Skip to content
 

10 hermosas plantas resistentes a la sequía

Del alhelí a la lavanda, creaciones de la naturaleza que no necesitan de mucha agua.

  • Foto: Shutterstock

    La escasez de lluvia ha llevado a algunos estados del país a racionar el agua, así que es difícil pensar en usarla en regadío. Si no quieres renunciar a la belleza de las flores y las plantas que crecen en tu patio o jardín, te recomiendo escoger variedades que se adapten bien a la sequía. Aquí tienes 10 de mis opciones favoritas.

    1 of 13
  • Foto: Istock

    Alhelí

    Conocida por sus bellos colores y delicioso aroma, el alhelí es una planta perenne que resiste muy bien la sequía. Florece en primavera y en verano y las flores salen en forma de racimo en la parte superior. Pon tu planta de alhelí donde da el sol o hay semisombra y recuerda que no necesita mucha agua. Si ves que las hojas empiezan a amarillear, es que necesita abono.

    2 of 13
  • Foto: Shutterstock

    Adelfa

    La adelfa florece en verano y otoño y, dependiendo de la variedad, produce preciosas flores de distintos colores, como amarillo, rosa, rojo, blanco y morado. La adelfa es conocida por adaptarse bien a los climas secos y a la brisa salina (se dan muy bien en zonas costeras) y sus flores emiten una poderosa fragancia. Prefiere el sol o la semisombra.

    3 of 13
  • Foto: Istock

    Cacto

    Al cacto le gusta el sol abundante, especialmente el de la mañana. Como el resto de las plantas suculentas, el cacto resiste muy bien la sequía ya que tiene la capacidad de retener agua en los tallos y las hojas. Es mejor regarlo una vez bien y no volver a hacerlo hasta que la tierra se note bien seca. Asegúrate de que la maceta tenga buen drenaje, ya que es muy sensible al exceso de humedad.

    4 of 13
  • Foto: Istock

    Aloe Vera

    Al igual que otras plantas suculentas, resiste muy bien la sequía. Para mantenerse verde y saludable necesita la luz indirecta y muy poco riego, ya que es sensible al exceso de agua. Asegúrate de que la maceta tenga buen drenaje y riega la tierra, no la planta en sí. Si ves que las hojas se ponen marrones, es que la planta está recibiendo demasiado sol directo. Si empiezan a rizarse, ¡necesita agua!

    5 of 13
  • Foto: Shutterstock

    Salvia

    Esta planta perenne y resistente a la sequía es famosa por su aromático sabor… ¡excelente con la carne y el pollo! El mejor momento para cultivarla es al final de la primavera (y cuando hay abundante sol). Para mediados de verano, antes de que la planta florezca, las hojas estarán listas para ser cosechadas. Si quieres secar las hojas, átalas en un ramito y cuélgalas boca abajo en un lugar aireado y lejos del sol.

    6 of 13
  • Únete a AARP

    Explora Hogar y Familia para consejos sobre relaciones, familia, tecnología y más Únete hoy y obtén excelentes maneras de ahorrar y mantenerte conectado con tu familia

    7 of 13
  • Foto: Shutterstock

    Amapola

    Gracias a sus vibrantes colores, la amapola es el mayor atractivo en cualquier jardín o patio. Es fácil de reconocer por sus característicos cuatro pétalos y todo lo que necesita es sol y un poco de riego (es suficiente con un par de veces a la semana en los meses de más calor). Suele florecer en primavera o en verano y es común ver a esta bella planta silvestre al borde de los caminos.

    8 of 13
  • Foto: Shutterstock

    Sedum

    Conocida por su resistencia a la sequía, es suficiente regarla una vez a la semana en primavera y verano y, si acaso, una vez al mes en invierno. Esta planta da bien en todo tipo de suelos y prefiere abundante luz y sol. Gracias a sus flores, que tienen forma de estrella, es una planta que sirve para la decoración. Además… ¡atraerá a tu jardín a muchas mariposas!

    9 of 13
  • Foto: Istock

    Lavanda

    Esta inconfundible planta, fácil de cultivar y tolerante al calor y a la sequía, te ofrece la perfecta combinación de color y aroma. Por eso, te aconsejo situar las macetas cerca del área donde pases más tiempo en el jardín. Cerciórate de que la maceta tenga buen drenaje porque la planta no tolera el exceso de agua o de humedad. Cuando están secas, las pequeñas flores retienen su aroma durante mucho tiempo.

    10 of 13
  • Foto: Istock

    Lantana

    Fácil de reconocer por sus bellas flores de dos colores, la lantana es muy sencilla de cultivar y resistente a la sequía. Prefiere el sol directo y crece en todo tipo de suelos, aunque es importante un buen drenaje para evitar el exceso de humedad. Dependiendo de la variedad, puedes cultivarlas incluso en cestas colgantes. Su larga floración la convierte en una planta excelente para decorar.

    11 of 13
  • Foto: Shutterstock

    Portulaca

    Se la conoce también como flor de la seda, y sus distintivos colores blancos, amarillos, naranjas, rosas o rojos dan vida a cualquier jardín. Su floración es muy larga, especialmente si tienes la precaución de retirar las flores secas. Le gusta el sol y el calor, pero el riego debe ser moderado y la maceta debe tener buen drenaje. Cuidado con el pulgón, ya que la portulaca es muy susceptible a esta plaga (apenas la detectes rocía la planta con agua enjabonada).

    12 of 13
  • Grant Squibb/Getty Images
    13 of 13

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto