Skip to content
 

Cómo deshacerte del moho paso a paso

Estrategias para controlar o eliminar este tipo de hongo de los espacios donde más se propaga.

Cómo deshacerte del moho - Mujer limpiando la bañera

Beeboys/Shutterstock

Además de resultar tan feas a la vista, las manchas negruzcas que ves con frecuencia en el baño u otros lugares donde hay humedad esconden algo dañino para la salud. La presencia de moho está relacionada con distintas alergias y graves problemas de salud, especialmente afecciones respiratorias como la bronquitis y el asma. Aprende a prevenirlo y a combatirlo.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Controla el exceso de humedad

El moho es un tipo de hongo muy corriente cuyas esporas flotan constantemente en el aire. Cuando estas esporas se posan sobre superficies mojadas o húmedas, comienzan a reproducirse y aparece el dañino moho. Para prevenir el crecimiento de moho, es conveniente mantener los niveles de humedad en nuestro hogar entre el 30% y el 50%. Es igualmente importante detectar las goteras o las fugas de agua tan pronto como sea posible, ya que el moho comienza a formarse en el lapso de 24 y 48 horas. Revisa las fugas de agua alrededor de las cañerías en lugares que están fuera de la vista, como el sótano, debajo del fregadero y el lavamanos y detrás del techo o las paredes que albergan la plomería. El moho también puede estar presente en otras áreas escondidas y causar “misteriosas” reacciones alérgicas y problemas respiratorios. Por ejemplo, puede estar detrás de los papeles pintados (el pegamento puede actuar como alimento del moho), debajo de las alfombras, alrededor de las unidades de aire acondicionado, en los zócalos y en los alféizares de la ventanas.

Pon atención al baño, la cocina y el sótano

Al ser la humedad un factor en la reproducción de moho, los cuartos donde más se acumula la humedad son el baño, la cocina y el sótano (la lavandería es el otro cuarto donde encontrarás moho a menudo).

Como primer paso te recomiendo que mandes a hacer un tratamiento con pintura selladora (resistente al moho) a estos espacios. Consulta con un contratista.

Baño: Para evitar la aparición de moho en el baño, instala un extractor de aire en el techo y mantenlo en funcionamiento cuando tomes una ducha y después, al menos, durante 30 minutos. Si puedes, abre también ligeramente la ventana cuando te duches para evitar la condensación. Tras ducharte, deshazte del exceso de humedad en el ambiente quitando el agua de las paredes y las puertas de la ducha con una escobilla de goma. Si la ducha lleva cortinas, asegúrate de poner primero un forro de plástico resistente al moho. Cuando acabes de usar el baño tras asearte, invierte un par de minutos en secar con un paño absorbente todas las superficies que veas húmedas.

Para evitar las manchas negruzcas en la lechada de los baldosines (evidencia de la presencia de moho), se aconseja aplicar un sellador impermeabilizante en la lechada. Consulta con un contratista.

Cocina: Al igual que en el baño, intenta mantener secas todas las superficies de la cocina y comprueba periódicamente que no haya fugas de agua en los grifos ni en las cañerías debajo del fregadero. Cuando estés hirviendo agua en la estufa, mantén la cazuela tapada para evitar la evaporación del agua y enciende el extractor. Además, toma la precaución de secar constantemente cualquier contenedor de plástico que uses, ya sea para reciclar botellas o almacenar latas, porque la humedad acumulada en el fondo del contenedor es un caldo de cultivo para el moho. Limpia también periódicamente debajo y detrás del refrigerador porque son dos espacios donde tienden a acumularse la humedad y a proliferar el moho.

Sótano: Por su ubicación, presencia de cañerías y falta de ventilación, los sótanos son otro lugar propenso a la aparición de moho. Además de detectar y arreglar inmediatamente cualquier escape de agua, te aconsejo que evites convertir el sótano en un almacén de trastos viejos (evita especialmente acumular papeles o telas).

Cómo limpiar el moho

  • El tamaño del área afectada por la proliferación de moho es uno de los factores que determina si tú puedes hacerte cargo de quitar y limpiar este tipo de hongo o si debes contratar a un profesional que lo haga. De acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, EPA (en ingles), si la extensión de la mancha de moho es de unos 10 pies cuadrados (unos 3 pies por 3 pies), es recomendable contratar los servicios de un profesional con referencias y probada experiencia en este tipo de trabajo. El profesional tiene que estar al corriente y seguir las directrices establecidas por la EPA u otra agencia gubernamental. Sigue esta guía en español de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Abre ventanas y puertas para que el espacio esté adecuadamente ventilado.
  • Usa ropa que te puedas deshacer o que puedas lavar inmediatamente, y botas y guantes de goma, lentes de seguridad y una máscara N-95 (en una ferretería encontrarás paquetes de 15 máscaras N-95 por unos $20 o más).
  • Para quitar el moho de superficies duras, mezcla una taza de cloro (lejía) en 1 galón de agua y frota con un cepillo duro. Enjuaga con agua limpia y luego seca. Utiliza este método y nunca mezcles el cloro con amoníaco u otro producto de limpieza.

Alternativas naturales

Aunque el cloro o lejía con agua elimina bien el moho, los vapores que emanan de la mezcla pueden resultar dañinos para cualquier persona, pero sobre todo si sufren de alergias o problemas respiratorios. Si prefieres una alternativa natural igualmente eficaz contra el moho, prueba una de estas opciones:

  • Mezcla una taza de Bórax en un galón de agua caliente. Pon la mezcla en una botella de espray y rocía sobre la mancha de moho. Deja actuar durante media hora y limpia a continuación con un paño.
  • Pon vinagre blanco destilado en una botella en espray (¡sin mezclar con agua!) y rocía sobre las manchas de moho. Deja actuar unos minutos y limpia con un paño, pero sin enjuagar.Pon peróxido de hidrógeno sin diluir en una botella de espray y rocía sobre las manchas de moho. Deja actuar 10 minutos y limpia con un paño pero sin enjuagar.
  • Mezcla media cucharadita de bicarbonato de sodio con agua en una botella en espray. Rocía sobre las manchas y frota con un cepillo. Enjuaga y seca.
  • Mezcla una cucharadita de aceite de árbol de té (tea tree oil) en una taza de agua. Rocía la mezcla sobre las manchas y limpia a continuación con un paño.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto