Skip to content

Guías para el cuidado de una persona mayor: aprovecha estos recursos e información.

 

Wifi gratuito: cómo conectarte y protegerte

10 estrategias para aprovechar internet al máximo y realizar tus transacciones desde cualquier punto.

Hombre trabajando con una computadora portátil

Alessandro Ventura/beyond/Corbis

Para mayor seguridad ten en cuenta a qué tipo de red te conectas.

Seguramente has notado lo simple que se ha vuelto acceder a internet desde cualquier punto. Esta facilidad no es otra cosa que la presencia de redes wifi en lugares públicos. Hoteles, cafés, bibliotecas y aeropuertos, entre otros, tienen mayor capacidad de ofrecer este servicio gratuitamente, lo que te da mayor movilidad. Solamente necesitas tu teléfono o tableta a la mano.

Sin embargo, es importante que tomes medidas de precaución, porque así, como estas redes son útiles también pueden ser peligrosas. Si ingresas a un sitio web —de tu teléfono, tableta o portátil— que no es seguro, te expones a que un pirata cibernético te robe tus datos personales, información financiera o inclusive tu identidad.

Para evitar este tipo de situaciones, toma en cuenta las siguientes medidas y hazlas una rutina.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


1. Visita sitios codificados

Si vas a navegar por internet desde una red wifi pública, lo ideal es que visites sitios web codificados. Para saber si un sitio está codificado, revisa la dirección del sitio, y cada una de sus páginas internas, que debe comenzar con “https”. La “s” después de “http” significa que es un sitio seguro. Hoy día, las redes sociales y muchos bancos ofrecen sitios web https, es decir blindados para que no traspasen intrusos.

Por la seguridad de tu información, evita realizar transacciones financieras o registrar tus datos personales en sitios web que no estén codificados. Es mucho más seguro que realices esas transacciones desde tu casa, usando una línea privada de internet.

2. Usa contraseñas seguras

Toma la precaución de utilizar contraseñas resistentes en los sitios web que piden registrarse y “no uses la misma contraseña para diferentes sitios web, porque una persona que logre ingresar a una de tus cuentas podría acceder a más de una de tus cuentas con la misma contraseña”, recomienda el sitio oficial Alertaenlinea.gov.

3. Accede a redes de wifi codificadas

Cuando vayas a ingresar a una red wifi pública, verifica que la red esté codificada para proteger tu información de los programas piratas. Por ejemplo, la red es segura si está identificada con las iniciales WPA2 o WPA, siendo WPA2 la más fuerte, y WEP, que es algo anticuada. Tú puedes averiguar el nivel de codificación de una red al conectarte a internet. Si tu computador funciona con Windows, le aparecerán en la pantalla varias redes inalámbricas disponibles. Pon el cursor sobre la red que deseas y haz un clic derecho sobre el nombre. Inmediatamente te va a aparecer WPA2, WPA o WEP.

En términos generales, es más segura una red que exige una contraseña que una red abierta (sin contraseñas). En su sitio web, Microsoft ofrece una buena sugerencia: “escoje la conexión más segura, así tengas que pagar por el acceso”. El Centro de Quejas de Crímenes por Internet, que respalda la FBI, advierte  (en inglés) a los usuarios de teléfonos móviles que “no permitan que su dispositivo se conecte a redes inalámbricas desconocidas”.

4. Selecciona “Public Network”

La primera vez que te conectes a una red wifi desde Windows, te aparecerá una caja con tres opciones: “Home network”, “Work network” y “Public network”. Si vad a utilizar una red pública, como la de un café o aeropuerto, escoge “Public network” (red pública), la cual ofrece el nivel más alto de seguridad.

5. Actualiza el software

Ten la precaución de actualizar siempre tu computador, así mantendrás al día los software de antivirus y anti-spyware. También mantén al día el sistema operativo de tu dispositivo (Windows o iOS) y el navegador (Explorer, Firefox, Chrome o Safari).

6. Activa el firewall

Todos los computadores llevan un firewall o “contrafuegos”, que es un sistema que bloquea el acceso sin autorización, es decir de piratas informáticos (hackers) o gusanos informáticos. Lo ideal es que siempre tengas prendido el firewall de tu computador. Para activarlo (si tu computador funciona con Windows), ingresa al “Control Panel”, haz clic en “Security Center” y luego en Firewall. Si tienes una Mac, ve a “Settings”, haz clic en “Security and Privacy System Preferences”, y luego en Firewall.

Para mayor seguridad, puedes descargar un firewall gratuito, como por ejemplo ZoneAlarm, Comodo u Outpost Firewall. Este te servirá para proteger su computador de piratas informáticos y programas espía (spyware).

7. Deshabilita el “File Sharing”

Es aconsejable que deshabilites el “File and Folder Sharing”, una función hecha para compartir y conectarte con otros dispositivos cuando estás activada a la red inalámbrica. Para desactivar esta función en un computador que opera con Windows 7, ve al “Control Panel”, haz clic en “Network and Sharing”, y luego clic en “Change Advanced Sharing Settings”. Una vez ahí, deshabilita “Public Folder Sharing” y “File and Printer Sharing”. El proceso es parecido si tiene otra versión de Windows.

El “’File and Printer sharing’ puede ser común en redes empresariales y domésticas, pero debes evitar activarlas en una red pública, como en un hotel, restaurante o aeropuerto”, según recomienda el WiFi Alliance (en inglés), una organización sin fines de lucro que impulsa el uso de redes inalámbricas para conectarse a internet.

8. Utiliza la red virtual privada (VPN)

Si viajas con frecuencia y necesitas transmitir información delicada a través de una red wifi pública, utiliza una VPN (red virtual privada). Las redes VPN establecen una especie de túnel de alta seguridad a través de la cual se transmite la información de los usuarios en internet. Quienes han trabajado para grandes empresas probablemente conocen las VPN. Uno de los software gratuitos de VPN para uso individual más conocido es el HotSpot Shield. Hay versiones de este software para computadores y teléfonos móviles iPhone y Android.

9. Instala el HTTPS-Everywhere

Si visitas sitios que no están codificados (es decir que no llevan https), puedes instalar un programa complementario y gratuito en tu navegador Firefox o Chrome. Este programa, llamado HTTPS-Everywhere, “fuerza al navegador a usar codificación en los sitios web que normalmente no están codificados”, como el The New York Times o Google Search, según aconseja AlertaenLinea.gov.

10. Desconéctese

Después de entrar a un sitio web que te pide registrarte y realizar la operación que deseas, “no te quedes conectado permanentemente a las cuentas. Cuando termines de usar una cuenta, desconéctate”, aconseja AlertaenLinea.gov. Además ten la costumbre de limpiar el historial de navegación, lo cual puedes hacer tomando en cuenta el navegador que utilices.

Una vez que pongas en práctica estos consejos y los conviertas en una rutina, no necesitarás estar atado a la casa o a la oficina para resolver sus transacciones y comunicaciones del día.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO