Skip to content
 

¿Cree en los milagros?

5 líderes religiosos ofrecen respuestas y opiniones.

Un gran amanecer puede considerase un milagro

Smari/Getty Images

¿A qué llamamos milagro? Un gran amanecer puede considerase un milagro.

In English | ¿Cree usted en los milagros? A simple vista parece una pregunta sencilla que separa a los creyentes de los escépticos. Pero quizás la respuesta tenga otros matices. A lo mejor debamos reformular la pregunta y preguntar, ¿Qué es un milagro, finalmente? Consultamos este tema con cinco líderes espirituales.

Dr. Charles Stanley, presentador de radio y pastor de In Touch Ministries en Atlanta (en inglés)

Los milagros existen, no cabe duda. Jesús realizó varios. Sanó a personas, convirtió el agua en vino en la boda en Caná y alimentó a más de 5.000 personas con solamente cinco panes y dos pescados. Dios siempre logra que circunstancias imposibles se tornen probables; y al hacerlo, satisface las  necesidades del ser humano y se glorifica.

Sin embargo, debemos tratar de no basar nuestra fe en esos milagros. A veces, las personas creen que si vieran algo absolutamente inusual, podrían creer. Pero una vez que han visto el milagro, quieren ver otro y que sea más grande. Es como si las promesas de Dios no fueran suficientes. Dicen, "pruébalo", "muéstramelo". Pero, ¿qué sucede cuando deben enfrentar situaciones difíciles y no obtienen ese milagro? Pierden su fe.

Dios hace milagros porque quiere demostrarnos quién es, no porque la gente quiera ver actividades sobrenaturales.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Mariposas como representación de la existencia de los milagros

Patricio Robles Gil/Minden Pictures/National Geographic

Roshi Pat Enkyo O’Hara, Village Zendo, Nueva York (en inglés)

¿Creo en los milagros? No, creo que no. El hecho de “creer” en algo me parece demasiado estático en este mundo tan cambiante en el que vivimos.

Yo veo milagros todos los días. El milagro de ver un rostro enojado transformarse en una linda sonrisa. El milagro de ver la nieve que cubre una ciudad entera con una pureza silenciosa. El milagro de ver la nieve derritiéndose, que revela los colores habituales de nuestra vida cotidiana. ¿A qué llamamos milagro? ¿No es reconocer la integridad, la gran plenitud de la vida que se expresa a cada momento? El milagro de los gorriones retozando en la maleza del invierno; los seres vivos que nos rodean; el milagro del vapor que sale de una buena taza de café.

Playa en la noche como representación de la existencia de los milagros

Spencer Murphy/Gallery Stock

Dra. Amina Wadud: Erudita en estudios musulmanes y activista

Sí, hay milagros extraordinarios pero el Islam hace hincapié en los milagros cotidianos: en la propia naturaleza o en lo maravilloso de nuestra creación. Así, ver el amanecer sobre el océano es un milagro. Admirar el tamaño del Gran Cañón, esa grandeza es un milagro. Ver como una pequeña semilla se convierte en un frondoso árbol es un milagro.

El sobrecogimiento nos recuerda al Creador de todas las cosas, grandes o pequeñas y nos conduce al trono sagrado, que nos hace sentir reverencia, darle las gracias y honrarlo con la adoración y las buenas acciones. La presencia de milagros atrae nuestra atención. Nuestras vidas cotidianas están sincronizadas, sin importar que sean cortas o largas, con las inquietudes primordiales que son el amor, la paz y la confraternidad.

Pasto alto como representación de la existencia de los milagros

Philip and Karen Smith/Getty Images

Byron Katie, líder espiritual y fundador de The Work (en inglés)

Yo creo en los milagros. También creo en las leyes de la física. Los milagros no son un estado de la materia; son un estado de ánimo. A cada instante se produce un milagro en la vida y en la vida de todos los que se toman la molestia de valorarlo.

Todo lo que se necesita es saber valorar los milagros. Por ejemplo, fíjese dónde tiene las manos exactamente en este momento. ¿Lo planeó? ¿Usted lo hizo? ¿O, solamente sucedió dentro de usted? Cuando observa detenidamente, ¿siempre está haciendo algo? Siempre le atribuimos el mérito al concepto de que “Yo lo hice”, y nuestra historia pesonal no incluye el poder que hace que se abran los capullos de rosa o que crezca su nieto o el mío. En cada momento, sin mi historia personal, la vida transcurre perfectamente.

Peces en un acuario

Anders Hviid/Gallery Stock

Rabbi Steve Blane, fundador y líder espiritual, Havurah Sim Shalom (en inglés)

Yo creo en los milagros. Pero no necesariamente son milagros "en tres dimensiones, de alta definición sobre los diez mandamientos". Los primeros brotes del pasto verde en primavera es un milagro. Nuestros cuerpos respondiendo a nuestros pensamientos y deseos, la flexión de nuestros dedos, el latido de nuestros corazones, el nacimiento de nuestros hijos, sin duda son milagros.

La letanía infinita de la generosidad de la naturaleza que nos rodea es un milagro eterno. Depende de nosotros abrirnos y prestar atención a los milagros que nos rodean todos los benditos días de nuestra vida. Si aprenderíamos a vaciar nuestras mentes y corazones de las distracciones de la vida que se interponen entre nosotros y Dios, podríamos darnos cuenta de lo milagrosa que es la vida. Siempre.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto