Skip to content
 

3 pasos efectivos para organizar el garaje

Pon las manos a la obra con estos consejos, ideas y materiales para almacenar.

Tools Handing From Bar In Garage, AARP Home And Garden, Home Improvement, How To Organize A Garage

Foto: Istockphoto

¿Sabes por qué la mayoría no guarda el auto en el garaje? ¡Simplemente porque no cabe! A veces nos olvidamos que el objetivo principal de tener un garaje es que proteja al auto de las inclemencias del tiempo, y de paso, nosotros contamos con un espacio extra para almacenar. Aunque sé por experiencia que organizar el garaje lleva tiempo y energía, te aseguro que el mejor momento para hacerlo es al final del verano. Sigue estos tres consejos para que de una vez por todas tengas el garaje de tus sueños.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

1. Vacía y limpia

Esta es la parte más dura, pero necesaria. Vacía el garaje, deshazte de todo lo que ya no necesitas y haz un inventario de lo que quieres conservar para poder organizar todo eficientemente. Decide también en esta primera etapa cuáles son tus necesidades y prioridades: quieres reservar espacio para el auto, quieres crear un área de trabajo con un banco de herramientas, o simplemente quieres crear espacios limpios, secos y accesibles para almacenar.

Aprovecha dos o tres días en los que vaya a hacer buen tiempo y despeja completamente el camino de entrada. Antes de sacar todo el contenido del garaje, delimita un área donde poner las cosas clasificadas en tres grupos: lo que va directamente a la basura (consulta con la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos si quieres deshacerte de químicos y otros contaminantes); lo que quieras donar (prueba con Salvation Army o Big Brother Big Sister Foundation); y lo que quieras vender (puede ser por sitios web tales como Craigslist o eBay). No olvides que lo que no has usado en los últimos tres años, ¡no lo necesitas!

Una vez tengas el garaje vacío, aprovecha para limpiar bien el piso. Espolvorea sobre las manchas cualquier detergente en polvo mezclado con bicarbonato de sodio y déjalo actuar por 30 minutos. Añade a continuación un chorrito de vinagre blanco y frota con un cepillo duro. Si tu garaje tiene manchas de aceite para automóvil, te aconsejo poner sobre la mancha la arena que venden para la caja de los gatos, que no solamente ayudará a absorber la grasa, sino también evitará que uno se resbale accidentalmente.

2. Clasifica y organiza

Con el garaje vacío, estudia bien el espacio del que dispongas y designa cuatro o cinco áreas donde ir agrupando los objetos relacionados con un mismo tema, por ejemplo: herramientas de trabajo, jardinería (incluida la cortadora de césped), muebles del jardín, restos de pintura y otros materiales de renovaciones y reparaciones, bicicletas, juguetes y material deportivo, decoraciones de Navidad, y otros.

Presta ahora especial atención a los contenedores que tengas en el garaje. Mi primera recomendación es que elimines todas las cajas de cartón (¡les encantan a las cucarachas y a los ratones!) y las sustituyas por cajas de plástico duro de distintos tamaños y con una tapa que se cierre herméticamente. Para identificar rápidamente lo que buscas, te aconsejo que, además de etiquetar su contenido, uses cajas de plástico de distintos colores. Yo, por ejemplo, pongo en cajas rojas todas mis decoraciones navideñas y de estación.

Como los garajes son húmedos por naturaleza, te aconsejo poner las cajas o cualquier otra cosa en estanterías y tableros de clavijas (o pegboards).

3. Aprovecha paredes y techos

Estudia cuidadosamente las paredes para aprovechar al máximo el espacio vertical. Te aconsejo recurrir a las estanterías diseñadas especialmente para garajes (fabricadas en materiales más resistentes e inoxidables). Pon todas las que puedas en las paredes y organiza de la siguiente manera:

  • Pon en los estantes más altos lo que uses con menos frecuencia y en los que estén a la altura de los ojos lo que necesites tener más a mano.
  • Intercala las estanterías con tableros de clavijas colgados en la pared.
  • Pon en cada agujero del tablero ganchos de distintos tamaños y cuelga de ellos las herramientas que uses con más frecuencia o incluso baldes (o cubos) pequeños donde puedas poner objetos misceláneos como cepillos, tornillos, reglas y otros.
  • Usa frascos de vidrio para organizar las tuercas, clavos y tornillos. (De vidrio porque permiten ver fácilmente lo que hay en el interior; recíclalos de los que tengas en la cocina).
  • Aprovecha también los espacios verticales que a veces quedan entre estantes para guardar ahí objetos largos (bates de béisbol, palas para limpiar la nieve, tablones de madera). Para mantenerlos recogidos y verticales, pon entre ambos estantes un cordón elástico de los que tienen un gancho en cada extremo (bungee cords).

Para sacar el máximo provecho al techo, espacio que generalmente ignoramos, sigue estos pasos:

  • Cuelga directamente del techo un módulo (o caja) de almacenamiento (pregunta en tu ferretería favorita por ceiling storage units). Son fáciles de instalar.
  • Almacena en este módulo los objetos más voluminosos y que uses con menos frecuencia, como la caja roja con los adornos de Navidad.
  • Pon a continuación unos cuantos ganchos en las rejillas (esto módulos suelen ser de rejilla) para colgar bicicletas, herramientas, raquetas y otros.

Recuerda que ahora que tu garaje está limpio y organizado, el truco está en mantenerlo así. Resiste la tentación de convertirlo en un “cajón de sastre”, en el que cabe todo. La recompensa te llegará en forma de alivio y satisfacción, que disfrutarás cada vez que estaciones tu auto en el garaje y encuentres rápidamente lo que buscabas.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto