a su esposa les gustaría comprar una casa rodante para cruzar el país y visitar a sus hijos. Está indeciso acerca de hacer una compra porque "hay muchos artículos en internet que dicen que las cosas se rompen fácilmente y que no se pueden arreglar".

Dolan, la veterana propietaria de un vehículo recreativo, no puede disipar ese miedo. "Cuando tienes una casa rodante, pasas mucho tiempo en el taller de reparaciones", admite. "Acostúmbrate".

Al mismo tiempo, no dejes que las preocupaciones mecánicas y las aparentes complejidades de una casa rodante sean un disuasivo para el estilo de vida si es algo que realmente te gustaría asumir, aconseja Puglisi, el autor de un blog sobre casas rodantes y presentador de un pódcast.

Y agrega: "No tengas miedo de pedir ayuda en un campamento. Las personas son muy amigables. Y muchos propietarios de casas rodantes son hábiles".

En cuanto al gasto, aunque el precio de compra inicial y el mantenimiento continuo ciertamente suman, también es importante calcular los ahorros potenciales en viajes y vacaciones que pueden venir a largo plazo de la mano de un vehículo recreativo.

"No tienes que pagar el pasaje de avión. Los campamentos tienen un precio promedio de $40 por noche", comenta Broom, de RVIA. "No tienes que comer en restaurantes tres veces al día. Puedes comer fuera cuando quieras, pero también puedes preparar tus propias comidas".

Un estudio (en inglés) de CBRE Hotels Advisory Group, comisionado por RVIA, estimó que una pareja de vacaciones en una casa rodante podría ahorrar entre un 8 y un 53%, dependiendo del tipo de vehículo recreativo. El estudio sopesó los costos de los viajes tradicionales, como pasajes de avión, habitaciones de hotel y comidas fuera, frente a los costos únicos de los viajes en vehículos recreativos, como el combustible. Las casas rodantes plegables ofrecen el mayor ahorro, mientras que las casas rodantes grandes, de clase A y clase C, ofrecen el menor.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO