Skip to content
 

3 ideas para sacarle partido a un baño pequeño

Con simples cambios en la decoración lograrás más espacio para almacenar y la ilusión óptica de amplitud.

Cuarto de baño con dos toallas verdes, Cómo obtener el máximo partido de un baño pequeño

Foto: Getty Images

Combina colores cálidos con texturas o diseños que den la ilusión óptica de mayor amplitud.

Toallas, jabones, maquillaje, medicamentos, secadores del cabello, afeitadora... ¿cómo encontrar espacio para todo esto si puedes contar con los dedos de la mano los metros que tiene tu baño? Te ofrezco tres ideas que van a solucionarte ese problema, y además le darán al baño la ilusión óptica de amplitud.

1. Cómo añadir espacio de almacenaje

Por muy pequeño que sea, el baño esconde valioso espacio de almacenaje si sabes dónde buscar. La pared detrás del inodoro, el interior del vanity o tocador y el espacio detrás de la puerta son buenos sitios para empezar.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

  • La pared detrás del inodoro es ideal para poner uno de los muebles o estanterías que hay en las tiendas especialmente para este espacio. Escoge un modelo que tenga un diseño sencillo —con líneas simples y sin adornos, para que no carguen visualmente el espacio— y pon en las estanterías toallas dobladas e intercaladas con pequeñas cestas. Usa las cestas para guardar el papel higiénico, productos de aseo extra y cualquier otra cosa que quieras tener a mano pero no necesariamente a la vista.
  • Dentro del vanity o tocador suele haber un espacio que generalmente queda obstruido por las tuberías que llevan el agua al lavamanos. Te aconsejo comprar —para este espacio— las pequeñas estanterías que suelen vender para ponerlas debajo del fregadero de la cocina. Pon en las estanterías cestas o pequeños contenedores de plástico transparentes para guardar tus productos de aseo. Puedes probar también poniendo en una estantería dos bandejas pequeñas tipo Lazy Susan, apiladas una encima de otra. Este sistema giratorio es perfecto para tener organizado, visible y a mano los pequeños cosméticos, esmaltes de uñas, y otros.
  • Tradicionalmente el único modo en que se aprovechaba el espacio detrás de la puerta del baño era poniendo un gancho para colgar una toalla o la bata. Si te das una vuelta por la tienda de accesorios para el hogar de tu barrio, encontrarás soluciones más prácticas y creativas para sacarle partido a ese espacio escondido. Mi consejo es que escojas los sistemas de ganchos que se cuelgan de la parte superior de la puerta sin ninguna instalación (over the door hooks) y que incluyen cuatro o cinco ganchos independientes. O bien, puedes usar las bolsas transparentes con “bolsillos” que suelen vender para guardar los zapatos. Cuelga una detrás de la puerta del baño y pon en cada bolsillo pequeñas toallitas dobladas, productos de aseo, el secador del cabello y otros accesorios.

2. La magia de la luz y los espejos

Añadir un espejo para agrandar un espacio pequeño es uno de los viejos trucos de los decoradores. El baño no es excepción. Dependiendo del espacio del que dispongas, piensa en poner espejos en la mitad superior de la pared más larga. Si te gusta esta idea, una solución económica y fácil de instalar es usar baldosas —o azulejos— de espejo (mirror tiles) autoadhesivas. Simplemente pégalas en la pared una al lado de la otra o creando un diseño que te guste. (Un pequeño detalle: los azulejos de espejo resisten la humedad típica del baño, pero no están pensados para entrar en contacto directo con el agua).

La luz también juega un papel importante a la hora de hacer que un baño pequeño parezca más grande. En lugar de una luz central en el techo, es preferible tener lámparas o luminarias encima o en ambos lados del lavamanos. Escoge las bombillas con cuidado (en la ferretería encontrarás gran variedad de colores e intensidades) para conseguir que la iluminación resulte suficiente, pero con un matiz suave. Si te maquillas en el baño, escoge bombillas blancas y colócalas en ambos lados del espejo para evitar sombras.

3. Experimenta con colores, diseños y textiles

Aunque tradicionalmente se ha considerado que los colores intensos u oscuros tienden a achicar un cuarto, resulta también que pueden darle carácter y personalidad a un baño pequeño. Esto es especialmente cierto si combinas colores ricos y cálidos con texturas o diseños que den la ilusión óptica de mayor amplitud. Si tu baño parece demasiado estrecho, píntalo en un tono luminoso (como ámbar y azul cielo) y añade a la pared rayas horizontales en un color hueso o crema ¡Verás cómo se siente más amplio! Si pintas las rayas en sentido vertical, el efecto que conseguirás es que el techo parezca más alto y el espacio más amplio.

Los sanitarios y los azulejos, por otro lado, hacen que el baño pequeño se vea “frío”. Por eso es tan importante prestar atención a los textiles, como las toallas y las cortinas de baño. Escoge ambas en colores y diseños que reflejen tu estilo personal, pero evita los estampados demasiado grandes. Para reservar un espacio a las toallas que usas a diario, prueba una de las siguientes soluciones:

  • Apoya una escalera de bambú u otro material rígido contra la pared y pon una toalla en cada escalón;
  • recicla un viejo perchero tipo árbol (coat rack) y ponlo detrás de la puerta. Cuelga una toalla en cada gancho;
  • instala detrás de la puerta dos barras para toallas a diferentes alturas para duplicar el espacio para colgar.

Recuerda que, cuando se trata de sacar el máximo partido a un baño pequeño, ¡la imaginación es muy valiosa!

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto