Skip to content
 

3 claves para elegir cortinas

Cómo vestir las ventanas con diferentes estilos, tomando en cuenta la funcionalidad, la luz e incluso la electricidad.

3 claves para el elegir cortinas

Getty Images

Atrás quedaron los tiempos en que la moda dictaba que las cortinas debían ser iguales o combinar unas con otras en la casa. Hoy son un elemento más que sirve para decorar cada cuarto de tu hogar, un accesorio para sacarle el máximo partido a cada ventana. Aquí tienes tres consejos que te ayudarán a escoger el estilo más adecuado para tu hogar.

1. Empieza por preguntarte

Antes de decidirte por un tipo de cortina, piensa en cuál es la función del cuarto, cuánta luz quieres que entre por la ventana y qué tanto de privacidad necesitas en ese espacio. Presta también atención a la vista que tienes en frente de la ventana y decide si prefieres camuflarla (sin bloquear la luz) o usar un tipo de cortina que sirva para enmarcarla y realzarla.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

2. Cortinas, persianas, estores, o paneles

Con tantos modelos que existen, es difícil decidirse por un tipo de cortina para cada ventana. Para ayudarte a elegir, tengo una lista de las opciones más populares.

Visillos y cortinas: Estos son los dos tipos de cortinas que hemos usado tradicionalmente en las ventanas de nuestros hogares. Los visillos suelen estar hechos de telas ligeras o semitransparentes y sirven tanto para decorar como para atenuar la luz que entra por la ventana. Las cortinas de telas de grosores y texturas diferentes pueden usarse por sí solas o como complemento a los visillos. Si buscas una opción decorativa, práctica y que te ahorre en electricidad, combina visillos con cortinas o cortinajes (draperies) agrupados a los lados, ya sea con un recogido o sueltos. La combinación de visillos y cortinas contribuye a aislar la casa del frío, y en verano evita que entre demasiado sol, de esa manera mantiene la casa más fresca.

Persianas: Por ser prácticas en su diseño, las persianas dan un toque moderno y funcional a cualquier habitación. Las hay en una gran variedad de materiales, colores y formas, tanto horizontales como verticales. Su principal ventaja es que te permiten regular fácilmente la intensidad y dirección de la luz. Entre los modelos que hay, las persianas venecianas han aumentado en popularidad en los últimos años, quizá porque son fáciles de limpiar, se ven elegantes y dejan graduar la luz fácilmente.

Estores: Este tipo de cortina, compuesta por un panel de tela que se pliega y se despliega (o se dobla) verticalmente, es una buena opción para ambientes modernos y espacios pequeños. Si lo deseas, puedes combinarlos con cortinas o visillos. En las tiendas de cortinas suelen tener tres tipos de estores: enrollables (la tela se enrolla en torno a un tubo central), plegables (la tela se dobla siguiendo las varillas horizontales instaladas en el estor), y paqueto (sin varillas y, por tanto, más fáciles de quitarlas y lavarlas). Si quieres bloquear la luz por completo, escoge un estor opaco.

Bandós y cortinas cortas tipo café: Estos dos modelos decoran la ventana cubriéndola solo parcialmente. Los bandós (valance, en inglés) son bandas de tela decorativa que cubren la parte superior de las cortinas y añaden un toque elegante y formal a la decoración. Las cortinas cortas tipo café, por el contrario, cubren la mitad inferior de la ventana y ofrecen la combinación perfecta de luz y privacidad. Son ideales para usarlas en las ventanas de la cocina o el baño.

Paneles japoneses: Esta es una opción moderna y minimalista que cada día gana más adeptos, especialmente para vestir ventanales grandes o puertas de vidrio. Se trata simplemente de paneles de tela grandes que se mueven horizontalmente guiados por raíles y que pueden superponerse o encontrarse en el centro. Cada panel es independiente, lo que da la opción de combinar dos paneles diferentes.

3. El mejor estilo para cada habitación

El uso que le damos a cada cuarto, la necesidad de luz o privacidad y el ambiente que queremos crear son los factores que determinarán el estilo de  cortinas que queremos para la casa. A continuación tienes mis opciones favoritas.

Sala y comedor: La elección depende de la decoración que ya tengas en el cuarto y de tu estilo personal. Si tus preferencias en decoración son más tradicionales, escoge unos visillos ligeros y añade a ambos lados unas cortinas recogidas o experimenta con visillos y un bandó en la parte superior de la ventana. Asegúrate de que el tono de ambas cortinas esté en la misma gama de colores y no combines dos tipos de estampados diferentes. Si tu estilo es más moderno, las persianas venecianas en un tono similar al color de la pared harán que la habitación parezca más grande. Si te sientes más aventurero y te gustan las líneas simples y el estilo minimalista, prueba con dos paneles japoneses.

Dormitorio: Además de tomar en cuenta los colores y el estilo de las cortinas en función a tu dormitorio, es importante que estas te permitan graduar la luz. En este caso usa visillos ligeros (que suavicen la luz que entra por la ventana) y combínalos con unas cortinas que tengan incorporado un forro diseñado para bloquear la luz. ¡Lo agradecerás cuando quieras dormir sin que te despierte el sol!

Cocina y baño: Para estos espacios, donde hay humedad, olores y grasa, necesitas unas cortinas de una tela resistente y que se pueda lavar fácilmente. Es también importante dejar entrar la luz lo más que se pueda pero garantizando, al menos en el baño, cierta privacidad. Mis opciones favoritas son los estores estilo paqueto (sin varillas) y las cortinas estilo café, ya que solo cubren la mitad inferior de la ventana. Escógelas en tonos claros y estampados.

Cómo puedes ver, la funcionalidad sigue siendo importante, pero también lo es el estilo con el cual acentúas cada espacio de tu hogar.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto