Skip to content
 

5 ideas económicas para hacer compost

Aprovecha los desechos convirtiéndolos en abono natural para tus plantas.

Primer plano de unas manos sosteniendo abono - 5 ideas económicas para hacer su propio compost

Foto: Francesca Yorke/Getty Images

El mejor compostaje puede estar más cerca de lo que tú crees.

Si has comprado alguna vez compost en las tiendas de jardinería, sabrás muy bien el precio tan caro de este abono natural capaz de dar nueva vida a tu jardín o a tus plantas interiores. Si además eres consciente del efecto que tiene la basura y los desechos atrapados en bolsas de plástico en el medioambiente, seguro que te habrás preguntado cómo reciclarlos. La respuesta es sencilla: convierte los desechos en abono orgánico. Aquí tienes cinco ideas para hacer tu propio compostaje ¡y ahorrar!

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

1. Cómo hacer compostaje si vives en la ciudad

Aunque vivas en un apartamento en plena ciudad, no tienes por qué renunciar a los beneficios, el ahorro y la satisfacción de hacer tu propio compostaje. Todo lo que necesitas es un buen plan para reciclar algunos de los desperdicios que genera tu hogar regularmente. Empieza por hacerte de un cubo pequeño de plástico o metal que quepa fácilmente debajo del lavaplatos. Añade a continuación 3 ó 4 pulgadas de tierra (unos 8 cm) y un poco de papel de periódico cortado en tiras. Ahora ya está listo para ir poniendo cada día las cáscaras de frutas y verduras (cortalas en trozos pequeños para acelerar la descomposición), los posos de café, las bolsitas y hojas de té, las cáscaras de huevo, el corcho de las botellas de vino, y otros. Lo importante es que no uses restos de comida cocida, carne, pescado, huesos, productos lácteos y, por supuesto, ningún desperdicio de tus mascotas. Recuerda también mezclar bien el compost cada semana y aumenta un puñadito de papel de periódico en tiras si ves que la mezcla está demasiado húmeda.

2. Dale uso a las hojas secas de tu jardín y evita los pesticidas

Las hojas verdes y marrones, los recortes de césped, las ramas y las malezas que produce tu jardín naturalmente es todo lo que necesitas para crear tu propio abono natural. Recuerda dejar fuera las hierbas malas y las plantas que se vean enfermas. Son muchos los aficionados a la jardinería que se preguntan, sin embargo, si se puede poner al compostaje restos de césped o de plantas que fueron tratados con pesticidas o herbicidas. La respuesta depende de los químicos que se hayan usado, ya que cada uno de ellos se mantiene en las plantas y en la tierra por un lapso de tiempo diferente. Como regla general, si has usado un herbicida en su césped para deshacerse de las malas hierbas, espera unas seis semanas antes de poner el pasto cortado en el compostaje. Lo que se puede usar sin problemas son las plantas tratadas con insecticidas que estén aprobados para uso doméstico.

3. Secretos para acelerar la producción del compostaje

Para producir rápidamente un compost de buena calidad que pueda luego usar en su huerta o en sus plantas, asegúrate de incluir estos tres elementos en el proceso:

- Airea y mezcla: Comprueba que tu recipiente tenga los suficientes agujeros en la base y mueve su contenido con frecuencia.

- Equilibra el marrón y el verde: El objetivo es conseguir un buen equilibrio entre los desechos verdes ricos en nitrógeno (frutas, verduras, césped) y los marrones ricos en carbono (hojas secas, paja, astillas, papel). La proporción correcta es 2/3 de material verde y 1/3 de material marrón.

- Manten la humedad adecuada: Tan malo es un compost demasiado húmedo como demasiado seco. Manten los niveles adecuados compensando con agua o con los desechos marrón.

4. El recipiente también cuenta

En las tiendas de jardinería encontrarás cubos de compostaje de distintos modelos y tamaños, pero si prefieres una opción más económica usa un cubo de plástico del tamaño apropiado. Lo importante es elegir un modelo con una tapa que cierre bien y hacer suficientes agujeros en la base (usando una taladradora o simplemente un clavo y un martillo). Este procedimiento asegura que tu compost cuente con suficiente ventilación. Como regla general, haz agujeros en todo el fondo del cubo con una separación de dos pulgadas (5 cm) entre cada uno. Si vas a mantener el cubo en la cocina, mi consejo es que pongas debajo una bandeja forrada con papel de periódico. De este modo, mantendrás el área limpia y el papel absorberá el exceso de humedad. Otra buena idea es mantener un pequeño recipiente (si prefieres comprar uno, escoje un modelo que incluya un filtro de carbón en la tapa para evitar los olores) cerca del lavaplatos para echar los restos de comida. Al final del día, después de verificar que todos los restos estén cortados en trozos pequeños, pónlos en el cubo de compostaje.

5. ¿Está listo el compost? ¡Tu bolsillo y tus plantas lo necesitan!

El tiempo necesario para producir compost de buena calidad depende de muchos factores, entre ellos, el tamaño, los ingredientes que se incluyan, la frecuencia con que se mezcle y el método de compostaje que elijas. Una pila de desechos en el jardín, bien mantenida, puede producir compost en poco más de un mes. Si mantienes un cubo de compostaje en la cocina, su compost estará listo cuando se haya reducido a aproximadamente un tercio de su volumen original. Además, debe tener un color negruzco, una consistencia terrosa y oler a tierra fresca (no a amoníaco). Una vez listo, este abono orgánico es excelente tanto para mezclarlo con la tierra de tu jardín como para añadirlo a sus macetas.

Menos basura, plantas y hortalizas más saludables y más dinero en su bolsillo... ¿Qué esperas para hacer tu propio compost?

Cristina Mella es una experta en decoración y estilo de vida, que escribe columnas especializadas en el hogar en su sitio web cristinamella.com.

¿Qué

0 |

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto