Skip to content

Navegador de beneficios de salud: Revisa esta guía para veteranos y sus familiares.

 

7 nuevas tradiciones que podrían continuar después de la pandemia

El intercambio de adornos navideños al aire libre, la búsqueda de tesoros virtuales y cocinar en grupo podrían convertirse en actividades anuales.

Videollamada entre varias personas durante la temporada de Navidad

Getty Images

In English | En esta temporada de fiestas empañada por la pandemia, Tina Beasley llevó alegría navideña a su vecindario en Cape Cod, Massachusetts, con un intercambio de adornos de Navidad con distanciamiento social.

Decoró uno de los dos árboles en el camino de entrada a su casa con adornos que las personas podrían llevarse y designó el otro para colgar adornos nuevos. Después, invitó a sus vecinos a hacer un intercambio.

"Solo estoy tratando de hacer algo positivo”, dice Beasley, de 52 años. “Simplemente haz algo divertido y mágico. Puedes ir ampliándolo..., y convertirlo en una actividad familiar”.

Hay algo que es indudable: esta Navidad no va a girar en torno a las tradiciones como siempre. ¿Y las grandes cenas con la familia? Es muy poco probable que se celebren, igual que los ansiados eventos como conciertos navideños, servicios religiosos e intercambios de regalos familiares con muchas personas.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Pero incluso durante una pandemia, las tradiciones y los rituales de las fiestas son importantes, dice Carolyn Sammon, una psiquiatra de Woonsocket, Rhode Island.

"Las tradiciones nos ayudan a hacer la transición entre las distintas temporadas”, explica. “Nos ayudan a mantenernos conectados con los seres queridos que hemos perdido. También nos ayudan a conectarnos con las generaciones futuras al compartirlas con ellos”.

¿Cómo podemos superar la tristeza de tener que prescindir de lo que no podemos hacer esta temporada? El primer paso es la aceptación, indica Sammon, darnos permiso para lamentar lo que hemos perdido. Entonces podemos pasar a sentir agradecimiento por lo que sí podemos hacer. Y recordar que las fiestas nunca son perfectas, dice.

"Todas las familias atraviesan temporadas festivas difíciles. Todas las familias atraviesan temporadas festivas dolorosas, de desempleo, con cáncer”, añade. “Algunos años van a ser duros".

¿Qué es lo más importante de las tradiciones navideñas?

Para reimaginar tus fiestas, piensa en los valores que impulsan tus rituales o tradiciones más atesorados, indica Meg Cox, periodista, bordadora de colchas, experta en tradiciones y autora de The Book of New Family Traditions.

"¿Qué mensajes deseamos comunicar?” pregunta. Para algunas familias, el mensaje es religioso. Para otras también se basa en el origen étnico. Y en otros casos puede ser político. O puede centrarse alrededor de los deportes o la música”.

Cox, de 67 años, se describe como una “amante de los libros”, por lo que creó un ritual cuando su hijo era pequeño: leían un libro navideño cada noche durante el Adviento, las cuatro semanas anteriores a la Navidad. Siempre termina con A Visit From St. Nicholas, también conocido como The Night Before Christmas.

Esa idea puede adaptarse perfectamente a Zoom, afirma. Los abuelos pueden leer libros con sus nietos “y después enviarles los libros”, dice.

Puedes hacer planes a gran escala y buscar maneras de celebrar a lo grande con tus tradiciones este año, o puedes organizar una celebración sencilla. Pero no hagas malabarismos buscando maneras de satisfacer a todo el mundo, dice Sammon. “Es estupendo tener muchas cosas espectaculares planificadas, pero unos panqueques con chispas de chocolate te ganarán muchos puntos”.

Con esto en mente, le pedimos a Cox (que también les preguntó a sus 4,300 amigos en Facebook) y a otras personas ideas para modificar ligeramente las tradiciones este año o para crear otras nuevas. Es más, tal vez descubras que la modificación que haces este año se convierte en una tradición el año que viene. Asegúrate de pensar en ideas ahora, en caso de que tengas que compartir instrucciones o regalos por correo postal o ver un tutorial sobre tecnología.

1. Organiza las videollamadas

Las videollamadas son menos caóticas cuando tienen un enfoque y una actividad compartida, dice Cox. Por ejemplo, todo el mundo puede encender una vela y decir por qué se sienten agradecidos. Para la víspera de Año Nuevo, Cox planea enviar explosivos de confeti a todos sus “invitados”. O puedes organizar una búsqueda del tesoro. Envía una lista (una camiseta de concierto, un alimento enlatado caducado, un centavo de 1982), y luego adjudica puntos cuando todos revelen los objetos que han encontrado durante una videollamada.

2. Aprende un nuevo juego

Antes de que empiece la época de fiestas, enseña a tus familiares y amigos cómo jugar a juegos como Quiplash, que pueden jugarse a través de Zoom, donde los participantes usan sus teléfonos como controladores. O tal vez este sea el año para aprender a jugar un videojuego en línea con un hijo adulto o un nieto. Según en qué tipo de clima vivas, puedes invertir en un juego de "cornhole" (lanzamiento de sacos) u otros juegos para jugar al aire libre.

3. Celebra una fiesta de baile

"Si bien cantar en grupo es difícil en Zoom debido a los retrasos digitales, bailar funciona muy bien", dice Cox. “Puedes coreografiarlo si a tu familia le gusta practicar un tipo de baile en particular, o deja que cada uno baile a su estilo”.


Visita aarp.org/VacunaCOVID para más información.


4. Conéctate por medio de la comida

Cox entrevistó a una familia cuyos miembros hornean juntos a larga distancia. De manera sincronizada, todos empiezan a preparar al mismo tiempo la tarta de manzana de la abuela Betty. La abuela Betty luego llama a cada casa para comprobar su progreso. Y pueden comer todos juntos. La iglesia de Cox organiza semanalmente “Zoom Soup”, un grupo de comidas en línea.

5. Haz regalos con que tengan un propósito

Apoya a las tiendas locales o busca tiendas que hagan contribuciones a museos, lugares de culto y otras organizaciones sin fines de lucro. Apoya a un restaurante local haciendo un pedido de comida navideña para llevar. O no compres regalos y en su lugar haz una donación en nombre de alguien, sugiere Robert Alexander, pastor adjunto de discipulado y misión de Davidson College Presbyterian Church en Davidson, Carolina del Norte. “Haz regalos alternativos, en vez de comprar un suéter, un libro u otra cosa”, añade. “Detente a pensar cómo puedes rendirle honor a alguien que te importa verdaderamente, o hazlo en memoria de un ser querido al que hayas perdido”.

6. Abrígate

Como dice el dicho, no hay mal tiempo, solo ropa inadecuada. Las iglesias, los grupos musicales, los jardines botánicos y otros celebrarán eventos al aire libre, y también puedes juntarte con tus vecinos en el porche o los escalones de la entrada de tu casa. La palabra clave es conexión, dice Karen Foster, pastora sénior de Unitarian Universalist Fellowship of Northern Nevada en Reno. “Eso puede significar reunirnos afuera alrededor de una fogata cuando hace frío, bien abrigados durante 20 o 30 minutos o el tiempo que duremos, eso es mejor que nada”, dice.

7. Reparte alegría

¿Quieres un recordatorio anticipado para hacer actos de bondad? Crea un calendario similar a un calendario de Adviento con una actividad benéfica para las dos últimas semanas de diciembre, sugiere Foster. Las tareas pueden ser tan simples como enviar una tarjeta o hacer una llamada telefónica, o tan complicadas como organizar un evento con voluntarios. “Este no es el momento de pensar solo en nosotros mismos”, dice. “Debemos pensar en las personas que están pasando por un peor momento y averiguar cómo podemos ayudar”.