Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Cómo aprovechar la ley que protege tu información digital Skip to content
 

Cómo aprovechar la ley que protege tu información digital

Consejos para los usuarios de internet y los dueños de pequeñas empresas.

Persona sostiene en sus manos un teléfono inteligente.

cnythzl / Getty Images

Retoma el control de tu privacidad o nivel de datos personales que quieres compartir con las empresas digitales.

Ya es vox populi que entró en vigor (el 25 de mayo) en Europa la normativa que obliga a las empresas a ser más trasparentes con los usuarios. Ahora, tú puedes saber cómo recopilan, almacenan, usan, comparten y protegen tus datos personales. La ley tiene como objetivo proteger a las personas y su intimidad.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Se trata del Reglamento General de Protección de Datos (o GDPR, por sus siglas en inglés). Aunque es una ley europea, cualquier compañía en el mundo que tenga clientes en la Unión Europea, debe cumplir con las estipulaciones de la nueva ley. Si incumplen, la multa puede llegar a €20 millones ($23.5 millones), o el 4% de la facturación anual de la empresa.

En la práctica, es una buena oportunidad para que retomes el control de tu privacidad o nivel de datos personales que quieres compartir con otras empresas, como tu correo electrónico, dirección o teléfono. Y también de datos más íntimos, como los genéticos o los biomédicos.

Si no estás familiarizado con la manera en que las grandes empresas solicitan datos personales a cambio de productos gratuitos en línea, es un buen momento para evaluar cuánta información quieres compartir y en qué empresa confías más.

La nueva legislación obedece, en buena parte, a las significativas fugas de datos que han sufrido grandes empresas como Facebook, Deloitte, Verizon, Equifax y Yahoo, en las que los datos personales de millones de personas terminaron en manos de hackers y de terceros.

Ahora, cuando grandes empresas como Uber, eBay, Google o Facebook, u otras menos conocidas, te escriban solicitando permiso para guardar tus datos, tienes la posibilidad de elegir cuáles pueden guardar tus datos y cuáles no.

Estos correos normalmente explican que la empresa ha actualizado la política de privacidad e incluye un enlace a esta. Si no quieres que tengan tus datos, puedes “darte de baja” del servicio, o simplemente no responder sus correos electrónicos. Si decides no continuar con un servicio, o eliminar tus cuentas, las empresas ahora están obligadas a hacerlo sin ninguna demora indebida. También están obligadas a ser más transparentes a la hora de explicar para qué quieren tus datos y qué hacen con ellos.

Por otro lado, puedes aceptar los términos de uso si, efectivamente, te interesa seguir recibiendo información y que determinadas empresas guarden tus datos personales. Tienes derecho a salirte de un servicio o cambiarte a un servicio rival. Por eso, las grandes empresas ahora te permiten descargar a tu computador toda la información que tienen sobre ti.

Estas son las instrucciones para hacerlo en Google; así puedes hacerlo en Facebook; y en esta página están las opciones de privacidad de Apple. Estos sitios están disponibles en español si lo seleccionas como tu idioma de preferencia. En todos los casos necesitas tu nombre de usuario y contraseña para ingresar a la plataforma.

Cuando descargues los datos de estas empresas, lo que vas a obtener es un archivo gigante en el que estén todas las fotos y los archivos que subiste alguna vez a determinadas plataformas, al igual que un historial detallado de todas las acciones que hiciste en el servicio en cuestión.  

Si examinas ese archivo con cuidado, puede resultarte demasiado grande, pues muchas de esas acciones se ejecutan sin tu participación:

Ten cuidado con el spam

Con esta oleada de correos que están enviando las empresas, es posible que algunos criminales informáticos aprovechen para hacer ataques de spam o phishing, y se aprovechen de personas mayores no tan familiarizadas con internet (apenas el 42% de los hispanos mayores de 65 años navegan en internet). Por eso es importante tener cuidado para no caer en estas trampas.

En primer lugar, nunca digites alguna contraseña que te la piden por correo electrónico: esa es la manera preferida de robar claves a los usuarios y hacer phishing. También es importante que verifiques muy bien el origen de cada mensaje: si ves algo que parezca raro en el diseño, si hay una palabra escrita con faltas de ortografía o si algún logo no coincide, es preferible que entres al sitio web del servicio y te inscribas nuevamente.          

¿Qué hago si tengo un negocio?

Si no tienes clientes en la Unión Europea, o no manejas datos personales o delicados, en principio, no hay razón para preocuparte por esta medida. Sin embargo, es poco probable que hoy en día no manejes ningún dato personal: por ejemplo, si tienes una lista de correos electrónicos para difundir información sobre tu negocio, o una lista de clientes frecuentes, ya estás obligado a proteger esos datos.

Si ese es tu caso, te recomiendo las siguientes acciones:

  • Envía un correo electrónico preguntando a tus contactos si quieren mantener su suscripción a tu lista de correos o si desean cancelarla. Si ofreces varios productos por email, como boletines, debes preguntarles cuáles quieren recibir y cuáles no.
  •  Verifica qué información personal utilizas en tu negocio: si, por ejemplo, tienes bases de datos de clientes, proveedores, empleados o mercadeo, consulta a qué estás obligado con cada una de esas bases de datos. Las reglas pueden cambiar de estado a estado.
  •  Si no tienes una política de uso de datos personales, asesórate con un abogado para redactarla, luego publícala en tu sitio web.
  • Aumenta la seguridad con la que almacenas esa información: si los datos están en un archivo de fácil acceso, sin contraseñas o cifrados, podrías exponerte a tener problemas. Investiga opciones de seguridad de la información, o asesórate con un profesional.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.